Aprende a montar un toldo

Toldo confeccionado y montado por AmadisdeGaula

Requieres de una agradable zona con sombra en tu jardín, no te compliques más e instala un toldo para lograrlo. ¡La mejora que proporciona este elemento es increíble! Donde antes había un espacio tórrido hasta el anochecer, consigues un delicioso refugio que incluso te permite almorzar al aire libre. Y todo el material que necesitas es lona y alambre.
 

Nuestro lector AmadisdeGaula nos señala todos los detalles necesarios para realizar el montaje con éxito, ilustrando las explicaciones con fotos del toldo que tiene en su patio, confeccionado y montado por él mismo con la ayuda de su mujer. ¡Vamos a aprender la tarea!


Nuestro amigo AmadisdeGaula afirma que hacer un toldo es una tarea relativamente fácil, aunque tiene mucho trabajo. La idea es tener un espacio fresco en días calurosos y disfrutar de un espacio abierto, lo importante es tomar en cuenta que los colores oscuros proporcionan más protección y la zona se mantiene fresca al contrario de los colores claros.

El manejo es muy sencillo: el lado exterior del toldo se hace rígido mediante un listón de madera o un tubo de metal, cosido dentro del dobladillo. Amarrando a ese extremo dos cuerdas que van a sendas poleas, situadas a cada lado del toldo, podemos extender y replegar la lona.

Como se aprecia en la primera foto, el toldo va suspendido mediante argollitas de unas guías paralelas de alambre. Para colocar dichas anillas, explica AmadisdeGaula, iremos cosiendo una cinta a lo largo del toldo, cada medio metro más o menos. A distancias de unos 80 cm en cada cinta, insertamos las anillas y seguimos cosiendo.
En la pared se fijan los soportes que sostendrán el toldo, en este caso se realizó con alambres y al final en uno de sus extremos se colocó un tensor que aporta mayor firmeza para soportar el peso.

Para evitar que el toldo acumule agua, colocaremos unos pequeños ollaos de metal que servirán como desagües; podemos comprarlos en cualquier ferretería, son baratos, explica AmadisdeGaula. Los colocaremos en hileras, equidistantes de dos cintas con anillas. Para insertarlos en el tejido tendremos que comprar la herramienta oportuna en la ferretería, también es barata.

Si ampliamos la foto, podremos ver en el toldo de nuestro amigo los pequeños pero efectivos desagües.

Si quieres confeccionar tú mismo el toldo, AmadisdeGaula explica que casi con toda seguridad tendrás que unir dos o más tiras de tela, y, dado que se fabrica en varias medidas de ancho (1'20, 1'50 y 1'80), conviene seleccionar la que mejor cuadre. "Para la confección podemos usar la máquina de coser normal y corriente, conviene hacerlo entre dos personas para ir guiando y tirando de la tela, pero es sencillo", afirma nuestro amigo. "En uno de los extremos dejaremos una guía para introducir una barra de aluminio o hierro o madera, para replegar el toldo. Debes hacer un doblez en la tela de forma que te quede como una funda por donde meter un tubo a todo lo ancho del toldo; así con dos cuerdas extiendes o recoges el toldo sin problemas".

¿Y cuando el patio no exactamente cuadrado o rectangular, y quieres darle sombra a toda la superficie? En tal caso, AmadisdeGaula recomienda cortar una pieza con las medidas del 'espacio sobrante' y colocarla igual que el toldo pero sin cuerdas, quedará fija.

Nuestro amigo afirma que montar tu propio toldo es más sencillo de lo que parece, ¿te animas a seguir su ejemplo?

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado