Blog de MariaPintado Idea guardada 76 veces
La valoración media de 53 personas es: Muy buena

Tapizar una silla de muelles (Parte I)

Tratamiento de la madera

silla


En ocasiones, nos enfrentaremos a la restauración de muebles tapizados. La tapicería es un oficio complejo que requiere aprendizaje, pericia y práctica. Sin embargo, es posible restaurar nosotros mismos muebles que tienen alguna de sus partes tapizadas. Esta restauración casi siempre requerirá sustituir la tela que recubre al mueble (acostumbran a presentar desgarros y roturas), así como algunos elementos oxidados (muelles y tachuelas) o rotos (arpillera).

En cualquier caso, nuestra intervención siempre respetará el sistema de tapizado original: nunca se reemplazará un sistema de muelles por un relleno de goma espuma, por ejemplo.

Objeto a restaurar

Vamos a ver como tapizar una silla que presenta una gruesa capa de barniz envejecido y en muy mal estado y un tapizado con la estructura completamente desarmada. La restauración consistirá en eliminar el barniz, sustituir la tapicería y proporcionar un acabado final a la madera. La madera se halla en buen estado, dado que
sólo presenta una capa de barniz envejecido y algunos orificios como resultado del ataque de insectos. El asiento tapizado es la parte en peor estado: la tela que lo recubre está sucia, descolorida y presenta roturas; la pasamanería se encuentra deshilachada y la estructura carece de firmeza.

Paso a paso para restaurar la madera

1 El primer paso consistirá en desmontar por completo el asiento. Arrancamos la cinta decorativa de pasamanería y extraemos las tachuelas que sujetan la tela, situando la cabeza del formón entre éstas y la madera y golpeando con un martillo hasta desprenderlas. Seguidamente, retiramos la tela y la desechamos.

2 Efectuamos la misma operación con la tela de arpillera que recubre los muelles. Con la pata de cabra extraemos las tachuelas: agarramos la cabeza de éstas entre los salientes de la herramienta y hacemos palanca hasta desprenderlas. Finalmente, retiramos y desechamos la tela.

3 Para desmontar las cinchas de la parte inferior del asiento, empleamos también la pata de cabra. En este caso, las tachuelas están profundamente clavadas, razón por la cual golpeamos el extremo del mango de la herramienta con el martillo para introducirla entre la madera y la tachuela. Luego cortamos el hilo que une las cinchas a la parte inferior de los muelles.

muelles


4 Desmontamos el entramado de cordel y muelles y extraemos las tachuelas que lo sujetan al bastidor del asiento con unas tenazas. Desechamos las cinchas y los muelles viejos.

5 A continuación, intervenimos sobre la madera. Primero realizamos un decapado total para eliminar la capa de barniz envejecido. Damos una mano de decapante en gel a todas las superficies con ayuda de una paletina. Nos protegemos con guantes largos de neopreno, ropa gruesa de algodón y mascarilla antivapores. Es recomendable efectuar esta operación en el exterior o en un espacio bien ventilado.

6 Dejamos transcurrir algún tiempo hasta que se reblandezca el barniz. Para retirar la pasta (de decapante y barniz) de la silla empleamos una rasqueta de pintor. Con una mano recogemos la pasta y la depositamos sobre un fragmento de papel de periódico que sujetamos con la otra mano.

7 Para eliminar la pasta de las hendiduras de los relieves y molduras empleamos unos escatadores. Esta herramienta nos permite extraer perfectamente rascando los restos de pasta de los rincones.

8 Eliminamos cualquier posible resto de decapante frotando la superficie de la madera con un manojo de lana de acero del número 00 empapado en disolvente y dejamos secar.

9 Para limpiar los restos de pasta de los relieves de talla usamos un cepillo metálico suave para piel. Frotamos enérgicamente la madera hasta que extraemos todo resto de decapante.

10 Finalizamos el proceso lijando en profundidad la superficie de la silla con papel de lija del número 180, con objeto de obtener una superficie lista para recibir el acabado final. Insistimos en las zonas con tallas y molduras, insertando el papel de lija doblado en las hendiduras y frotando con energía.

lijar


11 En algunas decoraciones talladas, el papel de lija no servirá, por lo que será necesario usar escatadores.

12 Los orificios producidos por los insectos no presentan ningún rastro de serrín característico, lo que nos indica que los insectos ya no se encuentran activos. A pesar de ello y como prevención, aplicamos un desinfectante líquido en los orificios, ayudándonos con una jeringa para que penetre en profundidad en la madera. En caso de que la manipulación del desinfectante requiriese el contacto con las manos, deberemos emplear guantes de protección y mascarilla antivapores.

13 El decapado y posterior lijado de la silla han eliminado el barniz color nogal que la recubría, por lo que será necesario teñirla de nuevo para devolverle su aspecto original. Empleamos un tinte al disolvente comercial del mismo color. Lo aplicamos con una paletina, extendiéndolo perfectamente sobre la madera, y a continuación, pasamos un manojo de cabos de algodón para unificar la capa de color y eliminar posibles pinceladas. Dejamos secar por completo la madera.

14 Damos una mano de goma laca con una paletina y dejamos secar. Esta capa servirá de base para el recubrimiento de goma laca final.

goma


15 Después, aplicamos goma laca con la muñequilla. En un ambiente sin polvo administramos la goma laca en capas sucesivas, dejándolas secar. Las primeras se realizarán mediante movimientos estrechos en forma de ocho, para ir paulatinamente aumentando la amplitud de las pasadas hasta finalizar en sentido longitudinal.

16 Una vez concluido el acabado final, procedemos a tapar, disimulándolos, todos los orificios producidos por los insectos. Escogemos una cera en barra de un color similar a la madera y amasamos una pequeña cantidad entre nuestros dedos, dándole una forma cilíndrica.

17 Introducimos parte del cilindro de cera en el interior de un orificio.

18 Con una espátula de madera o el extremo de una pinza para la ropa (como en este caso) se fragmenta el cilindro, aplanando la cera para cubrir el orificio y disimularlo en la superficie de la silla.

Agradecimientos: Este texto es un fragmento del libro Técnicas Decorativas Restauración y Renovación de muebles de Parramon.

Fotos de El desván de Mamen, Low Cost Things La Restauradora, facilisimo.com

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

restaurar restauración consejos para restaurar ...

Consejos para restaurar muebles II

Herramientas y materiales más empleados

Después de anotar algunos de los pasos básicos en la restauración y las técnicas decorativas más empleadas, vamos a hacer un repaso por las herramientas y materiales fundamentales en este mundillo.

tapizar retapizar tapizar asientos ...

8 consejos para tapizar una silla

¡Renueva tus asientos!

Tapizar los asientos de nuevo es una opción sencilla y económica de renovar su estilo. Así, en este reportaje te montramos varios consejos para hacer la tarea mucho más fácil.

herramientas bricolaje sargento ...

Herramientas de bricolaje y carpintería

Descubre para qué sirve cada una

En este reportaje podréis encontrar un listado de herramientas empleadas en el bricolaje, desde herramientas manuales, eléctricas hasta algunas de las clásicas..