Trastos en el doblao Idea guardada 3 veces
La valoración media de 15 personas es: Muy buena

Cambio radical de un revistero


¡¡No me digáis que no es un título peliculero el del post de hoy!! Y todo para contaros que he hecho mi primer trabajo en estaño, un material del que no he querido ni oir hablar durante mi “vida” de artesana.

En realidad el estaño no es nuevo para mí (ese es el problema, claro). Hice mi primer trabajo en estaño a los ¡¡10 años!!. Era en 5º de E.G.B. (síii,Yo fui a EGB) y teníamos que hacer un marco completamente repujado de flores pequeñinas y con cuatro piedras azules en las esquinas para el día de la madre. Ni que decir tiene que el recuerdo de tal cosa era de pesadilla: las flores se rompían por empujar el buril más de la cuenta y por mucho que quisieras disimular el roto Dña. Manolita tenía un sexto sentido para descubrir la falta, por muy pequeña que fuese. Por supuesto llegó el día de la madre y el marco no andaba ni por la mitad (y la mitad que andaba estaba llena de agujeros). Y entonces nadie se cuestionaba si la temporalización de la actividad había sido la adecuada, si la edad era la apropiada… no, si el marco no estaba acabado en su momento es que tú eras una inútil y punto pelota.
Así es que cuando estos últimos años veía a mis compañeras del taller haciendo verdaderas preciosidades en estaño es que ni me acercaba, me parecía que en cuanto agarrase un buril saldría Dña. Manolita de detrás de un armario a inspeccionar mi trabajo y descubriría una falta en el acto jajaja.
Pero como todo en esta vida, cuando las cosas se hacen en un momento de calma, con otra edad y otra madurez (y voluntariamente, claro) pues te das cuenta de que se puede disfrutar un montón trabajando este material. La maleabilidad del estaño (vuelta boca arriba-fondo duro, vuelta boca abajo-fondo blando y así un montón de veces) no es para las manos (y la cabeza) de una niña de 10 años, que está deseando que acabe la clase para ir a comerse la merienda de pan con cholocate mientras juega al pilla-pilla.
Y una vez acabada la sesión de terapia (jaja) paso a enseñaros el trabajo que me ha tenido tan ocupada psicológicamente hablando. Este revistero lo compré hace más de 20 años y, al contrario de otros muebles que he decorado porque no me gustaban (como este escritorio) el revistero me gustó muchísimo, tenía un estilo colonial que me encantaba, mezclando la madera de la estructura con la fibra de los laterales.



Pero los años y el uso han hecho que se deteriorase hasta un punto en el que era muy difícil restaurarlo. Además, ciertamente, me apetecía darle otro aspecto, más ligero, en un color más claro. Últimamente me pesan los muebles oscuros, prefiero los colores suaves, decapados, dan un aspecto mucho más alegre y acogedor, sobre todo en casas que la mayoría de las veces no son grandes.



Los laterales estaban en tan malas condiciones que decidí sustituirlos y usándolos de plantilla corté dos piezas de DM para unir a la estructura, de forma que el revistero conservaría su forma original.



Utilicé el color gris violeta de Mary Paint, que compré a Ana de El taller de las Artes Ana. En este caso decidí utilizar la pintura tal y como se publicita, sin lijar ni decapar previamente, únicamente una limpieza a fondo con jabón neutro a las partes que sobrevivieron del revistero original. Y os tengo que decir que me ha encantado, se agarra perfectamente pero es ligera, queda un acabado suave y uniforme.
El estarcido lo hice con una plantilla de Todo stencil y no la pinté, la dejé con el color blanco de la pasta.



Y entonces fue cuando empecé a pensar que en la parte frontal le vendría bien un adorno, pero no acababa de encontrar nada que me encajase. Hasta que me rendí a hacer las dos palabras en estaño, Le Journal, puesto que va destinado a contener principalmente la prensa del fin de semana.




Y sí, me ha encantado trabajar con el estaño. Aunque hace falta práctica, como cualquier aprendizaje manual, pero me ha parecido muy relajante, el ir moldeando poco a poco la lámina, ver cómo va cogiendo volumen... estoy deseando hacer otro trabajo con estaño para ir perfeccionando la técnica. Éste se lo dedico a mi maestra, que la pobre debió sudar intentando que aquella prole desmotivada hiciera algo más que agujeros en las láminas. ¡¡Cuántas veces me he acordado en estos días del dichoso marco con las piedras azules...jajaja!!.

Pues ya tenemos el revistero listo para seguir cumpliendo su función otros veinte años, como mínimo. El tiempo dirá si entonces le podré dar otro cambio o lo tendré que jubilar definitivamente.



Espero vuestros comentarios, que me encantan y me ayudan a ir mejorando día a día.
Besos.

Fuente: este post proviene de Trastos en el doblao, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El baúl de Adela (I)

Hola! Después de tanto tiempo sin publicar, aquí os traigo el que ha sido el trabajo de todo el verano. Un pequeño baúl de mi amiga Adela, de su madre en realidad, que venía con una premisa: o se adec ...

Recomendamos

Relacionado

azul cera empolvado ...

Un recibidor restaurado con encanto

Bienvenid@ a Trastos con Arte!! Esta vez te traigo una mesa recibidor de madera muy elegante. Aparentemente parece que esta realizada con una gran madera, pero en cuanto la sostienes te das cuenta que es muy ligera. Comencé decapando todo el barniz viejo y así quedó. Tapé algún agujero con pasta y encolé algunas partes para reforzar. Luego lijé toda la pieza, apliqué matacarcoma como si pintura ...

general mis trabajos my work

En perfecto estado

Hacía tiempo que no encontraba uno de éstos: un botiquín vintage en tan buen estado! Buen estado? pensarán muchos... La parte exterior tiene capas y capas de pintura arruinada, cinta adhesiva a rolete, y una suciedad solo comparable.. . a la del interior... Pero la cosa termina ahí... o mejor dicho, comienza ahí. Por que está entero, la puerta cierra perfectamente y tiene un espejo biselado en ...

restauración y tuneos restaurar decoración

Restaurar un armario antiguo

He cumplido un objetivo de mi lista de propósitos de año nuevo (lo que no sé es donde esta lista para tacharlo) que era restaurar el armario del dormitorio de mi madre antes del verano (lo termine a finales de abril). Era lo único que me faltaba después de restaurar el cabecero y la mesilla. El armario no es muy grande, pero restaurarlo se me hizo largo sobre todo me ha constado un montón trabajar ...

revistero o mini archivo carpintería

REVISTERO

HOLA¡¡ YO SIEMPRE RECICLANDO , ando alerta cuando salgo y siempre que veo algún traste tirado con potencial ASÍ QUEDÓ ni corta ni perezosa lo recojo me encontré ésta cajita linda y con las medidas perfectas y ya si hacerle nada ya la visualizaba en mi escritorio como revistero, lo malo es que tenía algunos detalles que la pintura no podría cubrir, así que decidí mejor cubrirla con servillet ...

blog restauracion transformación ...

Restauración de un reclinatorio antiguo

Llevo varías semanas sin hacer ninguna publicación y es que he estado haciendo algunos cambios en la web y espero te hayan gustado mucho. Hoy te voy a hablar de uno de los muebles que restaure este verano y que con un pequeño cambio de color, ahora luce así de bonito. El reclinatorio Es un mueble para rezo y se le da uso privado o de manera mas particular, aunque ahora lo puedes ver en Iglesias de ...

herramientas y materiales cera natural disolvente ...

Productos de restauración: el disolvente White Spirit

He llamado a mi droguería de cabecera para consultar algunas elaboraciones, y me han contado que muchos clientes compran un disolvente llamado White Spirit en vez de la esencia de trementina. Y el motivo principal es que tiene un olor mucho más suave. ¡Estoy deseando probarlo con mis ceras! El White Spirit, que los veteranos restauradores conocen por el nombre de solvarán, es un producto muy comú ...

antigüedades historia del mueble oxidación ...

Restauración baúl antiguo

Ya en el pasado hemos visto la restauración de un baúl antiguo similar a este, pero si algo nos hace ilusión es que las personas que han confiado en nuestro trabajo en el pasado vuelvan a hacerlo, y si es una familia tan encantadora como la de Leticia aún mejor. Los baúles y arcas han sido desde la Edad Media un mueble contenedor principalmente, pero también asiento y hasta cama en casos extremos ...

restauración y tuneos aperos de labranza arado hierro ...

Restauración de un antiguo arado de hierro

El arado es quizás el invento más revolucionario de la agricultura. Apareció 3500 años a.C. en Medio Oriente, donde aumentó la rentabilidad del campo y facilitó el trabajo de los hombres, que antes utilizaban hazadas, picos y palas para plantar semillas.Los primeros arados fueron de madera o piedra y, luego, en la Edad del Hierro., empezaron a fabricarse de metal. En un principio era el hombre el ...

lana de acero limpieza de restauracion limpiar objetos antiguos ...

La limpieza en los trabajos de restauración

Muchas veces basta con una cuidadosa limpieza para devolver toda la belleza y el empaque a un objeto antiguo que encontramos polvoriento, costroso y deslucido Esta limpieza debe eliminar toda la suciedad, el óxido y el barniz desescamado, sin alterar la superficie al material ni dañar sus adornos. Por ello, procederemos siempre con la máxima precaución, empleando los productos y materiales meno ...

cinchas empolvado madera ...

Un sillón de madera transformado

Hola! Bienvenid@ a Trastos con Arte! Un familiar me advirtió de que esta belleza se encontraba abandonada al lado de unos contenedores de basura. (Gracias Minilla) Esta entrada es muy especial para mi, pues fue un proyecto bastante radical y disfruté mucho del trayecto. Te invito a descubrir como transformé este magnifico sillón de madera. Te gusta? Comencemos!! La verdad es que se veía claramen ...