Herramientas de Bricolaje Idea guardada 6 veces
La valoración media de 3 personas es: Muy buena

Trucos de aislamiento de tejados

Para el aislamiento del tejado y conseguir un buen aislamiento térmico, es frecuente la colocación de un fieltro aislante.

Con unos sencillos pasos cualquier bricoman puede conseguir un buen aislamiento térmico del desván de su casa.

1. Limpiar el suelo del desván utilizando para ello un aspirador dotado de una boquilla que permita llegar a todos los rincones. Eliminar el polvillo que se produce si se carece de aspirador.
2. Partiendo de la parte más cercana al alero se va desplegando el rollo de aislantes. Se deja una ligera separación entre pared y alero para que circule aire por el desván sin pérdida del aislamiento tejado.
3. Si no se puede llegar al punto de arranque del alero, el fieltro aislante se puede empujar mediante una escoba, cuidando de no deteriorar el fieltro.
4. El fieltro aislante se puede dejar plano sobre el fondo; si el espacio entre vigas es menor que la anchura del fieltro, éste se retorna contra las vigas.
5. Se continúa aislamiento tejado desplegando de los rollos aislantes entre las vigas. Como los suelos de algunos desvanes no soportan el peso de una persona, es preferible repartir el peso disponiendo unas tablas de madera.
6. Cuando se ha desplegado el rollo del fieltro aislante se procede a aplicarle el inicio del nuevo rollo procurando presionar para que la entrega a tope sea perfecta y sin rendijas.
7. Los cables eléctricos de la instalación que pasa por el desván no requieren aislamiento. Es mejor que queden fuera para evitar recalentamientos.
8. Mejor solución es la de fijar los cables (si no están demasiado tensados) en los lados de las vigas y en su parte superior.
9. Cuando se han fijado bien los cables se aplica el fieltro aislante procurando que queden aquéllos al descubierto. En el caso de que haya un sitio donde deban estar cubiertos, se recorta el material aislante.

Otras soluciones del aislamiento térmico Cuando la casa carece de tejado y la habitación se halla bajo una azotea y no hay desván hay que aislar por debajo el techo (ya que difícilmente se podrá operar en una cámara de ventilación). Para realizarlo se pueden llevar a cabo fijaciones de plafones de yeso o de material especial para aislamiento termico por sistemas diversos en el mismo techo. Desde el uso de fijaciones especiales, ganchos o simplemente mediante adhesivos de contacto se conseguirá el aplacado de estos elementos aislantes. Es importante sellar las juntas entre los paneles.

Si el desván ha de ser un sitio habitable, el aislamiento se tendrá que realizar entre los cabríos del tejado. Se pueden utilizar, en principio, los mismos materiales que se emplean para aislar el suelo pero los más cómodos de aplicación son los del tipo de forro que se pueden asegurar transversalmente a los cabríos o también materiales de fieltro aislante en rollo retenidos con listones de madera.

Con el aislamiento del tejado usando fieltro aislante conseguiremos un buen aislamiento termico, lo que nos permite ahorrar en la calefacción de la casa.

Para saber más de nosotros no dudes de visitar nuestra web de bricolaje

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos