Blog de Fernando Barón Idea guardada 18 veces
La valoración media de 36 personas es: Excelente

Cómo hacer una sillita infantil

Un diseño sencillo, robusto y decorativo


Sillas de tablero DM fabricadas por Juanma1


¡Qué tarea de bricolaje más apetecible fabricar juguetes para los hijos! Sillas, balancines, casitas de muñecas, cocinas y demás enseres menudos rebasan el ámbito del juego y se convierten rápidamente en las pertenencias adoradas de los niños. Es una circunstancia radiante para cualquier bricolega, ya que con su hobby puede brindar muchas horas de felicidad a los peques de la familia.

Nuestro lector Juanma1 es un buen ejemplo, continuamente fabrica juguetes para sus dos hijos, niño y niña. Ya vimos la graciosa cunita que realizó para la pequeña, y ahora ha tenido que terciar en una enconada disputa: los dos se peleaban por la silla que su papá había fabricado tiempo atrás para el niño, de modo que sólo había un camino: fabricar otra silla igual para la niña.

Nuestro amigo Juanma1 escoge un tablero DM con las dimensiones apropiadas, y, después de dibujar las piezas que formarán la silla, comienza a recortarlas con la sierra caladora, herramienta especialmente idónea para efectuar cortes curvos.

El tablero tiene 20 mm de grosor, lo que dará sobrada robustez a la silla.


Las cuatro piezas de la silla, cortadas y listas para montar. Observemos que nuestro amigo ha evitado en el diseño los picos y ángulos, que podrían causar heridas a los pequeños en caso de golpe. Todo el contorno de la sillita presenta suaves curvas, lo que además tiene mayor atractivo estético.

El montaje en ángulo recto de dos piezas con ese tamaño genera un brazo de palanca que podría romper fácilmente la unión. Pero, con los dos apoyos laterales, el conjunto queda perfectamente firme y trabado. Nuestro amigo ha utilizado cola y tornillos de 10 cm para consolidar el montaje.

Llegamos a la fase de pintura. Después de dar una imprimación adherente, en color blanco, Juanma1 la deja secar, y a continuación la lija meticulosamente con grano fino.

Ya puede pintarse la silla en el color deseado; ?en este caso, como es para mi nena, rosa?.

¡Se acabaron las trifulcas en casa de nuestro amigo! Ahora la pequeña está feliz con su silla en exclusiva, un diseño idéntico al de su hermano salvo en el color. ¡Anímate a copiar la idea, nuestro amigo Juanma1 afirma que es una labor muy sencilla y tienes el éxito asegurado!



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

barandilla escalera pasamanos ...

Bricolaje en escaleras interiores

Un rincón idóneo para los trabajos decorativos

Las escaleras interiores constituyen espacios llenos de atractivo para el aficionado al bricolaje. Son elementos casi obligados en viviendas unifamiliares, adosadas y pareadas; y podemos adaptarlos para convertirlos en rincones muy acogedores, que reflejarán los gustos particulares y la personalidad de nuestro hogar. El requisito más importante de cualquier escalera es la segurida ...