comunidades

20 remedios naturales para tener un aire limpio y saludable en casa




Solemos poner especial hincapié en la decoración de nuestro hogar sin reparar tanto en el ambiente y en la ventilación del mismo. Sin embargo, ¿qué hay más importante que el aire que respiramos? Probablemente pocas cosas. Por ello, hoy queremos centrarnos en este aspecto tan importante de nuestro día a día y que repercute de manera directa en nuestra salud. Aprende con estos trucos todo lo referente al mantenimiento, higiene y aroma del aire en tu hogar.

Para empezar: información, sentido común y prioridades

Tal y como hacemos con el cambio de hábitos en otros aspectos de nuestra vida, es hora de leer a conciencia sobre qué opciones son las más adecuadas según nuestro tipo de vivienda y edificio: qué estructura presenta, qué tipo de ventanas tenemos, qué calefacción... A rasgos generales, hay trucos válidos para todos los hogares, pero seguro que has aprendido algún que otro consejo especial para tu tipo de vivienda. Por supuesto, el sentido común siempre te va a ayudar mucho en estos casos, y es que nadie mejor que tú para revisar las peculiaridades de tu casa.

Por último, haz caso a tu escala de prioridades. Si, para ti, la felicidad y el confort de tu casa están en el 'TOP 5' de requerimientos vitales, ¡necesitas invertir todos los recursos posibles en ellos! Especial mención a los papás y mamás que nos leen: el aire que respiran los niños es urgente que sea limpio y lo más saludable posible. Mientras tanto y por si acaso, te damos algunos consejos para aplicar desde ya. ¡Prometido!

Reduce la humedad y esmérate en la limpieza de los textiles

La humedad es un caldo de cultivo ideal para bacterias, hongos y otros microorganismos nocivos para nuestra salud (una cosa es que convivamos con ellos y otra ''tocar a sus puertas'' directamente y exponernos a una convivencia extrema)

- Cambia, lava y sacude tus textiles a menudo. Hablamos de cojines, sábanas, mantas, edredones...

- Lava, al menos, las fundas de colchón y almohadas a 60 grados centígrados.

- Si las alfombras 'se te resisten' y no tienes dónde guardarlas, ¿has pensado liberarte de ellas durante una temporada? No son absolutamente necesarias. En cambio, son los textiles que más polvo generan.

- Extrema los cuidados al aspirar. Emplea una aspiradora con doble filtro si es posible.

- Si no quieres renunciar a las alfombras, hay tipos, como las vinílicas, que no producen tantos ácaros y humedades debido a su composición. Te mostramos un ejemplo a continuación:



- Haz uso de deshumificadores, arregla las averías de fontanería que tengas (tienden a ir a más) y valora las ondas electromagnéticas si 'el tema' se ha complicado y necesitas algo eficiente y
rápido.

Extrema la higiene y el mantenimiento de cocina, baño y trastero. ¡Son los sitios donde suele residir la humedad ambiental y causar numerosas molestias!

-Esto te va a sorprender: ¿sabías que las láminas y los cuadros son potenciadores de ácaros en sí mismos? Piénsatelo dos veces antes de guardar reliquias o poner, a toda costa, un nuevo cuadro en la pared. Pon, en su lugar, un bonito espejo.

Ventilar: ¡necesario y urgente!

Por supuesto, no podemos obviar la correcta ventilación de tu hogar. Una mala ventilación puede provocar mareos, dolencias respiratorias, dolor de cabeza y en algunos casos muy extremos, problemas que derivan en fallecimiento. Por ello, ventila siempre, sea verano o invierno. A continuación, otros consejos para hacerlo de la forma más eficiente y saludable posible:

- Se recomienda ventilar habitación por habitación para evitar las corrientes, vigilando dónde nos encontramos nosotros en cada momento. Además, estaremos evitando resfriados innecesarios.

- En verano, trata de ventilar a primera hora y en un corto periodo de tiempo para que el aire acondicionado no se escape o bien que no entre demasiado calor por la ventana.

- Incienso, velas y aerosoles no suelen ser muy recomendables para mantener el aire saludable y limpio en casa. Utiliza, en su lugar, ambientadores naturales como los que te citamos al final de este artículo.

- Hazlo todo de una forma pausada, consciente ¡y si es necesario, lenta! Disfrutarás de poner tu casa a punto.

El aroma define tu hogar

Que nuestro hogar posea  un aroma saludable, apetecible y atractivo es fácil si aplicamos algunos trucos caseros. ¡No podíamos hablarte de cómo tener un aire fresco y limpio en una Vivienda Saludable sin citarlos!

- Olores cítricos: son inhibidores de malos olores por excelencia. Puedes utilizar las cáscaras de los limones y naranjas que uses para cocinar como ambientadores por toda la casa.

- ¿Sabes que la sal marina libera a los armarios de las humedades? No dudes en colocar estratégicamente este ingrediente en los armarios de tu hogar.

- Tu 'excusa ideal' es llenar la casa de flores, vistosas y armoniosas con la decoración, pero, sobre todo, ¡que describan tu personalidad!



- A la hora de limpiar los muebles, hazlo con productos ecológicos (limón, vinagre o bicarbonato) y con un paño húmedo. Evitarás que se acumulen bacterias y el aire estará libre de ingredientes tóxicos.

- Por último, pon 'un poco' de suavizante en un recipiente en la entrada a tu hogar o detrás de la puerta, en algún lugar disimulado. ¡El aroma a limpio será indiscutible!

Esperamos que con la ayuda de estos trucos sostenibles, poco a poco, puedas sentirte orgulloso del aire que se respira en tu hogar. ¡No olvides visitar el Blog de Vivienda Saludable para completar esta información!

¡Nos vemos pronto!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos