comunidades

Di ADIÓS definitivamente a los ácaros en tu hogar gracias a estos trucos




Ácaros.. ¡esos dichosos bichitos que inundan nuestro hogar sin apenas darnos cuenta! ¿A vosotros también os está picando la piel al leer sobre ellos? Os pedimos que aguantéis durante unos minutos porque vamos a hablar un poco más sobre estas bacterias. Eso sí, con un propósito claro: acabar con ellas en nuestro hogar. ¿Nos acompañáis?

Para empezar, tengamos claro que hay varias tipologías dentro de lo que comunmente llamamos 'ácaros', pero los que hoy nos incumben son los ácaros del polvo, los más comunes en las casas. Estos ínfimos arácnidos son responsables de alergias y otras molestias y se acumulan generalmente en dormitorios, principalmente en la ropa de cama o en toallas, así como en las alfombras a lo largo y ancho de tu hogar. ¿Qué hacer para mantener a raya a estos seres que nos hacen la vida imposible? Toma nota: ¡si unes todos estos trucos, estarás tomando medidas importantes para evitar que haya ácaros en tu casa!

- Aunque los ácaros pueden aparecer en cualquier casa y es difícil evitarlos por completo, cambiar a menudo tu ropa de cama puede ser una buena herramienta para luchar contra ellos.

- Pero no sólo se trata de lavar tus sábanas, sino de que al menos las fundas de las almohadas y del colchón estén sometidas a temperaturas de 60 grados centígrados en la lavadora. ¡Recuerda hacerlo en todos los lavados!



- ¿Sabías que hay quien, además de lavar la ropa a dicha temperatura, la congela previamente? Aunque esto no eliminará los alérgenos, sí te librarás de los ácaros del polvo por unos días u horas. Se trata de introducir en el congelador algunas prendas que veas susceptibles de contraer estas bacterias: fundas de almohadas, fundas de colchones...

- Evitar adquirir aquellos textiles que generen o atrapen el polvo con mayor facilidad es otro truco a tener en cuenta. Si dichas prendas son difíciles de lavar con la frecuencia que necesitas, esta será otra desventaja. ¡Ten en cuenta cualquier detalle por mínimo que sea! Todo ayudará.

- Si tienes peques, tendrás que extremar igualmente la higiene en su habitación. Lava cuidadosamente y muy frecuentemente sus peluches preferidos, así como los textiles de su habitación, especialmente alfombras y ropa de cama.

- Si las alfombras 'se te resisten', es hora de desprenderte de ellas por una temporada. Son las prendas más difíciles de lavar pero además las que más ácaros suelen atraer.



- ¿Te has mudado a un piso con moqueta? Sí, sabemos que puede pasar de ser algo práctico a una auténtica pesadilla en cuanto a generador de polvo, pelusas y ácaros se refiere. Si esto te ha ocurrido y no puedes evitarlo, empieza a pensar en crear un planning o presupuesto para quitarlas. Tu salud lo agradecerá.

- Sí a la aspiradora: las alfombras son el mayor refugio para los ácaros, por ello, la aspiradora debe convertirse en una de tu mejores amigas.  Si tu aspiradora tiene microfiltro de doble capa, mejor que mejor.

- Cuidado con objetos decorativos que atraigan poderosamente a los ácaros. Hablamos de cortinas difíciles de lavar, demasiados elementos decorativos repartidos en tu hogar, así como revisteros o figuras de porcelana y otras antigüedades.

- Tanto en la calefacción como en la refrigeración de tu hogar, convendrá instalar un filtro de alta eficacia, precisamente concebido para este tema.

- Fuera 'reliquias' textiles, tales como: esa colcha antigua de la abuela a la que tienes tanto cariño o almohadones de plumas que, por buenos que sean, solo acumulan ácaros y otras bacterias.

- Por cierto, las láminas y cuadros de tu niñez, aunque no lo creas, son igualmente generadoras y potenciadoras de ácaros. Todo se debe a los materiales de los que suelen estar compuestos con los marcos y bases de estos, así como los efectos de la pintura con el paso de los años.



- Volviendo a los juguetes: limpiarlos en seco con un sencillo trapo ligeramente húmedo bastará para deshacerte de ellos. ¡Hazlo a menudo, eso sí!

- Por supuesto, ventilar la casa correctamente es otro factor clave en la eliminación de estos seres vivos. No dudes en hacerlo varias veces al día.

- Si tienes mascota... sí, lo has adivinado, también deberás extremar con ella la higiene. ¿Sabías que el uso de aceite vegetal en su dieta hará que luzca una piel más hidratada y, por lo tanto, no favorecerá la aparición de ácaros?

- Por último, queremos recordarte que hoy en día existen numerosos trucos caseros, como los preparados a base de bicarbonato sódico o agua oxigenada, poderosos agentes naturales antiácaros. ¡Pruébalos!

Te invitamos a completar esta información con los consejos que nos da, cada semana, el blog de Vivienda Saludable

¡Hasta el próximo capítulo! 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos