Blog de Fernando Barón Idea guardada 15 veces
La valoración media de 2 personas es: Buena

Convertir un tarugo en una pata de armario



Roperos, alacenas, vitrinas, despenseros, cómodas y otros muebles voluminosos por el estilo requieren patas cortas y muy robustas. Normalmente las adquirimos prefabricadas en los almacenes de madera, aunque también podemos hacerlas nosotros mismos   

¡Es una tarea facilísima, y el montaje te saldrá muy barato porque puedes utilizar un simple tarugo de una madera recia! Por ejemplo, haya, roble, encina...

Veamos paso a paso la ejecución.

                                
Imagen 1


Sujetamos el taco de madera en el banco de trabajo con una mordaza, y cortamos las esquinas con la sierra (1). Volvemos a cortar los dos bordes resultantes, con lo que el ángulo quedará muy suavizado.

Seguidamente, repasamos con la escofina (2), la lima específica para madera, y luego con la lima de metal, de relieve más fino.

Sólo queda pulir con un taco de lija (3). Ya tenemos un apoyo perfecto para nuestro mueble, haremos de la misma forma los restantes (4).
La parte redonda es la que apoya en el suelo, la cara plana se encola en la base del mueble, reforzando la unión con una espiga.

¿Has tenido que cambiar las patas a algún mueble de los mencionados al principio?

[Fotos: faclisimo.com/fernando_baron]

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos