Vivienda Saludable Idea guardada 15 veces
La valoración media de 17 personas es: Muy buena

4 mecanismos que te ayudarán a reducir el consumo de agua en casa

El mes de enero es el mes de la recuperación, tanto a nivel físico (hay que deshacernos de los kilos de más cogidos en las navidades ;-)), como a nivel económico. Son muchos los gastos que hemos ido acumulando a través de los regalos y comidas de las fiestas, a los que se suman las subidas en la luz, el gas, el agua... que se suelen dar en el comienzo de un nuevo año. Por esa razón, es el momento idóneo para replantearse tomar algunas acciones en casa que nos ayuden a reducir el gasto energético. 



De este modo, vamos a empezar por el consumo del agua, hablando de cuatro elementos que nos van a servir para limitar su consumo: 

1. Termostatos en la ducha.
Dejar correr el agua de la ducha hasta conseguir la temperatura adecuada supone un importante derroche de este bien tan preciado, sobre todo en los meses de invierno, en los que buscamos una temperatura más elevada para alcanzar el confort. ¿Cómo podemos poner solución a esto? ¡Fácil! Con los termostatos de ducha. 

Este tipo de dispositivos no solo permiten conseguir una temperatura constante sino que, además, también limitan el caudal, ya que sus manijas permiten fijar los grados y la presión del agua, evitando así que el agua se caliente o se enfríe de más. Con todo ello los termostatos nos ofrecen una solución mucho más eficiente, ya que ahorramos tanto en agua como en energía.  

Fuente: Hans/Pixabay


2. Grifos electrónicos.
El avance de las tecnología nos propone cada vez más soluciones para mejorar la eficiencia energética de nuestros hogares y alcanzar un consumo responsable en los mismos. Así, seguramente en algunos espacios públicos habéis encontrado unos grifos que se activan al captar la presencia de nuestras manos debajo de ellos, ¿verdad? ¿Pues por qué no llevarlos también a nuestros hogares?

Se trata de los grifos electrónicos y, como hemos dicho, funcionan con sensores que se activan al detectar las manos. De esta forma, el agua solo correrá cuando sea necesario, ya que al retirar las manos se parará de forma automática, evitando así hasta el más mínimo derroche. El principal inconveniente es que son bastante caros y requieren de cierta instalación. 

3. Los perlizadores o aireadores de agua.
También se les puede denominar economizadores de agua, y es que su función consiste básicamente en limitar el caudal o flujo de agua que sale por los grifos, mezclando el agua con aire. De esta forma, no solo ahorraremos agua, sino que también reduciremos el gasto energético invertido en la producción de agua caliente. Además, tienen una gran ventaja, y es que tienen una vida útil muy larga. 



4. Las cisternas de doble descarga.

Este tipo de mecanismo de descarga tienen dos opciones: vacíar la mitad de la capacidad de la cisterna o realizar una descarga completa. De este modo, siempre que sea posible emplearemos la primera opción, para reducir así el número de litros de agua gastados. 

Aquí podréis encontrar más consejos para ahorrar agua en casa... 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos