Bricolemar Idea guardada 3 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Razones para elegir bombillas LED

¡¡¡Visita nuestra tienda online de Iluminación LED y elige la bombilla de tu preferencia!!!

Hoy en día tenemos la posibilidad de elegir entre diferentes tipos de bombillas como las LED, las de bajo consumo o ahorradoras, las de halógeno o las incandescentes.

Pero de éstas, las bombillas LED son las que ofrecen la mejor relación de precio-calidad por una gran cantidad de motivos. En esta entrada queremos darte razones para preferir este tipo de iluminación sobre las demás.

¿Por cuáles razones elegir bombillas LED?

Diferentes bombillas y luminarias LED de casquillo fino para elegir la más adecuada para instalar
Diferentes bombillas LED. Imagen tomada de Flickr.
Las bombillas LED son fabricadas a partir de la tecnología Lighting Emmiting Diode que funciona a grandes rasgos, gracias a un diodo semiconductor que es capaz de emitir fotones. Según el artículo de  Xataca Smart Home sobre ¿Qué es la iluminación LED? el autor Pedro Santamaria explica que:

El funcionamiento de un LED consiste en que un electrón al pasar de la banda de conducción a la de valencia, pierde energía la cual se manifiesta en forma de fotón (…) desprendido, con una amplitud, dirección y fase aleatoria. (…)

Gracias a esta tecnología se pueden considerar estas razones para elegir una bombilla LED:

Ahorro energético: o mejor dicho, la eficiencia energética que ofrecen las bombillas LED permiten ahorrar hasta un 80%-85% en facturas de electricidad porque su consumo es mucho menor.

La emisión de calor es menor al resto: una de las mejores razones para adquirir una bombilla LED es que éstas emiten mucho menos calor de lo que las bombillas tradicionales emiten gracias a la eficiencia energética que se mencionó anteriormente, porque durante el proceso de transformación de energía eléctrica en los paquetes de fotones, se producen pérdidas energéticas en forma de calor en menor cantidad que las bombillas tradicionales.

El tiempo de vida útil es considerablemente mayor: gracias a la misma naturaleza de la tecnología LED, estos instrumentos de iluminación tienen un estimado de 45.000 horas de funcionamiento mientras que las bombillas de bajo consumo cuentan con una vida útil estimada alrededor de las 6.000 horas.

La ecología de estas bombillas: a pesar de no disponer de cifras que revelen que el uso de iluminación LED influya positivamente en la reducción de la contaminación, el solo hecho de que estas lámparas no requieran tungsteno ni mercurio para su proceso de fabricación, representa un significativo aporte en la reducción del uso de materiales contaminantes y potencialmente nocivos para la salud.¿Y cuáles factores se deben considerar para seleccionar bombillas LED?

Distintas lámparas y bombillas LED se pueden elegir para diversas habitaciones debido a sus potencias, luminosidades y temperatura de la luz.
Lámparas LED. Imagen tomada de Pixabay.
Al momento de seleccionar bombillas LED se deben tener en cuenta varios factores como:

El tipo de conexión para la bombilla: uno de los principales inconvenientes para comprar e instalar iluminación LED es que no se considera el tipo de conector de la bombilla a la corriente eléctrica. Debido a que estas lámparas se alimentan de corriente continua (CC), los conectores a la electricidad suelen variar y a cada casquillo se le otorga un código de denominación. Así:
E27: casquillos de rosca ancha.

E14: casquillos de rosca fina.

GU5.3: casquillos bipin de 5.33 mm de separación entre pines.

G9: casquillos bipin de 9 mm de separación entre pines para 120V. 

GU10: casquillos bipin de bloqueo con giro de 10 mm de separación entre pines, para 120/230 voltios.

G13: casquillos bipin para tubos fluorescentes T8 y T12 con 12.7 mm de separación entre pines.

Temperatura de la luz o tipo de luz: se denomina así a la clasificación de las bombillas entre luz cálida o amarilla y luz fría o blanca que puedan emitir. Esta diferencia entre temperaturas de luz se toma en cuenta para el tipo de habitación en el hogar que se desee iluminar o bien, para iluminar distintos tipos de locales y edificios. Así:
Luz a 3000K: es una luz cálida o amarillenta ideal para iluminar lugares como salas y comedores, o bien para oficinas.

Luz a 4000K: una luz más fría que la de 3000K, ideal para almacenes.

Luz a 6000K: luz blanca, comparable a la luz del día que suele ser utilizada en lugares como baños y cocinas.

Luz a 6500K: luz blanca, comparable también a la luz del día que se usa específicamente en lugares que requieren una gran iluminación como hospitales y fábricas.

La potencia (W) y su equivalencia: se refiere a los Watts que consume cada bombillo. Esta potencia es menor en las bombillas LED que en las incandescentes, las halógenas o inclusive que las ahorradoras. Existen tablas como la que se presenta a continuación que permiten comparar la potencia de las lámparas LED con las del resto, que se sugiere consultar antes de realizar la selección de la bombilla adecuada.
Tabla de referencia para consultar la equivalencia de la potencia de una bombilla LED con lámparas de diversos tipos como las incandescentes, halógenas y ahorradoras para realizar una selección adecuada a la hora de comprar bombillas.
Tabla de equivalencias de potencia entre diferentes tipos de bombillas

El factor potencia (PF): este factor tiene una gran incidencia sobre la calidad de la bombilla. Con este factor es posible medir el grado de eficiencia de la luminaria. Se reconoce como PF al porcentaje de energía aprovechada por las bombillas LED, así como también otros artefactos electrónicos. Viene definido en una escala del 0 al 1 que representa el porcentaje de energía que efectivamente es convertido en luz. Así, si una luminaria viene con FP de 0.6, esto significa que el 60% de la energía es aprovechada para convertirse en luz, mientras que el 40% restante es desperdiciado. Esto implica que mientras más cercano sea el FP a 1, mayor será el aprovechamiento de la energía, mayor será el ahorro pero en consecuencia, mayor será el precio de la bombilla.

La luminosidad o flujo luminoso (Lm): este flujo es la luz que lanza el dispositivo en palabras simples y es medido en lúmenes. La convención general es que mientras mayor sea la potencia de la luminaria, mayor será la luminosidad. Pero en realidad pueden ser factores independientes, por lo que una lámpara con baja potencia en Watts, puede tener un flujo luminoso en Lúmenes mayor que el de potencias mayores y gracias a esto ofrece un mejor aprovechamiento de la energía.Con estos detalles es más sencillo seleccionar una lámpara LED ya que se puede tener un criterio sobre cuál luminaria comprar de acuerdo al presupuesto del que se dispone y de la calidad que se desea obtener de éstas. Cabe destacar que las bombillas LED son una tecnología que aún sigue en desarrollo y que apunta a una mayor eficiencia en el ahorro energético, por lo que aún falta camino por andar para representar una panacea a los altos precios en las facturas de la luz, pero por los momentos ¡cómo ayudan!.

Si deseas adquirir tu propia bombilla LED en función de estos criterios te invitamos a visitar nuestra sección de Iluminación LED en nuestra tienda online, donde encontrarás los mejores precios en luminarias y bombillas LED. Una inversión a mediano y largo plazo para reducir la factura de la electricidad en casa.

Y si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales. O también tienes alguna duda o sugerencia, puedes dejarnos tus comentarios más abajo.

Compártelo en:
Fuente: este post proviene de Bricolemar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Enfriadores evaporativos

Combatir en calor en los meses del verano no siempre es posible con un sistema de aire acondicionado, sobre todo en espacios abiertos, o no es suficiente con los simples ventiladores, que solo mueven ...

Recomendamos