Blog de MariaPintado Idea guardada 120 veces
La valoración media de 41 personas es: Muy buena

Tapizar una silla de muelles (Parte II)

Terminamos el tapizado

tapizar


En el reportaje 'Tapizar un silla de muelles (Parte I)' anotamos los primeros pasos del proceso de restauración de una silla. En concreto, pudimos comprobar el procedimiento para restaurar las partes de madera y, en esta ocasión, ha llegado el momento de analizar cómo se realiza el cambio del tapizado. 

1 Finalizados los trabajos de restauración de la madera, abordamos la reforma de la tapicería, que se confeccionará con materiales nuevos, siguiendo fielmente el trabajo original. En primer lugar, realizamos la base del tapizado clavando 4 cinchas con tachuelas en la parte inferior de un lado del asiento de la silla. Seguidamente, las tensamos mediante las pinzas para tensar lienzos y las fijamos con tachuelas al lado opuesto

del asiento. Efectuamos la misma operación entrecruzando 4 cinchas perpendicularmente, fijándolas en los otros dos lados libres de la parte inferior del asiento.

2 Disponemos 4 muelles centrados sobre la base y los cosemos a la estructura de cinchas mediante la aguja de tapicero e hilo de bramante.

3 Cosemos los muelles a las cinchas empleando doble hilo. Introducimos la aguja por la parte inferior de la cincha y la pasamos desde el interior del muelle hacia su exterior, atravesando de nuevo la tela. Al iniciar el cosido, en el primer muelle, la atamos con un nudo de tapicero (A), que también empleamos al concluir el trabajo, ya que fija y traba perfectamente el hilo. Para el resto del cosido usamos otro tipo de nudo (B) que permite cierto movimiento de los muelles.

muelle

4 Realizamos el cosido de cada muelle en tres puntos, siguiendo el orden que indica la numeración. Este sistema permite fijarlos de forma muy efectiva.

m


5 Para sujetar y estabilizar las cabezas de los muelles atamos su parte superior con cordel. Primero clavamos la punta de una tachuela en un lado del bastidor del asiento, alineada con el centro de un muelle; luego atamos un extremo del cordel y, finalmente, la clavamos.

6 Realizamos el primer nudo de cada muelle alineado con la cabeza de la tachuela, empleando este tipo de nudo fijo.

m


7 Presionamos el muelle verticalmente hacia abajo y tiramos del nudo; de este modo, conseguimos una atadura firme.

8 Atamos los muelles entre ellos en sentido horizontal y luego perpendicular, entrelazándolos a modo de retícula. Para atar dos muelles y en la unión de dos cordeles empleamos un nudo tipo lazo, que permite cierto movimiento para ajustar los muelles.

n

9 Los nudos fijos y los móviles tipo lazo permiten el movimiento y correcto ajuste de los muelles y la red o retícula de cordel para conseguir una buena base para la tapicería.

ñ


10 Para terminar, atamos el cordel a la tachuela mientras lo presionamos con firmeza tirando hacia abajo.Éste es el entramado de cordeles y muelles una vez acabado nuestro trabajo.

s


11 La manera correcta de situar los muelles es un poco divergentes entre sí (A), ya que en esta posición, cuando reciben peso quedan perfectamente verticales, efectuando todos la misma resistencia (B). Si los muelles se disponen con los extremos convergentes (C), al recibir el peso, los centrales quedan a un nivel inferior que los laterales (D), lo cual daría como resultado un asiento incómodo.

s


12 Seguidamente, cubrimos los muelles con tela de arpillera sujetada con tachuelas a la madera. Colocamos crin vegetal como relleno y la cubrimos también con tela de arpillera clavada con tachuelas.

13 Antes de recubrir el tapizado con la tela elegida, la presentamos sobre el asiento. Con ello nos aseguramos de que el motivo quede centrado y que las líneas discurran paralelas a los cuatro lados del asiento. Acto seguido, clavamos la tela perfectamente tensada con tachuelas al bastidor de madera.

14 Concluimos el tapizado pegando con cola universal de contacto una cinta de pasamanería para ocultar las cabezas de las tachuelas. La disponemos sobre los cuatro laterales del asiento. Protegemos la tela de posibles manchas colocando un papel limpio bajo la cinta aún por pegar.

Agradecimientos: Este texto es un fragmento del libro Técnicas Decorativas Restauración y Renovación de muebles de Parramon.

Foto de portada: facilisimo.com/Auxi36

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

tapizar asientos restaurar asientos restaurar sillas ...

Dos maneras de retapizar una silla

Renovar los asientos es una las aficiones más gratificantes en el bricolaje, por tres motivos que conocemos bien: son los muebles más numerosos en los hogares, podemos encontrarlos a precio de saldo en anticuarios o mercadillos, cuando no gratis en un contenedor, y con una sencilla labor quedarán nuevos y flamantes La sustitución de la tela del asiento puede venir acompañada por el remozado del ...

tapizado infantil sillita tachuela restauración y tuneos

De silla clásica a silla infantil: Tuneo y tapizado nuevo

Mi ùltimo tuneo de momento. Una sillita clàsica tuneada y tapizada con tela de motivos infantiles. La tela es un retal de un muestrario de telas que me gusta reciclar. Estas son las imagenes del estado original.He dejado el sistema de muelles antiguo del asiento que està en buen estado. Materiales: - destornillador plano y tenazas:para eliminar el tapizado viejo. - grapadora y grapas. - tachuelas ...

sillas tapizar textiles ...

Renovar el tapizado de una silla

Un conocimiento que te ahorrará mucho dinero

La desaparición de los oficios artesanales nos pone ante la necesidad de abordar por nuestra cuenta ciertos arreglos muy específicos en el hogar. Uno de los más habituales es el tapizado de sillas, butacas y sillones, ya que la tela se desgasta con el roce, y los muelles se vencen. También interviene el factor decorativo: el tejido puede haber pasado de moda, o simplemente no gustarnos. ...