Blog de felipe Idea guardada 5 veces
La valoración media de 7 personas es: Normal

Cambiar cristales en cuarterones

Colocar el nuevo vidrio

portada
Un cristal roto en una puerta de cuarterones dejará de ser un problema si nos ponemos manos a la obra rápidamente. Con muy pocos materiales y de forma fácil nos evitaremos llamar al cristalero, ya que se trata de superficies pequeñas. El primer paso para empezar a trabajar será retirar la puerta del marco o mueble, ya que en horizontal el trabajo nos resultará más cómodo.

 

Los materiales que necesitamos son: un cristal nuevo del mismo tamaño que el marco (quitándole unos 2 ó 3 mm, el espacio necesario para que quepa en el hueco libre después de aplicar la masilla), tenazas, espátula, papel de lija, junquillos de madera, sierra de ingletear, masilla de cristalero, aceite de linaza, puntas y martillo.

 

Retirar la pieza rota

En primer lugar, han de quitarse los junquillos que mantienen sujeto el cristal. Usaremos una espátula o cualquier otro instrumento que pueda hacer palanca. Probablemente estos finos trozos de madera se romperán, por lo que después tendremos que colocar otros nuevos.

 

                                        
cristal roto


 

El siguiente paso es retirar el vidrio dañado; lo haremos con cuidado para evitar cortes: aunque unas pinzas son la herramienta ideal, también unos guantes fuertes son muy efectivos para realizar esta tarea. A continuación es imprescindible eliminar todos los restos de masilla antigua raspándola con la espátula o un cincel, ya que, de lo contrario, el nuevo cristal no encajará bien. Se repasará la superficie con un papel de lija para lograr que quede lisa. Además, si aún quedan puntas, han de sacarse con las tenazas.

 

Colocar el nuevo vidrio

El marco se cubrirá con una mezcla de partes iguales de aceite de linaza y esencia de trementina. Esta solución tiene la función de nutrir la madera. Cuando esté seca, se procede a colocar la masilla en el área donde se colocará el cristal; debe extenderse de forma homogénea, ya que de lo contrario el vidrio no encajará bien. Éste se instala en el hueco, asegurándolo bien sobre la capa de masilla.

 

                                                
cambiar cristal


 

Para una fijación segura, es necesario colocar nuevos junquillos. Éstos son molduras de madera con forma de un cuarto de círculo. Se venden en listones, por lo que es necesario serrarlos según la medida del hueco. Con la sierra de ingletear se cortan los extremos hasta formar un ángulo de 45º, para unir las cuatro piezas de madera que sujetarán el vidrio. Una de las partes planas de la pieza se coloca sobre el cristal y la otra se apoya en la madera que forma el cuarterón.

 

                                   
limpiar liston


 

El paso final es fijar los junquillos; una vez que hemos situado todos, deben unirse a la estructura. Para garantizar la sujeción pero sin que se note demasiado, se utilizarán puntas de cabeza perdida. Éstas se clavarán en la parte redondeada del junquillo, de forma oblicua, hasta que se introduzca en el marco del cuarterón. Es importante hacerlo de forma suave, ya que un golpe excesivamente fuerte podría romper el cristal. Para rematar el trabajo, se pasa la lija por la superficie que se ha tratado, (así eliminamos las pequeñas astillas que hayan podido quedar a la vista) y se pintan los nuevos trozos de madera.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

reformas obras reformas sencillas ...

8 reformas para el hogar

Hazlo tú mismo y ahorra un poco de dinero

Las obras y reformas en casa suelen generar muchísima pereza por el enorme lío que se produce en casa. Por eso, a veces, resulta mucho más práctico realizar por uno mismo ciertas reformas que faciliten la convivencia en el hogar.

otras tareas alambre repisa ...

Sencilla repisa de productos

El alambre, un material práctico, barato y de sencillo manejo

El alambre es un material que ofrece numerosas utilidades en el bricolaje. Habitualmente lo vemos en las ferreterías sin prestarle apenas atención, ignorando que puede contribuir en muchos diseños funcionales y atractivos. Además de su módico precio, el alambre se maneja fácilmente con herramientas tan comunes como los alicates. La combinación del alambre con la madera nos permite fabricar ele ...