Vivienda Saludable Idea guardada 53 veces
La valoración media de 236 personas es: Muy buena

Reformas rápidas para poner en alquiler tu vivienda

Si alguna vez has buscado piso te habrás topado con fotos pixeladas, casas llenas de retratos familiares o habitaciones que parecían un almacén. ¡Tranquilo! Si ahora estás en el otro lado y te toca sacar partido a tu piso para alquilarlo más rápido y destacar entre cientos de anuncios, te vamos a echar una mano. Aquí tienes un listado sencillo de pequeñas reformas que puedes llevar a cabo en un fin de semana.

Fuente: Unsplash


 

Ordena y di adiós a los recuerdos personales

Lo primero es deshacerte de todos tus objetos personales, llévalos a un trastero o dónalos, pero no tiene sentido intentar alquilar una casa con las fotos de tus últimas vacaciones. Revisa los muebles, si alguno está un poco desfasado es el momento de darle una mano de pintura. En este caso, la pintura a la tiza es la mejor opción, no hace falta tratar la madera previamente, cubre muy bien y su acabado mate es muy resistente a los golpes.

Pinta en tonos suaves y acogedores

El color es una de las herramientas más potentes a la hora de transmitir emociones. Si quieres que tus futuros inquilinos se sientan cómodos en casa busca beiges, blancos luminosos o grises elegantes. Asimismo, evita el papel pintado con estampados grandes. El objetivo es que cualquier persona se imagine viviendo en esa casa, ¡la sencillez siempre es la respuesta!

Mucha atención al cuarto de baño

Sabías que el 40% de las personas que buscan alquiler, consideran el baño como una estancia clave. Precisamente es aquí donde puedes hacer más cambios con un presupuesto reducido. Para ganar espacio y potenciar la luz, cambia tu cortina de ducha por una mampara sencilla.

Si quieres hacer un lavado de cara sin gastar mucho, pinta los azulejos  (una medida, también, muy interesante en la cocina). Aunque las nuevas fórmulas se aplican de forma sencilla, es conveniente seguir algunos pasos, como limpiar los azulejos en profundidad, dar una primera capa y dejar pasar varias horas antes de dar la segunda. Luego, repasa las juntas para un acabado más profesional. 


Cortinas y algún truco extra para ganar en calidez


En el home staging el minimalismo es casi obligado, pero vestir las ventanas es un truco fácil para crear estancias más acogedoras y que recreen la sensación de hogar. Si la casa no tiene mucha luz, busca visillos o screen en blanco.

Las lámparas, también, son de gran ayuda, al igual que las plantas que aportan vida y hacen que la decoración no sea muy plana. Por supuesto, cualquier posible inquilino va a mirar el estado del suelo, un tratamiento previo o pulido antes de enseñar la casa o hacer las fotos puede marcar la diferencia. 

Esperamos que estas pequeñas nociones sobre home staging te ayuden a diferenciar tu piso del resto y que sea alquilado en tiempo récord. ¡Te esperamos en el próximo post de Vivienda Saludable! 
 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos