Idea guardada 15 veces
La valoración media de 5 personas es: Excelente

Transformar una puerta con dintel recto en arco de paso

¿Por qué suelen tener forma cuadrada los vanos? Sencillamente, porque la carpintería de obra en forma cuadrada resulta mucho más barata que la de formas curvas.

A continuación se explica una manera fácil de convertir una puerta de paso con dintel recto en otra con curva de medio punto. La destreza requerida para esta labor está al alcance de cualquiera.
A continuación se explica una manera fácil de convertir una puerta de paso con dintel recto en otra con curva de medio punto. La destreza requerida para esta labor está al alcance de cualquiera.


Puede que este caso concreto sea precisamente el que está viviendo el lector: una puerta de paso con dintel recto que resulta aburrida al cabo de muchas veces de verla siempre igual.

En primer lugar hay que medir la anchura interior del marco existente. La misma medida deberá tener la plantilla, hecha con tablero aglomerado de 19 mm de grosor, que servirá para formar el arco. Mediante un listón se traza el arco de circunferencia sobre el tablero aglomerado y se recorta dicho arco con una sierra de calar o de vaivén. En la plantilla se realizan unos agujeros distanciados entre si unos 20 cm y a una distancia de 5 cm del margen, los cuales permitirán pasar las mordazas de las cárceles para el encolado del arco.

A continuación se constituye el arco propiamente dicho con 3 tiras de tablero de fibras, cuya anchura corresponderá a la del grosor del marco. Su longitud debe ser 30 cm más que la del desarrollo del arco. Las tiras se encolan entre sí con cola blanca y se comprimen contra la plantilla de aglomerado valiéndose de los agujeros que previamente se han hecho en ella. Para proceder sistemáticamente se aprieta la primera cárcel en el primer agujero y luego sucesivamente en todos los que contornean el arco. La cola debe dejarse que seque durante 15 horas

Los extremos del arco deben ajustarse a los laterales del marco y tendrán que aserrarse formando una especie de cuña, poniendo la máxima atención durante el avance del aserrado para no desviarse (foto 2).
Los extremos del arco deben ajustarse a los laterales del marco y tendrán que aserrarse formando una especie de cuña, poniendo la máxima atención durante el avance del aserrado para no desviarse (foto 2). Es importante que se realice esta operación cuando el arco está aún retenido sobre la plantilla.


A continuación se presenta el arco en el marco de la puerta rectangular (foto 3) y se ajusta, de modo que los lados queden enrasados con la carpintería exterior del marco.

Los senos que quedan entre el arco curvado y el marco de la puerta se rellenan con placas de poliestireno expandido procedente de restos. La curvatura del arco sirve de plantilla para recortar las placas de poliestireno y lograr que encajen comprimidamente en el interior de los huecos. Finalmente, las superficies se igualan con masilla (de las que se disuelven en agua y secan rápidamente). Al objeto de evitar desigualdades superficiales se enrasará con un listón una vez acabada la tarea de masillar.

A continuación se pule con papel de lija del número 80. Esta operación no se podrá realizar hasta que la masilla haya secado por completo. Finalmente queda sólo pintar el arco.

 Se arrancan los junquillos de la puerta de paso. De este modo el arco carecerá de tapajuntas y quedará completamente enrasado con la pared que lo rodea.
Se arrancan los junquillos de la puerta de paso. De este modo el arco  carecerá de tapajuntas y quedará completamente enrasado con la pared que lo rodea.


.

.

.

.

.

.

El arco está constituido por tres tiras de tablero de fibras encoladas entre si mediante una plantilla de tablero aglomerado. Con el serrucho de costilla se aguzan los extremos del arco para que encajen con los laterales del marco.
El arco está constituido por tres tiras de tablero de fibras encoladas entre si mediante una plantilla de tablero aglomerado. Con el serrucho de costilla se aguzan los extremos del arco para que encajen con los laterales del marco.


.

.

.

.

El arco se fija con algunos tirafondos sobre la carpintería del viejo marco (los rebajos que queden se masillarán luego a fin de disimularlos). Conviene que en estos puntos de fijación se suministre un poco de cola. Para lograr un buen encolado del arco con la madera del marco se eliminará la antigua pintura en los puntos de contacto.
El arco se fija con algunos tirafondos sobre la carpintería del viejo marco (los rebajos que queden se masillarán luego a fin de disimularlos). Conviene que en estos puntos de fijación se suministre un poco de cola. Para lograr un buen encolado del arco con la madera del marco se eliminará la antigua pintura en los puntos de contacto.


.

.

.

Los senos o huecos entre el arco y la carpintería recta del marco se rellenan con retales de poliestireno expandido usado, con el cual se logra un relleno rápido. Para recortar las placas de poliestireno se utiliza como plantilla el propio arco.
Los senos o huecos entre el arco y la carpintería recta del marco se rellenan con retales de poliestireno expandido usado, con el cual se logra un relleno rápido. Para recortar las placas de poliestireno se utiliza como plantilla el propio arco.


.

.

.

.

Las placas deben encolarse entre si con cola especial y quedarán comprimidas entre las paredes que las albergan. Dar un poco de cola también a los montantes del viejo marco. Rellenar asimismo la junta entre marco y obra.
Las placas deben encolarse entre si con cola especial y quedarán comprimidas entre las paredes que las albergan. Dar un poco de cola también a los montantes del viejo marco. Rellenar asimismo la junta entre marco y obra.


.

.

.

.

Con masilla soluble al agua y de secado rápido se iguala entonces el relleno de poliestireno. Una vez se haya acabado de dar la masilla y todavía esta tierna se enrasa con ayuda de un listón o trozo de tablero de fibras.
Con masilla soluble al agua y de secado rápido se iguala entonces el relleno de poliestireno. Una vez se haya acabado de dar la masilla y todavía esta tierna se enrasa con ayuda de un listón o trozo de tablero de fibras.


.

.

.

.

Después que haya secado por completo la masilla se pule la superficie con papel de lija. Una vez efectuada esta operación sólo falta pintar.
La entrada Transformar una puerta con dintel recto en arco de paso aparece primero en trucosymanualidades.com.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ingletes reforzados con lengüetas

Un inglete es un ensamble de dos maderos de igual sección que forman un ángulo de 90° y van entregados a tope con un sesgo de 45°. Es la construcción más tradicional y perfecta, ya que con ello no apa ...

Recomendamos