comunidades

Pintar la chimenea: Antes y después

Como Pintar la chimenea de blanco
Desde aquí hago un llamamiento a no dejar para mañana (o para dentro de dos años) lo que puedes hacer hoy. En mi caso esto es: pintar la chimenea de mi casa.

Hace ya casi tres años que estoy viviendo aquí, al poco tiempo le metí un repaso al salón, lo pinté y arreglé la estantería de obra para que se ajustara a nuestras necesidades. Un día os tengo que enseñar tooodo el antes y después, ejem, cuando lo termine.

Pero la chimenea la dejé para más adelante. Quería aclararla para que no oscureciera la estancia y recuperar la madera del manto de la chimenea.

En estas estaba, con tiempo, con ganas y con una colaboración que surgió con Wagner ¡astros alineados! Toca darle caña a la chimenea.




Manto de la chimenea

Para actualizar la madera, primero la limpié y le quité la capa más gruesa de barniz con decapante. Después sí, ya le tocó el turno a la lijadora.

Si te digo la verdad me animé con este proyecto porque probé la lijadora cuando llegó y me encantó. Pensé que con ella iba a ser capaz de dejar bien la madera ¡y no me equivocaba!

Hay cosas que no he conseguido quitar, como la marca de sol que tiene por delante. Pero la madera ha quedado muchísimo más bonita y luminosa!

La chimenea por dentro

Para el interior, no quería que quedara pintada, sino darle una sensación lo más natural posible.

Escogí chalk negro muy diluido (mucho!) en agua. Me gusta mucho el acabado mate que tiene y me parece muy acertado. Yo uso poco la chimenea y el chalk es una pintura con pocos componentes, pero debes tener en cuenta que con el fuego algunas pinturas pueden soltar componentes químicos y estropearse. Para estos casos existen pinturas específicas.

Al principio hice una línea pero no me gustó, acabé diluyendo más y mezclándolo con lo blanco para que hubiera un degradado más natural.

La chimenea por fuera

Aquí sí le di caña con la pistola de pintura. creí que sería ideal para este proyecto (¡y de nuevo acerté!) porque pintar las juntas entre ladrillo a pincel puede ser un infierno y de esta forma fue súper rápido.

Sólo hay que cubrir bien alrededor y tener cuidado de que no se nos escape un chorro de pintura por ahí.

como pintar la chimenea de blanco con pistola
Al pintar el ladrillo, algunos pueden sangrar la pintura. A mi no me preocupa porque quiero darle un efecto desgastado, pero si tú quieres los ladrillos blancos impolutos te aconsejo que le des una mano de imprimación primero.

Así quedaron después de pasarles un trapito húmedo:

Detalle del ladrillo pintado, como pintar una chimenea de blanco con efecto desgastado

Mi experiencia

Pintar la chimenea y arreglarla ha sido súper fácil. Y la pistola me ha facilitado muchísimo el trabajo, al principio, como todo lo nuevo, cuesta un poco pillarle el punto, pero para este proyecto ha sido todo un acierto aún sin tener experiencia previa.

Paso a paso para pintar la chimenea de blanco fácil y rápido.
Estoy encantada con el cambio, al estar ahí en medio del salón ¡le ha dado muchísima luz a toda la estancia! Así que te animo a meterle mano a eso que te chirría desde hace tiempo. Planea y programa una (o dos!) tardes y dale caña, que luego segurísimo que te vas a alegrar de haberlo hacho.

[Colaboración]

Fuente: este post proviene de I am a Mess, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Desde aquí hago un llamamiento a no dejar para mañana (o para dentro de dos años) lo que puedes hacer hoy. En mi caso esto es: pintar la chimenea de mi casa. Hace ya casi tres años que estoy viviendo ...

Recomendamos