comunidades

Antiguas puertas y ventanas de madera que luchan por tener su hueco en la decoración (y ganan)

Una simple visita a la antigua casa del pueblo puede convertirse en el origen de un fantástico proyecto de bricolaje, y es que en este tipo de viviendas podemos encontrar auténticos tesoros.

Aquello que hace muchos años tuvo su utilidad, y que hoy pasa desapercibido a los ojos de la mayoría, recluido en un rincón del desván, puede convertirse en una pieza con muchísimo valor para un amante de la restauración. Un ejemplo de ello son las antiguas ventanas y contraventanas de madera que tanto caracterizan al aire rústico que define estos hogares. Diseños con una gran personalidad, que hoy puede que hayan dejado de cumplir su función original, pero que, lejos de quedar rezagados al olvido, pueden convertirse en elementos clave de nuestra decoración. 

¿Y cómo lo vamos a conseguir? ¡Muy fácil! Exprimiendo al máximo su versatilidad, viéndolos convertidos en cabeceros, cuadros, biombos... Pero, como la mejor forma de hacernos a una idea y activar nuestro ingenio y creatividad es a partir de imágenes de inspiración, vamos a ver algunas ideas... 



- Pueden convertirse en preciosas mesas de centro para salones... De hecho, si mantenemos e, incluso, profundizamos su aspecto envejecido conseguiremos un diseño perfecto para entornos rústicos, industriales... 



- Otra versión que nos encaja a la perfección en estancias más nórdicas es esta sencilla mesa de madera en tonos blancos elaborada con una puerta y dos estructuras que sirven de patas.

 


- Pero, además de mesas de centro, con los antiguos portones de madera se pueden hacer impresionantes mesas de comedor... 



- También pueden ser el accesorio ideal para zonas como el recibidor, convertidas en estanterías, marcos de fotografías, murales... 







- A veces no es necesario transformarla demasiado, basta con recuperar la madera, sustituir o quitar los cristales (si es necesario), y posarla encima de una chimenea para conseguir un efecto tan romántico como este: 



- Una de las posibilidades que más nos gustan son los cabeceros. ¡Hay tantas versiones! 





- ¿Y si convertimos una contraventana en el mueble que necesitamos en el baño?



- O, incluso, en un precioso espejo que atraerá todas las miradas... 




- También pueden ir en exteriores, convertidas en jardines verticales... 



¿Cómo hay que tratar este tipo de puertas y ventanas?
Por lo general, si han estado durante muchos años abandonadas en un desván, es muy probable que estén afectadas por carcoma. En ese caso, tendremos que aplicar producto anticarcoma con una aguja en cada uno de los agujeros, y después forrarla con papel plástico. Después, dejaremos actuar durante 2-3 semanas. 

Una vez eliminada la que podemos considerar la gran enemiga de la madera, podemos proceder a su decoración y transformación. Así, aquí os resumimos los pasos del que será, probablemente, el primer proceso que llevaréis a cabo antes de convertir la ventana en esa idea que habéis imaginado en vuestra cabeza, y es la pintura de la misma. 

1. El primer paso será eliminar desperfectos, reparar grietas, rellenar los huecos que ha dejado la carcoma, y para ello emplearemos una masilla para madera. 

2. Después, llega el paso que menos suele gustar, pero muy necesario, y es el lijado. 

3. A continuación, lo más recomendado es aplicar una primera mano de imprimación, que facilitará que la pintura se adhiera y permitirá que dure mucho más tiempo en buen estado. 

4. Cuando haya secado la imprimación, lijaremos levemente, retiraremos el polvo con un paño húmedo y comenzaremos a aplicar la pintura (por lo general tendremos que aplicar dos capas). 

5. Por último, podemos aplicar una mano de cera incolora para proteger el resultado. 

Ya tenéis la ventana preparada, así que ahora solo os queda dejar volar vuestra creatividad para integrarla como parte de la decoración del hogar. Aquí podéis encontrar más ideas para reutilizar ventanas y puertas de madera... 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos