Vivienda Saludable Idea guardada 22 veces
La valoración media de 31 personas es: Buena

Consecuencias de tener plagas en casa y cómo evitarlas

En cualquier vivienda, sobre todo las situadas en zonas rurales o en espacios ajardinados, puede darse la aparición de una plaga, ya sea de insectos rastreros, roedores, insectos voladores o xilófagos. En concreto, entre las plagas más frecuentes se encuentran: las cucarachas, ratas, ratones, arañas, moscas, mosquitos, pulgas y termitas. 

Sin embargo, la presencia de alguno de estos individuos no siempre tiene que significar la existencia de una plaga. Para considerarse plaga debemos encontrar varios de ellos y un elevado número de rastros de los mismos, que alerten de que se trata de un problema mayor. 

Fuente: Vivienda saludable


En función del tipo de agente, las consecuencias pueden ser distintas, aunque todas tienen algo en común, y es que afectan a la salubridad de la vivienda. Además, podemos hablar de otro tipo de consecuencias: 

- Las ratas y ratones pueden transmitir virus y bacterias nocivas para la salud del ser humano. Además, también pueden provocar daños estructurales, en los muebles, en el cableado, en las tuberías...
- Las cucarachas y las moscas pueden provocar una contaminación en los alimentos. 
- Los mosquitos y las arañas causan picaduras de mayor y menor gravedad. 
- Los xilófagos (por ejemplo, las termitas) provocan importantes daños en la estructura de la vivienda y todo lo que sea de madera, lo que se traduce en un gran riesgo para las personas que habitan la vivienda e importantes daños económicos. 
- Los hematófagos, a sean chunches, pulgas..., transmiten enfermedades e irritan la piel. 

De este modo, lo mejor es evitar la colonización a través de tres pautas clave

1. Restricción de alimento. Lo más importante para evitar su atracción es no dejar restos de alimentos, limpiar bien la cocina después de trabajar en ella con alimentos así como la mesa de comedor, no dejar la basura sin tapar... 

2. Restricción de agua. El agua es uno de los focos principales de plagas y, por eso, debemos atender a que no haya acumulaciones de agua en casa. 

3. Tapar vías de acceso. Podemos emplear mosquiteras en puertas y ventanas, faldones en las puertas, revisar techos, vigilar los puntos de agua y luz, sellar los puntos de acceso... Además, cuando recibimos una caja de otros lugares, es recomendable revisarla antes de meterla en casa. 

Si, por el contrario, ya nos hemos visto afectados por una plaga, lo mejor es recurrir a un profesional especializado, que nos haga el correcto diagnóstico y proceda a la eliminación de la misma con el protocolo necesario. 

Aquí encontraréis más consejos para vuestra vivienda... 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos