Blog de pececillo Idea guardada 4 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Restaurando un escabel

Hola a todos!

Os presento mi nuevo reto.

El amigo que me regaló la silla de mi primer tuneo, me sorprendió esta mañana con un...."ya que veo que te aburres y que no puedes estarte quieta te voy a dar algo para que te entretengas. Pero déjamelo bien,eh..."
Y yo, que ya tengo el síndrome de los tuneos y restauraciones, ¡cómo iba a decir que no!

Imagen 0


Imagen 1


Y ahora que he empezado pienso...¡pero cómo no dije que no! ¡que me lo voy a cargar!
Pero como cuento con vuestra ayuda............¿verdad?

Para empezar, una pata rota y al menos otra desencolada. Pensé: Bueno, nada que no pueda arreglar un poco de cola de carpintero. Y empecé a quitar grapas a ver que más encontraba.
Y esto es lo que me encontré:

Imagen 2


La espuma se deshacía en un polvillo algo repugnante....¡qué emoción!

Os tengo que decir que una de las cosas que a mi amigo le hacía ilusión era que mantuviera esa preciosa tela original, pero va a ser que no. No os imaginais lo desgastada y pringosa que estaba. Me parece que va a tener que ser otra. Bueno, si llego a ese paso ...

Imagen 3


Bueno, que me alargo mucho. Casi dos horas después de quitar grapas la pata desencolada se me quedó en la mano y la que estaba rota...también. Ahora sí que me empezó a dar un poco de miedito     .

¡¡¡Pero quién dijo miedo!!!! Total con darle esquinazo a Edi (el amigo) hasta que el asunto se olvide...

Así lo dejé:

Imagen 4


Imagen 5


Y ahora me parece que el siguiente paso es encolar el trozo roto y comenzar a lijar ¿no?

Pues, no puedo esperar a que me contesteis y me he adelantado.

Por favor, decidme si voy bien o si de tan embalada como voy ya me he cargado el proyecto.
Pero es que teniais razón. Esto se te mete en la sangre....Deben de ser los efectos secundarios de tanto polvillo de lijar. No se puede parar. Empiezas a lijar y te encanta el tacto sedoso de la madera, ¡¡¡y el olor a madera...!!!
Mi marido piensa que me he vuelto chiflada, porque cada dos por tres le digo..."Mira, toca esto.¿A que está suave? Mira, huele, huele.....

¿Será verdad que estoy chiflando? 

Aquí os dejo hasta donde he llegado hoy. Mañana más ...y prometo bombardearos a preguntas.

Imagen 6


¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos