comunidades

Cómo pintar los azulejos

Alicatado nuevo sin apenas gasto

Son muchas las situaciones que pueden llevarnos a desear un cambio de azulejos: la compra de una casa nueva o de segunda mano, el descubrimiento de un modelo de baldosa que nos agrada especialmente, o sencillamente la evolución de las modas, muy vivaces en la diversa y multicolor industria de la cerámica ornamental.

 

Bien, ya hemos decidido sustituir los antiguos azulejos por nuestro modelo favorito. Pero… !horror! Nos piden 15.000 euros por la cocina y dos baños, un gasto inabordable en época de crisis. ?Qué hacer? ?Nos resignamos a vivir con unos azulejos tan feos que nos parecen casi una burla? Por suerte hay una solución baratísima: !pintarlos!

 

 

 

 

 

En esta labor de Ana247 podemos apreciar cómo la pintura blanca, la gran favorita de muchas lectoras, va cubriendo el dibujo del alicatado. “Los estoy pintando con pintura especial para azulejos, tendré que dar dos manos ya que los colores eran demasiado oscuros, y con una sola capa se notan”.

Bertyyy hizo en su baño un trabajo también muy acertado. Utilizó pintura blanca especial para azulejos de baños y cocinas, combinado con esmalte acrílico rojo.

M_mercedes nos invita a conocer su reforma “en los baños más feos que había visto en mi vida”. ¡Desde luego parece una foto de otra casa!

Guillermina78 también se decidió por el color blanco. Según opinión unánime de las foreras, todo va bien cuando se utiliza la pintura específica. Guillermina78 aconseja aplicar previamente una imprimación, y luego dos manos de pintura acrílica. “La imprimación hace que las siguientes manos de pintura queden bien fijas, ya que el azulejo es un material no poroso y la pintura salta fácilmente”.

Animada por los ejemplos del foro, Gcrisg también se decidió a renovar su alicatado, con resultados excelentes.

Nuevo ejemplo, también con imprimación adherente previa, esta vez a cargo de Moli.

Finalmente, vemos la cocina de Gatagris antes y después. “La pinté entera (dos manos) con dos botes, creo que eran más o menos de kilo y me costaron unos 8 euros cada uno. Los azulejos originales además de feos eran defectuosos, y ahora la cocina de blanco queda mucho más luminosa”. Gatagris usó una pintura epoxi, muy resistente, que ya había utilizado en el baño con resultados excelentes. “Pintar fue rapidito, tardé hora y media por cada mano. Eso sí, en quitar todos los accesorios y proteger los muebles, los grifos, el suelo y el calentador, tardé bastantes horas. En una cocina vacía sería facilísimo, basta con tapar bien el suelo, así que animaos si no os gustan vuestros azulejos”.



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos