Bricolaje

AKI Bricolaje Idea guardada 25 veces
La valoración media de 148 personas es: Muy buena

Prepara tus armarios para la llegada del calor con estos consejos

El verano se está haciendo de rogar este año, pero, aunque no lo notemos de forma brusca, las temperaturas están subiendo poco a poco. Ya no usamos prendas de telas pesadas, sino que estamos dejando paso a ropa más ligera, tanto en nuestro vestuario como en casa. Esos días de calor sofocante están más cerca de lo que piensas, por eso es importante adelantar trabajo y organizar la casa, y en especial los armarios.

Desde AKÍ te vamos a dar unos pasos para que hagas esta tarea de una manera sencilla y rápida. Con estos consejos te ayudaremos a ordenar todo aquello que sobra en verano para que no estorbe en los armarios. ¿Lo vemos?

Fuente: AKÍ

Ordenar nunca fue tan sencillo 

Cambiar la ropa de invierno es en lo primero que pensamos cuando hablamos de ordenar armarios con la llegada del calor. Hay que reconocer que es lo que más prisa requiere, pues cuando suben las temperaturas es inviable seguir vistiendo con la misma ropa. Adelantarnos al calor es un punto a nuestro favor, sobre todo si no queremos tener prendas de diferentes estaciones por toda la casa. 

Empieza sacando todo aquello que sepas que no te vas a poner, como pueden ser los abrigos, los gorros, los jerseys de lana... ¡Todo eso va fuera! Al ser prendas de tejido grueso es recomendable usar fundas para que el polvo no las dañe. Al cerrarlas herméticamente también impedirás que las polillas aniden en ellas.

TRUCO: si quieres alejar a estos insectos lo máximo posible, puedes meter unas bolsitas de tela con cáscara de limón en el interior de las fundas. Puedes usar este tip como ambientador dentro de los cajones. ¡Es muy efectivo! Lo único que debes tener en cuenta es que hay que cambiar la piel del limón cuando la fragancia disminuya.

Actua de la misma manera con la ropa de cama y las alfombras. Puedes colocar un armario de tela en la terraza, el garaje o el trastero, siempre que tengas hueco. La verdad es que son muebles muy funcionales que pueden ocultarse con una funda de tela para evitar que se vea lo que hay en su interior. Aunque, si no tienes hueco en casa, puedes optar por colocar estos elementos en los altos de los armarios, también dentro de fundas para que no se dañen, al igual que las prendas de vestir de invierno.

Fuente: AKÍ


Los zapatos
Otra cosa que puedes guardar en los altos de los armarios son los zapatos de invierno. Para que no se estropeen es recomendable guardarlos con su caja original, pero, seamos sinceros, ¡ocupan muchísimo espacio! Un alternativa es usar una caja organizadora grande y agrupar todos en su interior y, si es en bolsas de tela, ¡mucho mejor! También puedes poner un zapatero en la terraza o en el trastero para almacenarlos. En AKÍ encontrarás una gran selección de zapateros. ¡Son muy prácticos! 

La ropa de verano es la protagonista

Tal vez sea por el color o porque al no llevar abrigo la lucimos mucho más, pero ¡la ropa veraniega es nuestra favorita! Por eso debemos cuidarla y darle el hueco que se merece en los armarios y cajones. No debemos poner objetos que puedan dañarla en el interior de los muebles.

Como hemos dicho anteriormente, una buena opción es usar los altos de los armarios como alternativa de almacenaje. De esta manera, despejarás la zona inferior y evitarás que los vestidos y pantalones tengan arrugas en los bajos. 

TRUCO: para las arrugas en la zona inferior de las prendas originadas por la altura del mueble, usa una mezcla de 1/4 de vinagre y 3/4 partes de agua en un pulverizador. Aplica un poco en la zona arrugada y deja secar. ¡Desaparecerán!

Fuente: AKÍ


Si te gustan mucho los complementos, pero no te gustan tanto los enganchones en la ropa, siempre puedes almacenarlos en cestas. Luego, puedes colocarlas en estanterías o encima de un tocador o aparador. ¡Tú eliges!

Ordenar la ropa de verano no significa solo guardarla en el armario. Para evitar que se estropeé sin ponérnosla es necesario tener en cuenta tanto la forma como el material del que está hecha. No es lo mismo colgar una prenda de lino en una percha que una de lino. Hay ciertas telas que se deforman por su propio peso. En ese caso, es mejor guardarlas en cajones o baldas.

​Del mismo modo, también tienes que tener cuidado con las prendas que cuelgas. Seguro que si alguna vez se te ha caído una camiseta de tirantes en el interior del armario es porque has seleccionado mal la percha. Debes usar las que tienen unas ranuras específicas para colocar la tira, así evitarás que se deslicen.

TRUCO: si quieres aún más sujeción en este tipo de perchas, puedes agregar unos puntos de silicona caliente y así las telas tipo gasa no se resbalarán. 

Fuente: AKÍ

Las habitaciones infantiles también cambian

Con la llegada del calor no todo lo respectivo a la organización está protagonizado por la ropa, las habitaciones infantiles también necesitan un cambio. En vacaciones, los libros de texto se dejan a un lado y entran en escena los juguetes. Lo que debes tener en cuenta en este sentido es la accesibilidad. Puedes almacenar estos libros en los muebles altos, reservando la parte baja a los juguetes.

Si tus peques tienen muchos disfraces, AKÍ te ofrece una alternativa para almacenarlos. Hazte con un perchero de barra regulable y haz un 'vestidor' simple y muy divertido con todos sus trajes. Además, como seguramente estos no lleguen al suelo, puedes optar por poner los complementos de estos disfraces en la parte baja usando organizadores de cajón. 

Pon en práctica estos consejos en cuanto tengas unas horas libres y podrás disfrutar del verano en cuanto suban los termómetros, sin necesidad de preocuparte por colocar la ropa. 

¡Hasta la próxima!

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos