Blog de MariaPintado Idea guardada 43 veces
La valoración media de 71 personas es: Muy buena

Caja de herramientas: pistolas de pintura

Imagen 0

Hoy comenzamos con nuestra caja de herramientas que, como sabéis, iremos rellenando cada semana con una nueva herramienta. Y, para inaugurarla, vamos a empezar hablando de la pistola para pintar o lacar, a petición de nuestra usuaria OLMA.

La pistola de pintura supone un gran avance para trabajar sobre grandes superficies, aunque requiere de cierta práctica y de unas pautas si queremos obtener un resultado óptimo. Aunque existen pistolas eléctricas, que se basan en la fuerza de una bomba eléctrica para pulverizar el producto, las más comunes son las pistolas de aire comprimido, que son más fáciles de manejar.

Así, las pistolas de aire comprimido están formadas por el depósito de la pintura, un compresor, una manguera que la une al compresor y un filtro.

Además, también podemos diferenciar las pistolas en función de la posición del depósito. Si este se encuentra en la parte inferior de la misma, entonces hablamos de pistolas por succión, ideales para pinturas ligeras. Pero, si por el contrario, se encuentra por encima, son pinturas por gravedad, pues la pintura cae por su propio peso, siendo más idóneas para pinturas pesadas.

                                           
Imagen 1
Imagen 0


Así, aquí tenéis algunos consejos que os pueden ser muy útiles a la hora de manejar una pistola:

- Nunca hay que exceder la presión máxima.
- Cuando vayamos a empezar, habrá que regular la presión del pulverizador y, para ello, haremos unas cuantas pasadas sobre un cartón.
- Hay que comprobar que el tipo de pintura es apta para usar en pistola. Además, es importante observar el estado de la pintura, pues, si está muy espesa, igual tenemos que añadir aguarrás o algún diluyente.
- Habrá que comenzar a pintar por la parte superior de la pared, e ir descendiendo con movimientos paralelos a la pared, en sentido horizontal. De igual forma, la pistola la cogeremos con la muñeca relajada, y en posición horizontal o levemente inclinada.
- La distancia que debemos guardar con la pared será de unos 15-25 cm, ya que, si nos aproximamos más, podrán quedar chorretones, mientras que muy lejos podrá quedar una textura arenosa.
- Antes de empezar a pintar, deberemos asegurarnos de que la pared está limpia y la habitación está ventilada.
- Nada más terminar, es importante limpiar el aparato.
- Para que nos sirva de referencia, el tiempo de vaciado de la pintura en este tipo de pistolas suele ser de 13 a 15 segundos para un litro de pintura acrílica, y de 21 a 24 segundos para un litro de pintura sintética.
- Las pistolas pueden tener diferentes boquillas, que variarán la densidad a la que saldrá la pintura.

¿Qué os parece? ¿Alguna vez habéis pintado con pistola?

Fuente: Leroy Merlin
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos