Blog de chocoleta Idea guardada 4 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

Limpieza de un antiguo celemín de grano

El atractivo de los enseres rústicos en la decoración moderna

Los antiguos enseres de campo son objetos muy apetecidos por los decoradores: rústicos, singulares, a menudo fabricados en buena madera, se convierten en adornos fuera de lo corriente y con un especial atractivo. Si nos preguntaran los requisitos del artilugio ideal, probablemente diríamos que debe ser de tamaño medio, fabricado en madera, y apto para nuevos usos.

 

Los tres factores se cumplen en un antiguo celemín de grano, que nos han confiado para restaurar. Después de sopesar todas las opciones, hemos decidido realizar una meticulosa limpieza, sin abordar de momento la recomposición de las tablas rotas. Los estragos del uso continuado aumentan la belleza de este viejo y sufrido utensilio de medida.

 

 

 

Los productos y materiales que vamos a utilizar, con el protagonista de la tarea. Tras varias consultas a expertos restauradores, hemos decidido proceder a un decapado, aunque la madera del celemín no está pintada ni barnizada. Dado que el líquido decapante es muy abrasivo, recopilamos todos los elementos de seguridad, empezando por las gafas y los guantes.

Examinamos detenidamente el utensilio. El fondo ha sufrido varias roturas, consecuencia de las incontables veces que sería arrojado después de volcar el grano en la bolsa del comprador.

Para mayor seguridad nos ponemos dos pares de guantes, dado que el decapante puede destruir el vinilo de los guantes sanitarios.

Tras extender el decapante con el pincel, lo dejamos secar un rato, y emprendemos una larga y concienzuda limpieza con lana de acero.

Nuestra labor tiene una recompensa inesperada: al eliminar la capa de roña y grasa, aflora la inscripción original que indicaba los litros del celemín.

Después de soplar a conciencia para eliminar el polvillo de lana de acero, completamos la limpieza con un paño humedecido en disolvente.

Llega el turno del acabado definitivo con cera artesanal. La hemos calentado al baño maría para que empape bien todos los resquicios.

Hemos finalizado el tratamiento de este bonito utensilio de medida. Dejaremos que la madera se nutra bien hasta el día siguiente, y entonces la abrillantaremos con una gamuza. Nuestro celemín quedará listo para sus nuevas funciones, como singular y decorativo soporte de libros en el salón.

Y aquí tenemos por fin nuestro celemín, aseado, rejuvenecido y dispuesto para desempeñar nuevas funciones, ahora como revistero de salón. ¿Os imagináis la cara de los jornaleros que lo utilizaron, si pudieran verlo así?



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

baùl hojalata mensaje madera reciclada òxido restauración y tuneos

Limpieza y conservación de un baúl

Se trata de la limpieza y conservación ( respetando su pàtina antigua original ) de este baùl antiguo. Imagen 1 y 2 Parte frontal y detràs del baùl con suciedad y aspecto desgastado. Con elementos de hojalata que se aprovechaban para la decoración de la pieza. Con òxido en las partes de metal. Y algo de carcoma que trataremos. Imagen 2 y 3 Parte inferior e interior del baùl: tratamos la carcoma co ...

banco de trabajo madera taller ...

Un antiguo banco de trabajo

La imagen parece tomada en un santuario de oficios tradicionales, una casa museo de las que abundan en los países anglosajones En realidad es el taller de un ebanista que muchos de vosotros podríais visitar cogiendo el coche. Este banco salió de una carpintería antigua que renovaba el equipo y vendía todos los enseres. Lejos de ser una pieza decorativa, encaja a diario tanto 'potreo' como en sus ...

restauración y tuneos

Restauración de escritorio antiguo

Tesoros hallados en los desembalajes

Los desembalajes son ventas de enseres al estilo mercadillo y ofrecen irresistible atractivo para los amantes de la restauración. Allí rondaremos extasiados entre manadas de prometedores muebles, que sólo necesitan amorosos cuidados para convertirse en la mejor pieza de la casa. Si no tienes experiencia, conviene que al principio te acompañe un experto. Nuestra lectora Yenai, que está haciendo u ...

restauración y tuneos cuadernal fragata ...

Restaurando el cuadernal de un velero antiguo

Mi amigo José Díaz, director de un interesante museo en la provincia de Cádiz dedicado a los oficios tradicionales, ha restaurado un cuadernal Es una pieza muy característica de los veleros antiguos, que servía para facilitar el duro trabajo con los cabos al combinar varias poleas. Los aficionados a las maquetas navales conocen bien este elemento, imprescincible en la jarcia de los veleros clá ...

utensilios tradicionales medidas de grano adornos rusticos ...

Un celemín de grano como revistero

En el reportaje de la semana os contamos que una pieza tradicional restaurada puede ser un excelente regalo de Reyes Los enseres rústicos complacen a todo el mundo, y quedan bien decorando muchos espacios: la entrada, el pasillo, la cocina, la sala de estar... Naturalmente, además de la balanza hay otras muchas posibilidades. Por ejemplo, algo tan humilde como un celemín de grano. Recordemos qu ...

general antes y después cabecero ...

El cabecero de mis padres

Hola a tod@s de nuevo!!! Como os comenté hace tiempo quiero ir alternando los post de muebles y complementos de decoración que están a la venta en mi tienda con los míos propios y que decoran mi casa, así también me conocéis un poquito mejor. La recuperación que os quiero enseñar hoy es muy especial para mí, ya que se trata de un cabecero de cama que perteneció a mis padres y que llevaba mucho tie ...

restauración

Restauración de un marco antiguo

Y como lo prometido es deuda aquí les traigo el marco que restauré. Se trata de un marco de casi cien años de antigüedad en el que se lucía la foto de casamiento de mis abuelos. Mirándolo en detalle hasta conservaba, a medias, los años hacen lo suyo... la etiqueta del fabricante! Un día, conversando con mi madre me dijo que tenía unos marcos para tirar porque eran muy viejos y ya no le gustaba ...