El mirador de Laura Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Ilumina tu vida con LED


  En invierno disfrutamos de menos horas de luz solar, por lo que consumimos mas electricidad. Para que se note lo menos posible en la factura, debemos sustituir toda la iluminación por Led, debido a su elevada eficiencia energética.


 

La tecnología LED consume hasta un 85% menos en comparación con los sistemas de iluminación tradicionales, lo que facilita el ahorro económico. Una bombilla led de 7W ahorra al año mas de 7€ en electricidad, respecto a una incandescente de 40W.




 


 

Tienen una duración de hasta 45.000 horas (lo que supone una vida útil de más de 30 años con un uso medio de 3 horas al día). La larga vida de los productos LED y su resistencia a un enorme número de encendidos y apagados evitan el mantenimiento en un largo periodo de tiempo (la comodidad de pensar que no tendrás que preocuparte ni del mantenimiento ni de su sustitución).


 

Permite disfrutar de un flujo luminoso óptimo y aporta colores reales, lo que permite generar un ambiente que mejora el bienestar personal.


 

Al contrario de las bombillas tradicionales no desprenden calor y no queman al tacto, lo que evita el desperdicio de energía y permite su uso en lugares pequeños y delicados donde ese calor producido puede ser perjudicial. Esto también se traduce en ahorro en refrigeración.


 

La tecnología LED adopta su máximo brillo de forma inmediata y se adaptan a cualquier tipo de lámpara.


 

Al no necesitar de transformador de corriente, que es realmente el que emite el ruido, no emiten ningún zumbido.


 

Resiste temperaturas extremas, además de mayor humedad y vibraciones que los sistemas tradicionales.


 

Se considerara la iluminación verde en el siglo 21 ya que, al contrario que la iluminación tradicional, no contienen productos tóxicos como tungsteno, mercurio o plomo.


 

La iluminación influye en nuestro bienestar y en la decoración de nuestros ambientes. Así, por ejemplo, las luces cálidas y en tonos amarillentos hacen que las habitaciones resulten más acogedoras.


 

La luz fría, al ser muy blanca, activa el cerebro, nos estresa y no resulta agradable. Por lo que se recomienda en zonas de gran actividad como el cuarto de baño o la cocina.








  En el baño debemos contar con dos puntos de luz: uno general y una iluminación más fuerte que podemos colocar junto al espejo para multiplicar la luz, a modo de aplique o incluido en el espejo. De esta manera, saldremos perfect@s de casa!


 

Algunos datos técnicos de interés que deben aparecer en los envases de productos eléctricos, y su traducción para los que no entendemos mucho del tema:

 

La temperatura de color se mide en grados Kelvin. Una temperatura de color alta (5000 y 7000º K) corresponde a la luz fría, y una baja (2000 y 3000º K) a la luz cálida.


 

Toda esta información la he obtenido de la marca FOCCO, líder en luminarias de baño. Podéis encontrar una gran variedad de apliques de esta marca en Leroy Merlín. Y todas ellas con las siguientes ventajas, entre otras:

Máxima funcionalidad: Todos los productos son diseñados para satisfacer las necesidades de iluminación del usuario frente al espejo.
 

 

Amplia gama: Gran variedad de diseños y dimensiones, lo que facilita la integración con el mobiliario en estilo y en tamaño.










Fácil instalación en 10-15 min: Sencillos pasos que cualquier persona podrá realizar gracias a la hoja de instrucciones que incluye cada producto.

BI-LED: La tecnología BILED permite regular la luminaria en intensidad y temperatura de color, haciendo posible que la luminaria se adapte a las diferentes necesidades del usuario en función de las tareas que este realice:
  –  PRECISIÓN (maquillarse, afeitarse)

–  FUNCIONAL (peinarse, higiene dental)

–  AMBIENTAL (ducha, relax)


 

Multisuperficie: Soluciones de iluminación aptas para todo tipo de superficies.
 

 

Máxima seguridad IP44: Indica que las luminarias pueden ser instaladas con seguridad en las zonas 2 y 3.
 

 

Mínimo consumo, máximo ahorro: Menos es más.
  Consumo responsable, ahorro en la factura de la luz y mejor calidad de luz. Al final son las premisas que todos buscamos para iluminar nuestra vida 

 












  Podéis ver las últimas tendencias en lámparas en mi anterior post ¡Y se hizo la luz!

Fuente: este post proviene de El mirador de Laura, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Espacios de trabajo profesionales

Hace tiempo hice unos tableros de ideas para un fábrica con oficinas, donde daba consejos para un interiorismo cuidado relacionado con el Feng Shui. El edificio estaba construido y había que reformarl ...

Las plantas y sus macetas

Las plantas por sí solas ya decoran, pero si además las dejas crecer en macetas bonitas, van a convertirse en las protagonistas de tu casa. A continuación os muestro las plantas que tengo, con macetas ...

Tips para organizar la casa

“Cuando una casa está ordenada, parece que esté limpia”. Supongo que habréis oído muchas veces esta frase… pues es cierto. Y también es cierto que el orden es una parte fundamental ...

Recomendamos