Bricolaje

Blog de MariaPintado Idea guardada 92 veces
La valoración media de 244 personas es: Muy buena

8 consejos para tapizar una silla

¡Renueva tus asientos!


Cambiar el tapizado de nuestras sillas y asientos es la forma más económica de renovar nuestro mobiliario y adaptarlo a nuevos estilos. De hecho, es una práctica bastante común y casi necesaria en el caso de los asientos que más usamos, como la cocina o las de estudio o trabajo, que se van desgastando con el tiempo. Así, vamos a ver algunos prácticos consejos para tapizar una silla.

 

1 Para quitar las grapas lo mejor es ayudarnos con un destornillador plano, haciendo palanca, aunque debemos tener cuidado con no dañar la madera.

 

2 Cuando recortemos la tela con la que vamos a tapizar, debemos cortar unos centímetros más de los necesarios, para evitar quedarnos cortos. Después podremos recortar la zona restante que quede tras haber grapado.

 

3 Si tenéis que cambiar las cintas de la base, lo mejor es colocar primero las cintas o chinchas elásticas bien verticales, o bien horizontales, grapando un extremo a un lado de la silla, tensando bien, y grapando el otro extremo. Después, pondremos las contrarias, entrelazando con las primeras. Una vez acabado el proceso, cubriremos con una tela resistente.



4 Cuando terminemos el trabajo, debemos rematar la parte inferior. Para ello emplearemos un trozo de tela de un tamaño un poco menor (unos dos centímetros) al de la base del asiento. Con esto conseguiremos que el tapizado quede mucho más fijo. Esta tela puede ir grapada también o, para disimular mejor, pegado con un adhesivo adecuado para tela. Si optamos por la primera, las grapas deben colocarse con una distancia de dos centímetros.



5 Cuando renovemos la espuma, lo habitual suelen ser tres capas de 30, 20 y 10 milímetros, que se pegan entre sí con cola de contacto y se colocan en el asiento con la parte más pequeña hacia dentro.

 

6 Si el asiento está en buen estado y sólo queremos darle un nuevo estilo, podemos tapizar encima del existente, ahorrándonos el tener que desmontar. Pero, como hemos dicho, esta opción sólo es válida para asientos que no requieran un cambio de relleno o de los refuerzos.

 

7 Aprovechando que vamos a desmontar la silla, puede ser un buen momento para reparar desperfectos, lijar y volver a pintar y barnizar. Así conseguiremos un resultado final totalmente renovado.

 



8 Es mejor elegir una tela de fibra natural que sintética, pues no tiene electricidad estática. Aunque, en general, a la hora de elegir una tela debemos prestar atención al uso que se va a hacer de los asientos, buscando al mismo tiempo la facilidad para el mantenimiento y la limpieza de la misma.

 

Agradecimientos: Leroy Merlin.  Fotos de Lamismadeayer, Anavazvaz, Auxi36 y Pequena 23

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

restaurar restaurar silla tapizar ...

Vídeo: cómo tapizar una silla

Revisando el canal de bricolaje podemos extraer que uno de los muebles que más se restaura y aprovecha son las sillas antiguas. Y, dentro de este proceso, el paso fundamental es el cambio del tapizado. Ya hemos visto en alguna ocasión cómo se realiza el tapizado de una silla pero, en esta ocasión, vamos a ver los pasos en vídeo. 1 Lo primero es escoger la tela. Debemos elegir una fuerte y resisten ...

sillas tapizar textiles ...

Renovar el tapizado de una silla

Un conocimiento que te ahorrará mucho dinero

La desaparición de los oficios artesanales nos pone ante la necesidad de abordar por nuestra cuenta ciertos arreglos muy específicos en el hogar. Uno de los más habituales es el tapizado de sillas, butacas y sillones, ya que la tela se desgasta con el roce, y los muelles se vencen. También interviene el factor decorativo: el tejido puede haber pasado de moda, o simplemente no gustarnos. ...