Blog de felipe Idea guardada 3 veces
La valoración media de 13 personas es: Muy buena

Las cuerdas en el bricolaje

Utilidad doméstica de accesorios deportivos

Las cuerdas tienen muchas posibilidades en el bricolaje casero, tanto en el aspecto decorativo como por las meras funciones de utilidad. Y sin embargo son prácticamente desconocidas. Os invitamos a comprobar la validez de este material, que puede facilitar numerosos montajes provisionales y también servir como soporte permanente.

 

Las cuerdas que aconsejamos emplear son las que se utilizan en náutica, dadas sus garantías de resistencia y duración. Diseñados para trabajar en las condiciones más extremas de carga y corrosión, los cabos ofrecen la máxima garantía para cualquier necesidad de sujeción en el hogar. Veamos algunos ejemplos.

Aquí os mostramos diversas cuerdas muy aptas para el bricolaje. Las dos finas son drizas del número 4, calculadas para aguantar más de 300 kilos. Las hay en muchos colores, que podemos escoger en armonía con la decoración del lugar donde las emplacemos.

Esta es una cuerda de la clase llamada escota. La funda exterior es más blanda, por ello se ha escogido para asegurar una hilera de estanterías metálicas de gran altura, sin que la presión dañe las aristas de la columna.

El sencillo especiero se ha fabricado con tablas de un palet pequeño. Y como sujeción de los botes sirve muy bien la driza, que ofrece la debida resistencia sin que haya molestos golpes al colocar las especias.

Nueva prestación de las cuerdas como barandilla. Esta plataforma se destina a almacenar sombreros, y aquí el grosor de la cuerda tiene sólo funciones estéticas.

Otros accesorios náuticos tienen inmejorable utilidad en las casas. La pieza que vemos en la imagen se llama cornamusa, y sirve para afirmar rápidamente una cuerda sometida a tensión. En este caso es el amarre de la plataforma que hemos visto en la imagen previa.

En los ángulos del recorrido podemos servirnos de las poleas normales para los tendederos. La que vemos en la imagen se ha anclado en el techo con taco químico.

Para finalizar, otra aplicación de los serviciales cabos náuticos. Con unas baldas de contrachapado y unos metros de driza del número 4 hemos fabricado una sencilla estantería colgante, barata y muy práctica, que se instala en un rato y sólo requiere dos fijaciones.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

caja de la fruta caja de fruta reciclar caja de fruta ...

Ideas para reciclar cajas de la fruta

Un objeto versátil fácil de decorar

En este reportaje te reunimos algunas fantásticas ideas para reciclar cajas de la fruta, un material que podemos decorar fácilmente y transformar en muchísimas opciones.