Blog de felipe Idea guardada 39 veces
La valoración media de 32 personas es: Muy buena

Cómo convertir un barril en un mueble bar

Muchos personas tienen hoy en día un mueble bar en el salón donde guardar todas las botellas de vino y licores para cuando vienen seres queridos a comer o cenar a casa. Pero a veces no se cuenta con el espacio suficiente en casa para situar un mueble de este tipo o simplemente no queremos gastarnos el dinero solamente para guardar botellas. Si estáis en este caso, os propongo conseguir un mueble bar muy baratito que podréis colgar en vuestra pared. Ya no tendréis excusas para no tener un mueble así   

                                   
Imagen 1
  
Imagen 0


Para nuestro original mueble bar vamos a tunear un barril de madera. Además, necesitaremos unas baldas de tablero aglomerado y aceite de linaza para barnizar el barril.

Del barril, tenemos que cortar el cuerpo del mueble y su tapa. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es poner cinta adhesiva en el barril e introducir unos tornillos roscachapas en los flejes, para que no se nos desmorone al cortarlo. Después, realizaremos los cortes con una sierra de calar específica para madera, más o menos cortamos la mitad del barril.

Para el fondo de nuestro mueble bar, vamos a utilizar una chapa galvanizada, por lo que ponemos el cuerpo del barril sobre la chapa y marcamos con un rotulador para recortarla. Con una mordaza, sujetamos la chapa a la mesa y cortamos con la misma sierra de calar pero sustituyendo la hoja de madera por una adecuada para el metal. Para protegernos los ojos podemos ponernos gafas protectoras, ya que probablemente nos salten algunos trozos.

                                          
Imagen 2


Una vez que tenemos el cuerpo del mueble debemos sujetar la puerta. Para ello, vamos a colocar unas bisagras. Con la sierra de calar, marcamos el lugar donde van a ir situadas. Vaciamos la madera con un formón y atornillamos las bisagras a la tapa con unos tirafondos. Podemos aplicar un poco de adhesivo de montaje en la tapa para reforzarla.

Cuando ya tenemos las bisagras puestas, lo siguiente será colocar la chapa metálica y las baldas. Fijamos la chapa con unos tirafondos y pegamos las baldas que ya tenemos cortadas a medida mediante adhesivo de montaje. Después sujetamos el mueble a la pared con tirafondos también.

Ya sólo nos queda introducir unas alcallatas y una aldabilla entre la puerta y el cuerpo del barril para poder cerrar la puerta. Podemos aplicar aceite de linaza por el exterio para proteger y abrillantar nuestro mueble bar.

¿Qué os parece? Sencillo, ¿verdad? Cuesta imaginar que podemos tunear un barril hasta convertirlo en un mueble bar. Queda precioso y como véis es muy económico y práctico, asi que, ¡animaros!   

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos