Pentrilo Idea guardada 73 veces
La valoración media de 39 personas es: Muy buena

Todas las claves para restaurar las vallas del jardín o la terraza

Por mucho que nos pese, el lijado suele ser la primera fase de cualquier trabajo de restauración, con el objetivo de preparar la superficie (ya sea de metal, de madera...) para su posterior tratado... ¡y qué duro es este paso! Por eso, lo normal es ayudarnos de una lijadora eléctrica, que haga el trabajo 'sucio' por nosotros. Sin embargo, ¿qué pasa con esos huecos, rincones y pequeñas piezas que se escapan del alcance de la lijadora? Pues que nos vemos obligados a tratarlos de forma manual, lo que suele terminar con daños en las manos, las uñas... Sin embargo, hay una solución a la que podemos recurrir y que nos va a ayudar, y mucho, con el proceso de lijado: los guantes de velcro para lijar.



Paredes, tubos, verjas, muebles de madera... Cualquier tipo de superficie puede ser tratada con este tipo de guante, que se adapta a diferentes formas, para llegar a todos los rincones. Incluso puede incorporar una opción de lana, para realizar pulidos. ¿Qué os parece? Así, aunque lo más común es pensar en la decoración y restauración de muebles cuando hablamos de lijado, lo cierto es que es un paso fundamental en muchas tareas del hogar como, por ejemplo, arreglar el aspecto de las vallas exteriores, tanto de terrazas como de jardines. 

Las condiciones climatológicas propias de cada estación (incidencia de los rayos del sol, lluvia, viento, granizo...), unidas al paso del tiempo, van provocando serios daños estéticos en las vallas y barandillas que rodean las terrazas y jardines de nuestras viviendas. Es por eso que cada cierto tiempo nos vemos obligados a realizar una pequeña restauración de las mismas y, por eso, hoy queremos ofreceros algunos consejos. 



Restaurando vallas y barandillas metálicas
Cuando hablamos de la barandilla de una terraza y de la valla que rodea a una vivienda con jardín, lo habitual es que estas sean metálicas. Así, aunque suelen ser mucho más resistentes que las de madera, tienen un gran inconveniente, y es que pueden oxidarse. 



Si no lo tratamos, a la larga el óxido y la corrosión pueden dañar seriamente las superficies. Por esa razón, lo primero que debemos hacer es frotar bien la parte dañada con un cepillo metálico o lana de acero y un producto desoxidante, y dejar actuar. Después, con agua y jabón retiraremos todos los restos y, si vemos que no se ha eliminado todo el óxido, repetiremos el proceso. Así, va a ser en este paso donde nos ayudemos de nuestro guante de velcro para un mejor acabado.

A continuación, antes de proceder a pintar de nuevo la valla, conviene echar una primera capa de imprimación todoterreno, para asegurar la adherencia de la pintura. Después, con un rodillo especial verjas aplicaremos un esmalte para metales, que incluya una protección contra el óxido. Este tipo de producto está recomendado para tratar tubos, vallas, barandillas... Está formado de un cuerpo metálico flexible, que permite rodear bien los barrotes, accediendo a las partes más complicadas. Es muy cómodo de usar y, además, recargar la pintura es muy sencillo. 







El cuidado de las vallas de madera
Cuando tratamos con superficies de madera, lo fundamental es que estas estén recubiertas de un barniz protector que prolongue su duración y mejore su resistencia. Aún así, es inevitable el desgaste con el paso de los años y, por ello, cada cierto tiempo vamos a tener que seguir los siguientes pasos: 



1. Empezaremos comprobando posibles golpes y desperfectos que hayan sufrido. En caso de haberlos, tendremos que aplicar masilla para madera en grietas, huecos, arañazos... Además, puede que tengamos que sustituir algún clavo o tornillo.

2. Después, lijaremos bien la superficie. Al tratarse de una superficie irregular, con huecos entre las tablas, podemos ayudarnos de la lijadora eléctrica para la primera pasada, y de nuestro guante de velcro para lijar los bordes, los huecos y demás detalles.

3. A continuación, aplicaremos dos manos del esmalte o tinte escogido. Para este paso podemos emplear el rodillo especial verjas.

4. Por último, aplicaremos una cera incolora o barniz para proteger bien la superficie, para lo que también nos podemos ayudar del mismo rodillo, o incluso una brocha o paletina especial para barnices. 

Fuente: Hans/Pixabay


¡No os olvidéis de protegerlo todo! 

En cualquier caso, antes de empezar a trabajar con la valla del jardín o la terraza, es fundamental proteger bien la superficie, sobre todo el suelo, ya que cualquier pequeña mancha de pintura puede ser muy difícil de eliminar de este tipo de material. Para ello podemos emplear un plástico autoadhesivo azul especial suelos, es el más indicado para exteriores y ofrecen una mayor estabilidad. El plástico o papel convencional se mueve con facilidad y puede romperse con el roce, sobre todo dada la rugosidad de los suelos de exteriores. Sin embargo, el papel autoadhesivo es antideslizante, resistente, no transfiere residuos y no deja pasar el agua. 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

lijar lijar madera consejos para lijar ...

Consejos para lijar madera

Lijar madera puede llegar a resultar una labor verdaderamente tediosa y trabajosa. A la hora de preparar y mantener nuestros porches, cenadores o tarimas de madera para exterior, este proceso siempre es uno de los que más pereza suele dar. Hoy, te damos una serie de consejos para lijar madera de manera sencilla y eficaz. PARA EL LIJADO MANUAL Si vas a proceder al lijado manual de tu estructura o t ...

cocina limpiar cocina trucos de limpieza ...

¡El microondas no se limpia solo!

Planchar, limpiar las persianas, lavar las cortinas… Hay ciertas tareas de la casa que, comprensiblemente, se nos hacen un poco cuesta arriba, bien por el esfuerzo que requieren, o bien por el tiempo de dedicación que conllevan. Y luego hay otras que, inexplicablemente, vamos retrasando día tras día, a pesar de que en breves minutos las tendríamos listas. ¿Queréis un ejemplo? ¿Hace cuánto q ...

errores al pintar pintar mal pintura ...

Errores más comunes al pintar

Pintar no es una de las tareas más complicadas de bricolaje. Sin embargo, el desconocimiento, la falta de práctica e incluso la precipitación pueden hacer que cometamos algunos errores que hagan que el resultado no sea como esperábamos. Un bote de pintura mal cerrado o no respetar los tiempos de secado pueden estropear nuestra pared, ¿conoces los errores más comunes al pintar? - Mantenimiento del ...

pintura restauración tunear muebles ...

Transforma tus muebles con una mano de pintura

Rústico, vintage, nórdico, romántico... Tan solo tienes que elegir tu estilo y escoger la pintura que mejor encaje con el mismo para transformar tus muebles. ¡Es así de fácil! Esa vieja silla que tienes apartada en un rincón, esa mesa de centro que ha sufrido el desgaste del tiempo, ese antiguo baúl que espera su momento en el desván... ¡Es hora de darles una oportunidad a todos ellos! Y, para ay ...

ordenar libros tapizar ...

Banco tapizado para guardar libros

Muchas veces dejamos por encima libros que vamos a necesitar más tarde y terminamos perdiéndolos de vista. Por eso, si quieres un banco que no solo sea un asiento y ya está, lo mejor que puedes hacer es construir uno tan genial y útil como este, donde poder guardar tus cosas sin problema y saber en todo momento dónde las tienes. ¿Quieres aprender a construirlo? ¡Pues no te pierdas nada! Herramien ...

técnicas decorativas tunear muebles decapado ...

Con una antigua puerta.......

Holaa¡¡ ¿Os acordáis de estos trastos que me trajo mi hijo pequeño? Del mueble de máquina de coser, salvé la puerta y la madera superior Y esta semana le he metido mano a la puerta Ayer sábado, cuando empecé con ella voy a buscar la pasta de madera para tapar las imperfecciones y resulta que se me había terminado. Qué pereza salir a comprarla, así que utilicé la pasta de relieve para manualida ...

pintura pintar paredes preparar paredes ...

Prepara tus paredes antes de pintar y consigue resultados profesionales

Con el tiempo, las paredes de casa pueden sufrir pequeños desperfectos y daños que afectan a la estética de las mismas. Hablamos de golpes, arañazos, manchas, restos de humedades que han permanecido una vez arreglado el problema, pequeñas grietas... Así, en el momento en el que decidimos pintar las paredes, podemos aprovechar para arreglar todos estos daños y conseguir con ello un resultado profes ...