Blog de felipe Idea guardada 55 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Consejos para empezar a restaurar un coche antiguo

Detrás de un coche clásico hay belleza, hay elegancia, hay nostalgia... Cualidades que justifican la existencia de un elevado número de seguidores de la restauración de coches antiguos. ¿Alguna vez has pensado en empezar un proyecto así? En ese caso, apunta algunas claves que deberás tener en cuenta: 

1. Investiga el coche: qué modelo es, de qué año, detalles de fabricación, la tapicería original, los detalles decorativos, la aleación empleada, los siguientes modelos... Además, también puedes acudir a un especialista en valoración de coches antiguos para que te oriente sobre su valor, su estado... 

2. Antes de empezar, lleva el coche a un mecánico profesional, para que compruebe el estado del coche, las piezas a cambiar, qué sustituciones requiere la parte mecánica...

3. Con toda la información sobre la mesa, elabora un presupuesto. Para ello debes tener en cuenta las piezas que debes adquirir, el coste de los materiales, el nuevo tapizado, la mano de obra si necesitasa algún mecánico para ciertas partes, las visitas al taller para que te revisen los avances... Además, en la restauración de un coche clásico importan los pequeños detalles y hoy, gracias a la inmensidad de Internet, podrás encontrar páginas, tiendas o particulares que vendan las piezas originales de tu modelo de coche. 
 


4. A la hora de restaurar la parte mecánica, va a ser muy útil contar con un foso en el espacio de trabajo. Si no tienes la opción de trabajar en un taller (por ejemplo, en el de un amigo) y debes hacerlo en tu  garaje, quizás debas plantearte la posibilidad de instalar algún tipo de plataforma de elevación. 

Otra cuestión importante que debes tener en cuenta en el acondicionamiento del garaje es la humedad, pues el exceso de la misma podrá provocar la corrosión de la vieja carrocería. Para ello puedes echar mano de un deshumidificador. 

5. En el momento de empezar a desmontar, debes tener una premisa clara, y es no perder de vista el orden y la organización. Para ello te harás con bolsas y etiquetas donde guardar y clasificar las piezas pequeñas, una cámara de fotos para capturar la colocación de las piezas, pegatinas para enumerar las partes que vayas extrayendo... Todo esto será de gran ayuda a la hora de volver a montar el coche. 
 


Por su parte, esas mismas fotografías te servirán para buscar los repuestos. 

6. A medida que vayas avanzando con la mecánica, sería recomendable acudir a un taller de confianza para que un mecánico profesional controle que todo funciona correctamente y que no te estás dejando nada en el aire. 

7. Las piezas metálicas que se tengan que reemplazar se suelen sustituir por piezas de chapa de acero al carbono, con una aleación de estaño, de un grosor de unos 2 mm. 

¿Tu sueño es restaurar un coche clásico pero aún no te has animado? Estas preciosidades seguro que te convencerán de ello... 

 


 






 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos