Bricolaje

Blog de felipe Idea guardada 28 veces
La valoración media de 89 personas es: Excelente

Resucitar un maniquí

Tratamiento fácil y lucido

Un buen día, evacuando chismes de la buhardilla, descubro encima de una rinconera este viejo maniquí, olvidado como el arpa de Bécquer. Lo pongo junto con un batiburrillo de trastos en un contenedor de obra, y en ese momento llega una simpática vecina, arqueóloga y gran experta en manualidades: "?Por qué tiras esa pieza tan estupenda? Anda, coge el maniquí que vamos a hacerle un tratamiento fácil pero muy lucido, ya verás cómo queda".

 

Lo ponemos en su trípode para estudiar sus posibilidades. El foam que lo recubre está muy castigado con restos de pintura y manchas, pero el cuerpo parece en buen estado, no presenta al tacto bollos ni roturas. Igual que una vieja mesa de madera, con una esmerada sesión de cuidados el maniquí puede quedar como nuevo.

Rápidamente lo "desollamos" y descubrimos la causa de su ligereza: el maniquí es una carcasa de poliéster armado con fibra de vidrio. Una superficie muy buena como soporte, que puede trabajarse de muchas maneras. Nuestra amiga y su hija, también arqueóloga, conocen bien las resinas de poliéster, que permiten a muchos museos exhibir reproducciones de valiosas piezas antiguas. Aquí palpan el relieve para detectar restos de adhesivo del foam: con el tiempo ha amarilleado y se confunde con el soporte.

Aquí podemos ver de cerca el armazón de poliéster con fibra de vidrio (las astillas blancas) un material muy duro y ligero, que se utiliza para hacer cascos de embarcaciones. Además de su dureza, la resina de poliéster es muy resistente a la corrosión, de modo que podemos utilizar un disolvente universal para limpiarlo.

Con un paño de algodón nuestra amiga María quita los restos de adhesivo. Observaremos que se ha puesto un "mono de trabajo", y ha sacado el maniquí a la terraza, no porque vaya a utilizar productos tóxicos sino para ver el trabajo con luz natural. El primer paso del remozado es pintar el maniquí. María ha escogido un esmalte acrílico de color rosa suave, que usará sin rebajar. Antes lo mezcla a conciencia con un palito.

Con un paño de algodón nuestra amiga María quita los restos de adhesivo. Observaremos que se ha puesto un "mono de trabajo", y ha sacado el maniquí a la terraza, no porque vaya a utilizar productos tóxicos sino para ver el trabajo con luz natural. El primer paso del remozado es pintar el maniquí. María ha escogido un esmalte acrílico de color rosa suave, que usará sin rebajar. Antes lo mezcla a conciencia con un palito.

Para pintarlo empleará una paletina de tamaño medio, un buen tamaño de pincel que permitirá pintar el torso rápidamente. María empieza pintando desde arriba. Podemos ver las típicas picaduras en la superficie, causadas por burbujas en el molde al verter la resina. Conseguir un vertido sin burbujas es el caballo de batalla del poliéster, exige esmeradas imprimaciones y un atento vibrado. Aquí podemos ver el nuevo aspecto que va cobrando el viejo y desechado maniquí. Como de costumbre, Coco vigila la nueva bricotarea con enorme interés.

La primera mano se ha completado y dejamos secar según las instrucciones del fabricante. Igual que suele pasar con la madera, el aspecto es desigual y tosco, pero con la segunda capa de pintura mejorará sustancialmente. Inés, la hija de María, da la segunda mano. Durante el secado, ha tenido la precaución de tapar el bote de pintura, y meter la brocha en una bolsa de plástico tras mojarla en disolvente. Así quedará flexible y lista para usar de nuevo, aunque pasen varios días. Tal como pronosticaban nuestras amigas, después de la segunda mano el maniquí ha mejorado sustancialmente. Con esto podría ya hace de percha decorativa en cualquier dormitorio, pero María tiene un plan más ambicioso.

Acabada la fase de pintura, el elemento decisivo en la restauración van a ser estos "cromos" ingleses, muy parecidos a los que usaban para jugar las niñas de su generación. María empezará a cubrir el maniquí desde abajo, utilizando primero los cromos de mayor tamaño. Antes de pegarlos, los selecciona y los presenta para conseguir un conjunto armonioso. Para pegar los cromos está utilizando una cola especial para manualidades, con muy bajo contenido de agua para que el papel de los cromos no se arrugue.

"Es como un jardín", dice María, "se empieza plantando las especies mayores, árboles y arbustos. Ponemos primero los cromos grandes, y los pequeños irán rellenando huecos. Hacerlo al revés da mal resultado". Una vez colocado en su sitio el cromo, hay que alisarlo con un paño para quitarle arrugas, pompas y cualquier anomalía: pronto se gastarían con el rozamiento dando lugar a roturas.

Observaremos tras alisar que todavía se aprecian algunas pequeñas arrugas, pero desaparecerán al secarse la cola. "Es importante", dice María, "componer pequeñas escenas con los dibujos, tratar de que el maniquí esté salpicado de pequeñas historias. Es más divertido hacerlo, y también mirarlo después".

En un descanso ponemos el maniquí en su soporte, y nos quedamos atónitos. Parece mentira que esta elegante pieza sea el viejo trasto que llevaba tantos años arrumbado en la buhardilla.

Hay que procurar no dejar huecos vacíos, ni tampoco que los cromos se pisen unos a otros. Para eso tenemos dibujos de todos los tamaños, que con paciencia y buen hacer formarán un colorido mosaico. El cuidado y el buen gusto de María van dando lugar a una pieza realmente encantadora. "El color de la pintura puede escogerse para que haga juego con la pared o los muebles cercanos, yo los he hecho rojos, negros... El rosa me gusta mucho, es muy alegre y luminoso".

Es importante elegir una buena cola, y repasar cada dibujo con el trapo después de ponerlo. El secreto es conseguir un acabado perfectamente liso, de modo que los dibujos parezcan hechos sobre el mismo maniquí. Como vemos, los cromos grandes, medianos y pequeños se integran en un animado "paisaje", absolutamente único e irrepetible.

María está dando los últimos retoques a su pieza. "¿Ves? Te dije que era un estupendo maniquí. ¿No sería una pena que hubiera acabado en un vertedero?". Desde luego que sí.

¡Y listo! Qué maravilloso trabajo ha hecho nuestra amiga, sólo falta darle un barniz especial de manualidades, que preservará los dibujos muchos años. Gracias, María, por esta lección magistral.

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

restauración y tuneos tuneo de muebles tunear maniqui ...

¡Tunear un viejo maniquí es facilísimo!

El maniquí es algo que todos asociamos a los desvanes llenos de trastos arrinconados Y, naturalmente, igual que tantos enseres de todo tipo, un maniquí se convertirá en un adorno precioso, original, encantador, gracias al tuneo. Antiguamente se fabricaban en cartón, pero desde hace mucho se utiliza otro material, PRFV, es decir, resina reforzada con fibra de vidrio. Esto significa que podremos ...

restauración

Lámpara maniquí femenino

Para convertir un maniquí en una lámpara lo primero será realizar una funda a medida, además de lijar y pintar el pie de madera en un color acorde con la tela escogida. Para el paso del cable de luz realizaremos un agujero con un taladro en el interior del cuello que comunique con la espalda. Al tratarse de un material blando como es la espuma no resulta una operación complicada. En uno de los ext ...

restauración y tuneos búhos diy ...

perchero infantil de búhos

A estas alturas todo el mundo conoce nuestro síndrome de Diógenes, y lo que en principio era un escándalo para la familia "¡Cómo vas a coger algo de la calle!" se ha convertido en "Nena, encontré ésto, lo cogí por si acaso". Así que genial: ahora no sólo tenemos las cosas que recogemos nosotras, sino también las que nos recoge la familia... Tendremos que ir pensando en poner u ...

general

Cambio de aspecto a una mesa

Hola Ya de vuelta en mi casa... que bien!!! no he podido resistirme ha realizar este trabajo... He partido de esta pieza: Se trata de una mesa preciosa que me compré en un rastrillo de Remar... en cuanto la vi fue flechazo... no me lo pensé. Lo primero que le hice fue limpiarla bien y cubrir los arañazos con pasta de madera. Lo siguiente era pintarla... y claro he usado la pintura Annie Sloan Old ...

diy restauraciones

Pintar y decorar un espejo

¡ ESPEJITO ESPEJITO MÁGICO! Érase una vez una hermosa y buena reina que, cosiendo junto a su ventana, se pinchó en el dedo y vio cómo la sangre cayó en la nieve. Fue entonces cuando la reina deseó tener una hija con la piel tan blanca como la nieve, los labios rojos como la sangre y el pelo negro como la noche. Y su deseo se cumplió, naciendo una preciosa y encantadora princesa a quien la reina ju ...

ideas diy palet palét ...

Cómo hacer un escritorio con un palet

Una vez más el blog de hoy trata de decoración y bricolaje a partir de palets, y es que os quería enseñar este original escritorio que he encontrado en la web Decoratrix. Y es que, como veis, han empleado el palet nada más que como mero objeto decorativo y de almacenaje. Por eso, a partir de esta idea nos encontramos con dos opciones. 1 Tunear el escritorio actual. Si tenéis una mesa clásica, dema ...

cesto viejo restauración tuneo ...

Recuperando un viejo cesto

Como ya hicimos el pasado mes de abril con el revistero de mimbre, recuperamos este cesto con el fin de darle un nuevo aire y decorar así la estantería de una habitación infantil. Empezamos como siempre limpiándolo bien, y pasándole una lija fina para que adhiera mejor la pintura, quitándole los restos de polvo. Dimos una capa de imprimación para posteriormente pintarlo de blanco. Pa ...

teja antigüedades pintar teja ...

Cómo decorar una teja

El estilo decorativo rústico, rural, se complementa con antigüedades y piezas muy concretas que son rescatadas, restauradas y decoradas con mucho esmero. Aunque, actualmente, también existen objetos y muebles de nueva colección que ya imitan los moldes y modelos clásicos, como respuesta al enorme auge de la decoración retro y vintage. Sin embargo, nada como los detalles elaborados de una forma art ...

tuneos tunear mueble decoupage ...

Cómo tunear un mueble en 6 pasos

¡Aquí tenemos el sensacional trabajo de Gely con un taquillón viejo y poco favorecido, que nuestra amiga convirtió en un adorno prodigioso! Sigamos a la artista paso a paso en este trabajo: 1.- Después de lijar y dar tapaporos, aplicar tres manos de gesso blanco mezclado con pintura azul. 2.- Escoger motivos en papel para el decoupage y recortarlos. 3.- Fijar los adornos de papel con Alkil, pin ...