Retro y con Encanto Idea guardada 32 veces
La valoración media de 112 personas es: Muy buena

Ese oscuro objeto de deseo...

Esta Navidad pasada, de compras por nuestro supermercado habitual, nos quedamos paralizadas delante de esta visión. Es cierto que el queso nos gusta mucho a las dos, pero no fue este manjar el que despertó nuestro deseo...



Fuimos directas hacia la encargada de charcutería del establecimiento, para pedir, suplicar..., una de estas queseras, o como buenamente se llamen estos soportes de madera. La muchacha, pelín antipática y poco colaborativa, se hizo bien de rogar, hasta el punto que vimos oscuro (negro, negrísimo) el conseguirlo. Dos meses después y, cuando ya lo dábamos por perdido, nos llamó para entregarnos éste.



Unos cuantos arreglillos necesarios, como quitar grapas...


..., encolar la tabla de en medio que venía rota...


..., una mano de lija, ¡ y a pintar!




¡Y así quedó!











¡Estamos seguras de haberos despertado un nuevo objeto de deseo! A las cajas de fresas, habrá que sumar estos soportes que aúnan funcionalidad y decoración con un encanto especial. Pero hemos de confesar que, quizás no hubiéramos reparado tan fácilmente en ellos, si no fuera por una foto que nos envió hace pocos meses la sobrina de una de nosotras, Cristina, para enseñarnos su recién estrenado hogar y presumir de mesillas de noche...


¡Nos encantó la idea! Y debió de quedarse en nuestro disco duro mental, de ahí la impresión cuando los vimos en el supermercado.

Con esta preciosa idea nos vamos a visitar los Findes Frugales de Marcela Cavaglieri. ¡Vamos tod@s!


¡Feliz fin de semana!

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Dando carrete...

Las dos llevamos viviendo en el mismo barrio toda la vida, a excepción de los primeros años de casadas. Hay una pintada en un quiosco cercano al taller, y que a una de nuestras hijas le llama mucho la ...

Los cinco enanitos...

Carmen, vecina y amiga, nos confió sus banquitos de cocina, cinco en total. De buena madera y pequeño tamaño, se encontraban perfectos de estructura, pero necesitaban un poco de pintura que mejorara s ...

Cerezas deco...

Una de nosotras acude con relativa frecuencia al Valle del Jerte. Tiene la facilidad de disfrutar de una vivienda familiar cerca de la zona y, además, corre sangre extremeña por sus venas, con lo que ...

Mucho potencial...

Hoy os mostramos el trabajo realizado en esta mesilla, recogida de la calle, y a la que Graciano supo ver todo su potencial. Estaba algo estropeada y no era de mucha calidad (igual que la foto, pero h ...

Recomendamos