Blog de felipe Idea guardada 135 veces
La valoración media de 268 personas es: Muy buena

Cómo taladrar en diferentes superficies

Imagina que quieres colgar un cuadro, pero justo ese lugar en el que quieres colocarlo no es una superficie de pared, sino que es un material distinto. ¿Seguro que te echas para atrás verdad? ¡Eso se acabó! Aquí tienes los consejos definitivos para taladrar cualquier superficie. ¿Comenzamos?



- Metal

Los metales sueles ser materiales muy resistentes, y por lo tanto también muy duros. Cuando vayas a taladrar metal, ten en cuenta que deberás colocar tornillos con holgura para las oscilaciones térmicas. Y, siempre, deberás poner arandelas.

Para que no se mueva la pieza, coloca mordazas. Si no quieres desviarte, haz un agujero previo con un punzón.

- Madera



Taladrar madera es muy sencillo. Lo único que debes de tener en cuenta es el grosor de la pieza seleccionada para escoger la broca adecuada. ¡También tenlo en cuenta con los tornillos!

- Azulejos



¡El más temido! Un error y tendremos que cambiar la pieza entera. Bueno, pues para evitarlo debes seguir los siguientes pasos. Primero pica con un punzón el punto exacto para eliminar la capa brillante y así evitar que se resbale la broca.

Después pon cinta de carrocero por la superficie para que absorba las vibraciones. Si aún así se ha roto, deberás cambiar la pieza.

- Cristal



Aplica muy poca presión y enfría la superficie. Deberás usar una broca con punta de lanza, similar a las cabezas de las flechas. Pero, lo más importante es proteger tus ojos para que no salten esquirlas.

- Ladrillo



Este material deja muchos residuos al 'astillarse' cuando se fragmenta, por lo que es muy importante que pases la broca varias veces por el agujero para quitar todos los residuos y dejar el orificio uniforme. ¡Recuerda! Cuanto más recto, menos presión deberás ejercer.

¡Cuéntanos tu experiencia en la página de bricolaje en Facebook!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos