Blog de felipe Idea guardada 142 veces
La valoración media de 165 personas es: Muy buena

Pintar: los errores más comunes y sus causas

Errores más comunes al pintar



Cualquier momento es bueno para darle un repaso a la casa: hacer limpieza general, acondicionar las estancias y, cómo no, pintar. Si eres profano en la materia, antes de ponerte manos a la obra, deberás estar al tanto de los errores más frecuentes que se cometen al pintar y así poder evitarlos. A menudo las sorpresas más desagradables aparecen mientras se trabaja o, lo que es peor, cuando se ha terminado de pintar. En este reportaje te lo aclaramos.

 

Cuando la pintura forma "pieles"

Este efecto se va notando a medida que se extiende la pintura y consiste en la aparición de pequeñas películas elásticas que se mezclan con la pintura.

 

Causas:

- Pueden haber quedado mal cerradas las tapas de los botes, lo que permite la formación de películas de pintura seca que se mezclan con el resto.

- Pueden haber quedado adherencias de trozos de pintura seca en la virola o parte metálica que sujeta las cerdas de la brocha, que se haya usado anteriormente, o en la misma superficie a pintar.

 

Cómo evitarlo:

- Guardar boca abajo los botes de pintura cerrados para que no se forme la temida capa de pintura seca.

- Filtrar la pintura vieja con una media fina.

- Antes de empezar a pintar, limpiar convenientemente las brochas o pinceles.

 

Cuando la pintura no se adhiere


Esto ocurre cuando la pintura seca se separa de la superficie que ha sido pintada.

 

Causas:

- Pintar sobre un soporte mal preparado.

- Aplicar la pintura sobre una superficie húmeda o con filtraciones de agua.

- Pintar sobre superficies que tuvieran grasa o cera, y que no se limpiaron adecuadamente.

 

 

Cómo evitarlo:

- Prestando atención al preparado de los soportes, de acuerdo con las características de cada uno.

- Limpiando correctamente de grasa, aceite u otras sustancias las superficies a pintar.

- Utilizar una buena pintura de imprimación en superficies vírgenes y lijar las pinturas viejas para facilitar la adherencia de las nuevas.

- Antes de guardar el bote de pintura boca abajo, comprobar que la tapa quede bien cerrada.

- Para evitar la falta de adherencia de la pintura en superficies de cinc o de materiales plásticos como el polietileno, hay que preparar el soporte adecuadamente.

 



 

Cuando la pintura parece arrugada

Se aprecia cuando en la superficie de la capa de pintura se forman pliegues y el acabado comienza a perder su textura.

 

Causas:

- Cargar en exceso la brocha o el rodillo, con lo que se forma una capa de pintura demasiado gruesa que, con el tiempo se "arruga".

- No esperar el tiempo indicado en los botes entre la aplicación de una mano de pintura y la siguiente, impidiendo que el secado sea completo.

- Aplicar la pintura en un ambiente con una temperatura excesivamente alta como por ejemplo pintar exteriores a pleno sol.

 

Cómo evitarlo:

- No tratar de dejar el trabajo terminado con una o dos capas gruesas. Es preferible dar tres sin cargar excesivamente de pintura las herramientas.

- Respetar los tiempos de secado entre las diferentes manos que se aconsejan en los botes.

- Prestar atención a las indicaciones del bote para el uso de los disolventes. Si los empleados son inadecuados, se reblandecen las capas de pinturas anteriores.

 

Cuando la pintura se cuartea

Cuando aparecen hendiduras de cierta profundidad en la capa de pintura aplicada, estamos frente a una superficie con un acabado cuarteado o agrietado.  

Causas:

- Emplear pintura de baja calidad.

- Utilizar pintura inadecuada: repintar con pintura nitrocelulosa una superficie anteriormente cubierta con esmaltes sintéticos o con pinturas grasas.

- Pintar sobre preparaciones muy blandas u oleosas sin que estén totalmente secas.

 

Cómo evitarlo:

- Respetando las incompatibilidades entre los tipos de pinturas ya aplicadas y las nuevas.

 

b


Cuando aparecen las señales de la brocha

Son los canales o hendiduras que se ven en la superficie pintada y que resultan antiestéticos.

 

Causas:

- Coger poca pintura con la brocha. Así, las cerdas quedan al descubierto y van marcando la película de pintura.

- Extender la pintura con demasiadas pinceladas, dando tiempo a que el disolvente se evapore.

- Repasar la pintura que está a punto de secarse.

 

Cómo evitarlo:

- Cogiendo la pintura necesaria.

- Tomando la precaución de que la temperatura ambiente no sea excesivamente alta, para que no seque con rapidez el disolvente.

- No intentar una última pincelada si la pintura ya se está secando.

- Comprobar si la consistencia de la pintura es la adecuada. La ideal es un punto medio entre lo líquido y lo espeso.

 

Cuando aparecen aureolas, cráteres o picaduras

El aspecto que presenta la superficie pintada es poco uniforme o desigual.  

Causas:

- No desengrasar la superficie a pintar.

- Pintar con pinturas no plásticas sin tener en cuenta la presencia de agua en la superficie a pintar o en las herramientas a utilizar.

- Olvidar la eliminación de polvo que haya en los soportes a pintar.

 

Cómo evitarlo:

- Eliminando en su totalidad la grasa y el polvo de las superficies.

- Controlando que las brochas o pinceles estén bien secos, sin restos de agua, al pintar con pintura no plástica.

 

b


 

Cuando la pintura seca con excesiva lentitud

Se aprecia cuando habiendo esperado el tiempo de secado indicado se nota, al intentar dar otra mano de pintura, que la anterior todavía no está seca.

 

Causas:

- Usar disolventes inadecuados.

- Pasar capas de pintura muy espesas.

- El exceso de humedad, la falta de ventilación o un ambiente demasiado frío también contribuyen a un secado lento.

 

Cómo evitarlo:

- No pintar con una temperatura inferior a los 10ºC.

- Si bien hay que evitar las corrientes de aire, el ambiente de trabajo ha de estar ventilado.

 

Cuando la pintura chorrea o lagrimea

Hay que poner mucho cuidado a medida que se extiende la pintura, o si se aplica en una capa gruesa, ya que se va deslizando hacia abajo con formas irregulares a modo de lagrimeo.  

Causas:

- Distribuir la pintura de forma incorrecta.

- Cargar la brocha con demasiada pintura.

 

Cómo evitarlo:

- Haciendo escurrir ligeramente la brocha antes de comenzar a pintar.

- Aplicando capas finas.

 

Agradecimientos: Fotografías deule@Dortmun/Flickr, Olma.palma/flickr, Angelrravelor/Flickr y John-Morgan/Flickr

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

pintura azulejo epoxi ...

Cómo pintar los azulejos

Alicatado nuevo sin apenas gasto

Son muchas las situaciones que pueden llevarnos a desear un cambio de azulejos: la compra de una casa nueva o de segunda mano, el descubrimiento de un modelo de baldosa que nos agrada especialmente, o sencillamente la evolución de las modas, muy vivaces en la diversa y multicolor industria de la cerámica ornamental. Bien, ya hemos decidido sustituir los antiguos azulejos por nuestro mo ...

bañera baño sanitarios ...

Cómo pintar la bañera y los sanitarios

Dale color a tus cuartos de baño

A la hora de reformar o tunear nuestro baño, debemos crear una buena combinación que cree armonía en ese espacio, normalmente, reducido. Así, una buena forma para conseguirlo por completo es pintando la bañera y los sanitarios

errores al pintar pintar mal pintura ...

Errores más comunes al pintar

Pintar no es una de las tareas más complicadas de bricolaje. Sin embargo, el desconocimiento, la falta de práctica e incluso la precipitación pueden hacer que cometamos algunos errores que hagan que el resultado no sea como esperábamos. Un bote de pintura mal cerrado o no respetar los tiempos de secado pueden estropear nuestra pared, ¿conoces los errores más comunes al pintar? - Mantenimiento del ...

barniz impermeabilizar madera ...

Claves y consejos sobre el barniz

Un excelente protector para la madera

El barniz es una capa protectora transparente que ofrece un acabado con tonos que imitan los colores de la distintas maderas. A diferencia de las ceras y aceites, los barnices crean una auténtica capa protectora impermeable, protegiendo la madera de los agentes externos y las pequeñas erosiones. Se trabaja con barniz siempre que sea necesario cubrir superficies de madera nueva a la que no se q ...