Bricolaje

Blog de MariaPintado Idea guardada 70 veces
La valoración media de 29 personas es: Muy buena

Reparaciones puntuales para tapizados

Consejos para mantener nuestros asientos

sillas


Con las reparaciones puntuales en los tapizados de los muebles se suele buscar un ahorro económico, de tal manera que sólo se reponen aquellos materiales que están en mal estado. Cuando se hace referencia a la reparación del tapizado de un asiento debe entenderse que el artesano que haga el trabajo será un tapicero, conocedor de las herramientas, los materiales y las técnicas de este oficio.

En las siguientes líneas se muestran algunos puntos que se tendrán en cuenta para hacer pequeñas reparaciones. Ante todo es necesario disponer de las suficientes herramientas para llevar a cabo cualquier tipo de trabajo de tapicería. Por lo general se emplean unas tijeras, grapas, un martillo de tapicero, un cutter y cola. También son necesarios los materiales que se usan en la reparación.

herramientas


El paso del tiempo y un uso continuado de la silla, desgasta y ensucia los materiales que conforman el tapizado. Cuando la base del tapizado se encuentra en mal estado y la tela blanca que cubre las cinchas está muy estropeada se procederá a su reparación de la siguiente manera. Primero se quitará la tela blanca y se eliminará por completo el polvo que pueda haber. Con el fin de no desmontar los muelles y complicar la tarea de reparación, se puede reforzar la base del tapizado colocando sobre las cinchas viejas otras nuevas. Para ello se dispondrán las nuevas cinchas sobre la parte posterior del asiento y se fijarán al bastidor de madera con grapas.

Seguidamente, para dar una sensación de buen acabado y para evitar que el polvo de las fibras vegetales salga al

exterior, se cubrirá la parte posterior del asiento con una tela blanca; ésta se fijará al bastidor de madera con grapas. Todos los bordes de la tela se doblarán hacia el interior con el fin de hacer los puntos de fijación más resistentes y duraderos.

proceso

(clic para ampliar)

A veces hay asientos que tienen las cinchas colocadas por la parte superior, con lo cual no necesitan muelles. Si la base del tapizado está en buen estado, sólo será necesario cubrir la superficie de las cinchas con tela de saco. Para ello, se grapará la tela sobre la madera, procurando hacer los pliegues en los extremos con el fin de reforzarla. Una vez que se hayan fijado dos de los lados en forma de ángulo, podrá cortarse la tela con unas tijeras. Es fácil seguir el corte empleando como guía el perfil del asiento.



Por regla general, los muelles son uno de los elementos que conforman el tapizado de un asiento que no se estropean; por ello en posteriores reparaciones se siguen utilizando. Por lo tanto, para dar confortabilidad a un asiento es preciso volver a coser y atar los muelles, de tal forma que queden distribuidos de manera uniforme por la superficie del asiento. También se puede introducir material de relleno en el interior del asiento. Para

ello se descose la tela de saco por la parte trasera y seguidamente se añaden fibras vegetales para conseguir un mejor acolchado.



(clic para ampliar) 

Finalmente, otra de las pequeñas reparaciones que se suelen hacer es coser la parte frontal del asiento. Para ello se emplea bramante y la aguja semicircular para hacer el punto de escalera que, además de evitar el desplazamiento de las fibras del interior, refuerza esta zona del tapizado.

Agradecimientos: Este texto es un fragmento del libro Aula de Madera Tapicería de Parramon. Fotografía de portada: facilisimo.com/Arbil

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

sillas tapizar textiles ...

Renovar el tapizado de una silla

Un conocimiento que te ahorrará mucho dinero

La desaparición de los oficios artesanales nos pone ante la necesidad de abordar por nuestra cuenta ciertos arreglos muy específicos en el hogar. Uno de los más habituales es el tapizado de sillas, butacas y sillones, ya que la tela se desgasta con el roce, y los muelles se vencen. También interviene el factor decorativo: el tejido puede haber pasado de moda, o simplemente no gustarnos. ...