Blog de MariaPintado Idea guardada 13 veces
La valoración media de 23 personas es: Muy buena

Una habitación juvenil

Un proyecto de nuestro usuario Sonsecano


Contar con los conocimientos y las habilidades necesarias para fabricar nuestros propios muebles supone, sin duda, un increíble ahorro de dinero. Además, hay que saber apreciar las posibilidades de viejos muebles para aprovechar cualquier material disponible. Y todo ello es algo que, con el tiempo y la recopilación deinformación, podemos llegar a aprender.

 

Por eso, experiencias como las de nuestro amigo Sonsecano pueden servir de motivación y fuente de aprendizaje a todos los 'manitas' que deciden tirar por el camino del DIY ('do it yourself'). En esta ocasión, nuestro usuario ha fabricado los muebles de la habitación de su pequeño, y todo ello por la cantidad de 180 euros. Aquí tenéis las claves de este estupendo proyecto.

 

Fabricando la cama

La protagonista de la habitación es la cama nido. Con unos trozos de aglomerado realizó los costados de la cama y, aprovechando algunos tablones de una puerta vieja realizó los largueros. Con esto ya tenía la estructura principal de la cama, que embellezó con unas planchas de aglomerado que encoló y unió bien gracias a la presión de los gatos. Como detalle, para pegar las planchas realizó unas marcas por debajo para que agarrasen bien.

 

larguero






Una vez montada la estructura principal quedaba la parte inferior de la cama y los cajones, cuyo resultado podéis ver en la fotografía.

 







El resto del mobiliario

Nuestro amigo Sonsecano tenía disponible un armario grande que estaba en bastante mal estado. Para su recuperación utilizó aglomerado reciclado y siguió la técnica de las planchas para forrarlo, cambió los tiradores y consiguió el estupendo aspecto que veis en la fotografía.

 



También tenía a mano este mueble usado que decidió transformar para adaptar a la estética de la habitación. Como podemos intuir por las fotografías, nuestro usuario forró de nuevo el mueble con aglomerado, cambió el frontal de los cajones, añadió unas baldas y mueble terminado.



Detalles finales

Con los muebles principales terminados había que completar la composición de la habitación. Con un tablero consiguió un escritorio que se extendía desde el mueble hasta la pared. Sobre él, además, se apoya la cama y, con el objetivo de aprovechar el espacio al máximo, en el hueco que quedaba debajo del escritorio por detrás de la cama nuestro usuario ha incorporado un práctico y cómodo zapatero.



 

Agradecimientos: A nuestro usuario Sonsecano

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos