Bricolaje

Vivienda Saludable Idea guardada 14 veces
La valoración media de 42 personas es: Muy buena

STOP al calor: conoce los pasos para instalar el aire acondicionado en tu hogar

No podemos negarlo: el aire acondicionado se ha convertido en 'uno más' entre nosotros. Lo tengamos o no en nuestro hogar, cada vez es más frecuente plantearse su instalación y buscarlo de manera urgente cuando salimos en verano a comer o cenar fuera de casa. ¿A quién no le gusta estar en un ambiente fresco en pleno verano? El aire acondicionado es cómodo, nos proporciona un mejor descanso y aumenta la productividad en ambientes de trabajo. Vamos, que son todo ventajas...

Si te estás planteando ponerlo en casa, vamos a contarte los pasos necesarios que el experto suele dar en su instalación, así, si en un caso muy extremo lo necesitaras, podrás hacerlo tú mismo/a.  ¡Empezamos!

¿Dónde vas a instalarlo?

Recuerda que el aire acondicionado no siempre es necesario en todas las estancias de la casa o de la oficina. Pongamos el ejemplo de un hogar, ¡de tu hogar! Visualízalo por un momento, ¿a que hay espacios y rincones donde el calor no llega a ser tan extremo?  En general, el aire acondicionado suele instalarse en las habitaciones donde pasamos más tiempo y, por lo tanto, se concentra más el calor humano; es decir: habitación y salón o salón-comedor.

El más utilizado suele ser el llamado aire acondicionado Split, un sistema de climatización doméstico que requiere de una unidad interior instalada y otra, en el exterior, en contacto con la primera. (Si hay varios aparatos, hablaríamos de una instalación MultiSplit). ¿Qué ventajas tiene? Casi todas. ¿Y desventajas? Hay que perforar la pared y la instalación comprende un proceso algo laborioso, pero que vamos a intentar desglosar a continuación. Concretemos primero qué estamos buscando exactamente.

Lee, busca, compara, anota... ¡es una decisión importante para tomarla a la ligera!



Tenemos claro que:

- Queremos refrigerar bien la casa
- Que se pueda nivelar la potencia para no utilizar 'más de la cuenta', es decir, que sea ecológico
- Que sea eficiente o económico dentro de lo que cabe.

Con estas premisas en la mano, elige, según tu presupuesto y habiéndote informado previamente, el aire acondicionado ideal para ti. A continuación, elige el lugar donde vayas a instalarlo. ¿Lo tienes claro ya? El tipo Split suele contar con un difusor y con una bomba para instalar en el exterior de la vivienda. Además, tienes que tener en cuenta 2 ubicaciones, la adecuada para colocar el difusor para que la refrigeración llegue a toda la casa y dónde colocar la parte exterior (tienes que pensarlo bien, ya que ya no se puede colocar en fachadas debido a los riesgos que supone).

¡Manos a la obra!

Aunque cada modelo suele tener unas instrucciones detalladas, lo que hay que hacer 'sí o sí' es taladrar levemente la pared. Por ahí, pasarás los cables y la tubería que llegará hasta el exterior y hará de puente o conexión. Ahora, colocaras el soporte de la unidad interior en el lugar elegido. Si has pensado en la pared del salón, probablemente quieras colocarlo encima del sofá. Adelántate a posibles pérdidas posteriores debido al desgaste y colócalo en un extremo de tal forma que no os ubiquéis justo debajo del aparato (así no estaréis expuestos directamente al aire). Es bueno utilizar un nivel para que quede totalmente recto y cuadrado con tu esquema organizativo. Respeta el contexto decorativo de tu pared y piensa en los detalles: láminas, cuadros y otros adornos que vayan a ocupar espacio junto a la caja del aire acondicionado.  ¡Que todo tenga coherencia!

Ahora ¡ya sí que sí!

- Haz el agujero que conectará unidades interior y exterior (necesitas brocas de hormigón y utilizar escoplo y martillo para ajustarlo)
- Mira las instrucciones: es momento de pasar los cables y tubos necesarios por dicho agujero
- Asegúrate de que el soporte quede firme

¿Y por fuera? ¿Cómo colocar la parte exterior?

Viene la parte más laboriosa. Te recordamos una vez más que la ayuda de un experto te va a venir de perlas en este caso, ¡pero es necesario que comprendas todo el proceso en caso de que no sea así! En la parte exterior del sitio elegido, que puede ser una terraza o balcón, vas a instalar la unidad restante. Muchas personas optan por una canaleta o cajita para esconder los cables y que el resultado sea más estético. Es posible que necesites para el resto del proceso unos tuercetubos o ensanchadores de tubos.

Toma el esquema y las instrucciones de tu unidad y sigue escrupulosamente los pasos que dicte. Empalma los tubos y realiza las conexiones eléctricas que se indiquen. Por supuesto, desconectando antes bien toda corriente eléctrica accesoria para no llevarte ningún susto.

¿Ya has terminado? ¡Ahora hay que probar si funciona; enchufa el aparato y comprueba que todo esté en orden. Si no lo está, repasa, manual en mano, cada escenario y momento de la instalación y comprueba si te has dejado algún paso por el camino.

ÚLTIMOS RETOQUES

- Nunca van a estar de más las veces que compruebes que todo está en orden y que nada falla. Es un proceso demasiado importante en tiempo, esfuerzo y dinero para que haya errores, ¿no crees?

- Puedes, como te decíamos, instalar la canaleta para el acopio de cables o bien masillar la zona de agujeros para que solo quede a la vista lo que sea absolutamente necesario

- Hay quien coloca una enredadera o embellecedor para que no sea vea la caja de aire acondicionado por fuera

Ejemplo de aire acondicionado cubierto: 



- Dentro del hogar, puedes hacer lo propio y elegir, siempre acorde al estilo de tu casa, un embellecedor que oculte parte de la unidad de aire, aunque es cierto que cada vez los construyen con aspecto más minimalista y estético.

Ahora sí, ¡bienvenido, verano! ¡Bienvenidos, meses de calor! Esperamos que estos consejos te hayan sido de ayuda. Siempre puedes completar la información en el blog de Vivienda Saludable.

¡Nos vemos pronto!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos