Blog de felipe Idea guardada 15 veces
La valoración media de 10 personas es: Buena

Cómo colgar una lámpara del techo

Iluminar una habitación

lámpara
Cuando queremos iluminar una habitación, tenemos diversas opciones para conseguirlo: rieles, apliques, halógenos... Las lámparas nos permiten numerosas posibilidades decorativas, aunque lo normal es que se opte por lo tradicional: colgar una lámpara del techo en la parte central de la estancia. Desde este lugar, el foco consigue una iluminación regular y homogénea sobre todos los espacios de la habitación.

 

Pero, ?cómo hemos de proceder para lograr conectar la lámpara al techo a través de la red eléctrica? Es muy sencillo. Para empezar, no viene mal recordar que debemos conseguir un ajuste fuerte y seguro, ya que el peso de la lámpara no sólo puede deteriorar el techo, sino que puede provocar un desafortunado accidente.

 

Hembrillas y tacos

materiales
Los tacos normales y corrientes que pueden servirnos para colocar cuadros o percheros encuentran, en el caso de los techos, una enorme variedad de ejemplares mucho más resistentes, dado que tienen que aguantar mucho peso enganchados a una superficie totalmente horizontal. Los más utilizados para esta tarea son los siguientes:

 

* Hembrilla con taco caucho, que aumenta su diámetro para fortalecer el ajuste una vez instalado en el techo.

* Hembrilla con pieza basculante, ideal para falsos techos.

* Tacos de expansión (los hay de plástico para techos blandos y de metal para techos de hormigón o cemento).

 

Cómo se coloca

Primero pelamos los cables que conducen la corriente eléctrica por el techo, conectándolos después a una regleta. El número de cables varía dependiendo de la cantidad de luces o del tipo de lámpara que queramos instalar.

 

cables colores
Después se coloca el taco de expansión -con la placa correspondiente, si es que tiene-, utilizando la taladradora con la broca adecuada (widia) para hacer el agujero. Cuando no hay caja para empotrar la lámpara, normalmente nos encontramos sólo un tubo que oculta los cables. En este caso, el hueco para el taco tendrá que estar separado unos centímetros del tubo.

 

Lo más habitual es que las lámparas incorporen una especie de capucha que facilite la sujeción a la hembrilla y que permita conectar los cables correctamente. Ahora sólo nos resta acoplar el capuchón de la lámpara al techo con firmeza y el trabajo se habrá realizado correctamente.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos