comunidades

Cómo renovar una vieja silla con pintura en spray

Con un poco de imaginación y creatividad, podemos tener en casa muebles de auténtico diseño, sin tener que invertir grandes cantidades de dinero en ellos. Para ello recurriremos al mundo DIY, que nos permitirá renovar y actualizar nuestro viejo mobiliario, o dar un toque único y personal a una pieza básica que acabamos de comprar.



Así, vamos a empezar anotando algunos consejos que debemos tener en cuenta a la hora de restaurar y tunear muebles: 

1. Cuando el mueble es de madera, es antiguo y ha estado muchos años encerrado en un trastero, desván o garaje, es probable que tenga la tan temida carcoma. ¿Cómo lo detectaremos? Es muy sencillo, pues rápidamente podremos identificarla por los pequeños agujeros que inundan una madera infestada.

Así, para eliminarla tendremos que aplicar en dichos agujeros con ayuda de una jeringuilla un producto anticarcoma, después forrar el mueble con plástico y dejar actuar durante dos o tres semanas. 

2. El lijado es el paso básico antes de trabajar con cualquier mueble, ya que nos permite eliminar desperfectos, retirar el barniz o la pintura anterior, quitar impurezas o astillas y preparar la superficie. Así, la principal decisión que tenemos que tomar es el grosor de la lija que usaremos:
- Para retirar la pintura, usaremos una lija de grano entre 30 y 80.
- Para una primera mano, de 80 a 100. 
- Para el lijado final, un grano de 150 a 180.
- Para después del barnizado, de 220 a 400 granos. 

3. A la hora de aplicar un nuevo color, dependiendo del tipo de superficie y del tipo de pintura empleada, puede que necesitemos aplicar una imprimación, que facilite la adhesión del nuevo esmalte. 

4. Sin embargo, para ahorrar tiempo y esfuerzo podemos recurrir a la pintura chalk paint en spray, que permite pintar todo tipo de superficies (madera, metal, vidrio, mimbre...), sin necesidad de aplicar un sellador previamente.

Una vez anotados estos consejos, estamos preparados para darle a nuestro viejo o nuevo mueble el aspecto que siempre habíamos deseado, mucho más personalizado. Así, hoy vamos a ver cómo pintar y renovar una silla antigua, para darle un aspecto mucho más actual y atrevido. 



Los pasos que tendremos que seguir son: 

1. Como la madera de la silla está barnizada, tendremos que empezar lijando para retirar el producto anterior, y que la nueva pintura se adhiera bien. Además, esto es un paso fundamental si nuestro asiento es antiguo y presenta un aspecto desgastado. 



2. A continuación, retiraremos todo el polvo con un paño húmedo, y dejaremos secar. 

3. Por último, cubriremos bien el suelo con plásticos o papeles, y pintaremos con pintura en spray, aplicando capas finas y cruzadas, es decir, de arriba a abajo y de derecha a izquierda.



En esta ocasión se ha empleado un llamativo tono amarillo de la gama Pintyplus Evolutionpero podemos optar por emplear otro tipo de técnicas, como la combinación de colores. Para ello nos ayudaremos de cinta de carrocero y papel, para cubrir las zonas que no queremos pintar con el primer color. Después, una vez aplicado y seco, cubriremos la zona ya pintada y aplicaremos el segundo color en el resto del asiento. Con esta técnica podremos crear estampados geométricos y diseños muy creativos. Otra opción muy popularizada es la de pintar la mitad inferior de las patas de un color diferente al del resto del asiento, ¡dejad volar vuestra imaginación y creatividad! 

Fuente: Sra.Cricket


Aquí tenéis el vídeo con el paso a paso: 



Un proyecto de Itzidreams
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos