Blog de MariaPintado Idea guardada 23 veces
La valoración media de 21 personas es: Muy buena

Ideas para amueblar el dormitorio

Opciones únicas y artesanales



Esta semana celebramos un especial conjunto en los canales de decoración y bricolaje dedicado a los dormitorios, espacios de la casa muy íntimos y personales. Así, vamos a ver algunas ideas para amueblarlos.

 

Un punto central, el cabecero

Cómo ya hemos dicho en alguna otra ocasión, el cabecero puede convertirse en el punto central que va a captar todas las miradas al entrar en un dormitorio. Así, la mejor forma de asegurarnos de que cumple con nuestros gustos y expectativas, es fabricarlo nosotros mismos. Algunas opciones son:


- Reciclando objetos:
Podemos emplear puertas antiguas de madera, vallas en desuso..  



Foto: facilisimo.com/Martafr1975

 

- Con textiles. Los cabeceros acolchados son una opción muy recurrida en la actualidad, aunque existen otras opciones que podréis encontrar aquí.  

- Con mosaicos. Esta es una idea muy personalizable, ya que cada uno la adoptará a su toque personal. Así, podremos escoger entre mosaicos de cuadros, de cojines, de marcos..

- De madera. Y, de entre todas, la madera de palet se alzará como la posibilidad más versátil y económica.  

 

Eligiendo las mesillas

En torno a la cama, el siguiente paso para amueblar un dormitorio será escoger las mesillas, que delimitarán el espacio. Así, al igual que con el cabecero, las mesillas también ofrecen diferentes opciones.

 

La primera idea es tunear nuestras piezas, pues con ello nos aseguramos conseguir un estilo único, adaptado a nuestros gustos. Así, de piezas clásicas podemos extraer el estilo más moderno y atrevido. Y es que solo tendremos que escoger el diseño que mejor se adapte a nuestra decoración: minimalista, industrial, bohemia.. Las mesillas de TCT son un claro ejemplo de como dos piezas individuales pueden encontrar armonía a partir de la pintura.

 



 

Pero también tenemos la opción de emplear objetos reciclados como mesillas. Martafr1975, por ejemplo, ha decidido convertir una escalera de madera en mesilla. También podemos emplear diferentes maletines o maletas antiguas, una encima de la otra, o unas bobinas de hilo.

 



 

Para almacenaje

Una vez tenemos la parte central de la habitación cubierta, es decir, la cama y la o las mesillas, debemos prestar atención a los espacios de almacenaje, y es ahí cuando entran en juego la cómoda o el sinfonier, dependiendo del espacio del que dispongamos. Este tipo de muebles son idóneos ya que tienen una gran capacidad y, además, suelen ser muy estéticos y decorativos. Lo mejor es que siempre tenemos la opción, una vez más, de recurrir a las diferentes técnicas decorativas para aprovechar las piezas más antiguas o los modelos de líneas más básicas.

 



Foto: facilisimo.com/Evabase

 

Pero, si no tenemos una vieja cómoda que tunear, podemos fabricar una con nuestras propias manos, como esta que vimos en este reportaje, que encontramos en la web La Récup.

 



 

Acompañamos con asientos

Si nos queda libre un rincón de la habitación, sobre todo al lado de la ventana, nada mejor como colocar una bonita mecedora o un cómodo sillón, creando así un agradable rincón de lectura y descanso.

 



Foto: facilisimo.com/Chel72

 

Para integrar el sillón en la decoración podemos cambiar el tapizado, de forma que combine con la colcha, las cortinas.. o, incluso, pintarlo. Podréis ver los pasos para tapizar un sillón aquí, y para pintarlo en este enlace. Además, con esto podréis sacar partido a piezas antiguas que queráis aprovechar y encajar en la decoración del dormitorio.

 

 

Agradecimientos: Foto de portada facilisimo.com/Pilu67

 

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

habitación bebé habitación infantil cuna ...

La habitación del bebé

Ahorra fabricando y restaurando sus muebles

Los muebles del bebé tienen un tiempo de uso limitado, por eso, qué mejor que ahorrarnos un poco de dinero fabricándolos nosotros mismos o restaurando unos antiguos. ¿Te apuntas?