Blog de felipe Idea guardada 16 veces
La valoración media de 15 personas es: Muy buena

Cómo instalar corcho en el suelo

Preparación del trabajo

sala de estar
Madera procedente del alcornoque, un árbol muy habitual en toda la cuenca mediterránea, el corcho se está convirtiendo en una alternativa cómoda, decorativa y funcional a la hora de revestir tanto suelos como paredes. Natural, ligero, impermeable y resistente, este material se utiliza mucho como aislante térmico y acústico, de ahí que sea muy frecuente verlo en entornos profesionales (como salas de ensayo, por ejemplo). Sin embargo, su valor ornamental también está en alza, por eso es cada vez más habitual dentro de nuestros hogares. Si te has decidido a instalarlo en el suelo de tu vivienda, en este reportaje te guiamos para facilitarte el proceso y garantizarte un resultado óptimo.

 

Herramientas necesarias

suelo verde y amarillo
* Flexómetro o metro flexible,

* cúter,

* cordel para marcar,

* pincel,

* rodillo,

* maza de goma,

* lijadora,

* taladro/destornillador,

* agitador,

* espátula dentada.

 

Preparación del trabajo sobre un suelo entablado

mesilla
El primer paso para acondicionar el suelo donde colocaremos el corcho es limpiarlo de polvo y suciedad para conseguir una buena adherencia. También debe estar perfectamente nivelado ya que este material se adaptará al relieve que tenga el suelo.  

No podemos pegar directamente las baldosas de corcho sobre parqué. Antes debemos desengrasarlo y eliminar por completo el barniz de la madera. El uso de una lijadora específica nos facilitará en gran medida este trabajo.

 

En superficies muy irregulares como entablados o suelos donde las vigas han cedido con los años, construiremos un entablado de conglomerado o contrachapado con un espesor mínimo de 10 mm. y lo colocaremos perpendicularmente a la dirección del corcho. Lo fijaremos con tornillos de cabeza avellanada cada 20 cm. y dejando un espacio de 5 cm. con las paredes.

Una vez hayamos forrado todo el suelo tendremos que disimular las juntas entre cada madera y los agujeros de los tornillos. Con una espátula aplicaremos una masilla especial para rellenar todas las juntas y orificios. Una vez seca, la lijaremos. Cuando la masilla se haya endurecido pasaremos una pulidora o una lijadora excéntrica hasta que nos quede totalmente lisa. Después, quitaremos el polvo.

 

Preparación sobre suelos pegados

pintando
Los revestimientos adheridos al pavimento como moquetas, baldosas de plástico, vinilos o linóleos debemos arrancarlos con algún producto que contenga disolventes para la cola utilizada en su fijación. El proceso es: rasparlo para quitarlo, lijarlo (mejor con una máquina especial, si es necesario la alquilaremos) y pasar la aspiradora una vez haya quedado liso.  

El suelo no debe ser muy poroso. Para comprobarlo verteremos una gota de agua en él y, si en 3 minutos es absorbida, tendremos que darle una capa de imprimación (mezclar agua con una emulsión plástica). Luego la aplicaremos abundantemente con un rodillo consiguiendo una superficie que fija el polvo y mejora la adherencia.

 

suelo con mosaico
Si el suelo tiene grietas o agujeros, los taparemos con una masilla. En el caso de pequeñas grietas, las debemos hacer más grandes con un martillo y un cincel para taparlas con abundante material (si son pequeñas, la masilla se desprendería con el tiempo). La masilla se prepara montando el agitador en el taladro y se aplica con una paletina o rasqueta.

 

Antes de tapar los agujeros con la masilla, habremos preparado la pasta niveladora que dejaremos en reposo durante 15 minutos (mientras tapamos los agujeros con la masilla). Con una espátula o llana extenderemos el producto por el suelo. Es un producto autonivelante, es decir, que el mismo quedará totalmente plano y liso. En función del estado del pavimento, aplicaremos una o dos capas; pero nunca superando los 6 cm. de altura. La dejaremos endurecer durante unos días.

 

Cómo se instala

pegando baldosas
Empezaremos colocando las baldosas de corcho de la segunda fila y no de la primera, como sería de prever. Esto se debe a que, normalmente, las paredes no están totalmente rectas. Con el cordel para marcar trazaremos una línea bien recta, por ejemplo: para baldosas de 35 cm. trazaremos la línea a 25 cm. de la pared. Para aplicar la cola al suelo utilizaremos el rodillo de pelo corto y el pincel plano para los bordes y esquinas. Empezaremos colocando dos filas de baldosas a lo largo del cordel para saber cuántas tendremos que preparar.  

El sistema para pegar las baldosas es: encolar su parte inferior y colocarlas boca arriba hasta que la cola se haya secado al tacto. Encolaremos la siguiente serie mientras se seca la primera. Colocaremos la primera baldosa junto a la pared siguiendo la línea marcada con el cordel. El corcho tiene la propiedad de que, una vez barnizado, ya no se deformará como consecuencia de los cambios de humedad y temperatura, es por ello que lo colocaremos pegado a lo largo de la pared.

 

Una vez situada la baldosa de corcho en el suelo con la pega, ya no se puede rectificar su posición. Para moverla tendremos que despegarla con una espátula y volverla a colocar correctamente. Una vez bien colocada, la golpearemos con el mazo de madera o goma.

 

ajustando baldosas
Cogeremos la segunda baldosa y la colocaremos contra el borde de la primera y siguiendo la marca del hilo. Una vez ajustada, la golpearemos ligeramente con el mazo para asentarla, teniendo cuidado de no apretarla demasiado para no deformarla.

 

La segunda fila de corcho la empezaremos con media baldosa. La mediremos, marcaremos la línea de corte y, con una regla metálica como guía y el cúter, la cortaremos. El corte que realizaremos será en bisel dejando la capa superior un poco más grande que la inferior.

 

A lo largo de las paredes

Cuando hayamos colocado las dos primeras filas ya podremos ubicar la fila en contacto con la pared. Primero tomaremos la media y cortaremos las baldosas teniendo en cuenta si hay algún obstáculo, en cuyo caso también le daremos forma. Posteriormente las encolaremos y las pegaremos. Después podremos seguir con el resto de la habitación.  

eliminando restos
Una vez todo el suelo esté instalado, aplicaremos un barniz de poliuretano. Para ello empezaremos protegiendo los zócalos con cinta para pintar. Los bordes y los rincones los haremos con el pincel y el resto con el rodillo, aplicando una espesa capa que cubra bien todas las juntas y agujeros a modo de tapaporos. Una vez bien seco lo lijaremos hasta que quede bien liso para poder aplicar las sucesivas capas.

 

Sobre un suelo de corcho nuevo debemos aplicar tres capas de barniz. La primera se extenderá en sentido longitudinal a la habitación, la segunda y la tercera serán cruzadas. Las dos primeras capas las dejaremos secar de 3 a 6 horas y la tercera durante al menos 10 horas. Al cabo de una semana el suelo ya tendrá la dureza correspondiente.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

albañilería corcho paredes ...

Cómo instalar corcho en las paredes

La superficie y su preparación

Material procedente del alcornoque, un árbol muy habitual en toda la cuenca mediterránea, el corcho se está convirtiendo en una alternativa cómoda, decorativa y funcional a la hora de revestir tanto suelos como paredes. Natural, ligero, impermeable y resistente, este material se utiliza mucho como aislante térmico y acústico, de ahí que sea muy frecuente verlo en entornos profesionales (como salas ...

https://www.briconeo.es/blog/pavimentos-ms/

¿Qué és el suelo de corcho?

¿Todavía no conoce esta alternativa al suelo de madera tradicional? ¡Preste atención, porque se soprenderá! El suelo de corcho es una de las variantes de revestimiento para suelo a base de madera más aclamadas en el norte de Europa desde los años 70 y 80. Incluso hay quienes piensan que los los mejores tiempos del suelo de corcho ya pasaron, pero no hay nada más lejos de la realidad. En vista de l ...

albañilería suelos de cerámica cómo colocar suelo cerámico ...

Cambia el suelo de casa por la opción más resistente y de tendencia: ¡la cerámica!

¿Quieres cambiar o escoger el suelo de casa pero no tienes muy claro cuáles son las mejores opciones? Existen muchos tipos de suelos, desde la maravillosa madera natural, hasta las cálidas moquetas, pasando por baldosas cerámicas y porcelanatos, piedras naturales, tarimas flotantes, suelos vinílicos y sintéticos, o de hormigón y microcemento. A la hora de decidirnos entre uno u otro debemos conte ...

alicatado baldosas suelo ...

Cómo alicatar suelos

Preparación del suelo

Una de las tareas fundamentales en albañilería es el alicatado. Aunque es frecuente recurrir a los servicios de un profesional para poner azulejos en cocinas o cuartos de baño, los más osados pueden ahorrarse sus honorarios si se animan a ponerse ellos mismos manos a la obra. Para este trabajo necesitarás unas herramientas muy específicas y seguir los pasos detenidamente. Sin duda, se trata de un ...

albañilería alicatar azulejos ...

Cómo alicatar las paredes

Preparación de las paredes

Una de las tareas fundamentales en albañilería es el alicatado. Aunque es frecuente recurrir a los servicios de un profesional para poner azulejos en cocinas o cuartos de baño, los más osados pueden ahorrarse sus honorarios si se animan a ponerse ellos mismos manos a la obra. Para este trabajo necesitarás unas herramientas muy específicas y seguir los pasos detenidamente. Sin duda, se trata de un ...

pisos de alquiler salon suelo ...

Quitar suelo sintasol

Bueno como muchos,siempre he vivido en pisos de alquiler baratos y me gusta hacer este tipo de cosas. Quiero compartir con vosotros como renovar el suelo del salón. Tenia un suelo de sintasol, tipo corcho,no se si se aprecia bien en la foto.. Estaba casi todo despegado porque debajo había moqueta y debajo otro suelo de sintasol imitación madera,cua ...

cómo cambiar una baldosa baldosa humedades ...

Cómo cambiar una baldosa sin dañar el resto

Las baldosas se rompen con mucha facilidad. Por cualquier humedad o simplemente algún mal golpe puede salir una grieta que si no reparamos pronto o sustituimos, termina destrozando la pared entera. Sin embargo, no sé si a vosotros os pasará, pero a mí siempre me ha dado mucho respeto sustituir una única baldosa, por el miedo a que dañar el resto de baldosas, por eso, hoy quiero compartir con vosot ...

alicatar alicatar suelo baldosas suelo ...

Cómo alicatar suelo en 4 pasos

En ocasiones, con el paso del tiempo, los azulejos del baño o la cocina se deterioran hasta el punto de tenerlos que renovar. En este caso tenemos un problema puesto que a la gran obra que vamos a tener que desarrollar se suma el elevado coste de tener que contratar a alguien para que nos vuelva a alicatar la zona. En estos tiempos de crisis, muchas personas no pueden permitirse estos gastos por l ...