comunidades

Cómo hacer un cuadro con relieve

Grabado con linóleo

Los cuadros son elementos que resultan muy decorativos en nuestro hogar. En los comercios podemos encontrarlos con diversos dibujos, tamaños y formas. Sin embargo, también podemos realizarlos nosotros mismos. Empleando tan sólo un poco de paciencia e imaginación, podemos realizar una actividad divertida, entretenida y práctica.

 

En este reportaje os animamos a realizar un grabado con linóleo, material blando que se trabaja con gubias de distintas formas en el que se hace un dibujo. Consiste en eliminar parte del material de la plancha hasta obtener el dibujo en relieve y, una vez terminada la plancha de linóleo, aplicaremos un papel sobre el que ejerceremos presión, para que el dibujo que tenemos en la plancha lo podamos transferir al papel, es decir, obtengamos una huella de esa plancha trabajada. No debemos olvidar que para obtener el gofrado necesitaremos humedecer el papel previamente, colocarlo encima de la plancha de linóleo y ejercer presión a través de un tórculo.

Consiguremos mucho más contraste si vamos aplicando colores complementarios como el rojo y el azul o el naranja y el verde. Entre colores podemos pintar dentro del dibujo una línea separatoría de las formas de cada objeto.

Es importante no tocar el papel con las manos para evitar que se ensucie y queden marcas de huellas. A continuación, comenzaremos a pintar con pinceles de diferentes tamaños, dependiendo de la zona, del efecto y grosor que queramos dar a nuestro dibujo. En este caso, hemos empezado por pintar el cielo de rojo, ya que es un color vivo y fuerte que va a dar fuerza al grabado.

Poco a poco iremos viendo que el dibujo se convierte en un paisaje lleno de colores y que puede variar la gama cromática, eso sólo depende del gusto del creador. Además, a medida que vayamos terminando el dibujo podremos ver un detalle del cuadro donde se aprecia el relieve que ha producido la plancha de linóleo, mezclado con el degradado de los colores.

Una vez que tenemos el dibujo transferido al papel, comenzamos el proceso. Para pintar con óleo sobre papel, debemos darle una fina capa de imprimación a éste para evitar que la absorción del óleo se produzca muy rápido, y evitar así, que las grasas dejen cualquier tipo de mancha.

Utilizaremos óleos de diferentes colores que los mezclaremos sobre una paleta. No es necesario utilizar muchos colores, es suficiente con tener los tonos básicos: amarillo, magenta, cian, blanco y negro. Con estos cinco colores podemos obtener todos los demás. No obstante, en el caso de que queramos diluir la pintura necesitaremos un disolvente, como puede ser el aguarrás.

Con cola blanca pegaremos los laterales al soporte y ejerceremos presión. Cuando el pegamento esté lo suficientemente seco, aplicaremos barniz con un tinte para que la madera coja color. Se aplica con una brocha que tenga el pelo suave una o varias veces, dependiendo del color que busquemos.

Definitivamente, el cristal lo pondremos sobre los cuatro listones para que quede elevado, lo sujetaremos con cuatro clavos de cabeza redondeada.

Para fabricar un marco tendremos que estar provistos de maderas en estado natural, es decir, maderas que no estén tratadas de ninguna manera. Estas las utilizaremos para la parte de atrás, donde se va a apoyar el grabado. Además, la madera debe ser plana y tener cuatro o cinco centímetros más de anchura que el grabado.

Para las zonas que van a actuar de marco, utilizaremos listones con la misma anchura que hemos dejado para la parte trasera del cuadro, unos cuatro o cinco centímetros. A continuación, cortaremos las esquinas en inglete, previamente marcadas, con un serrucho.

Por último, colocaremos el papel encima del marco y protegeremos nuestro grabado del polvo y suciedad. Para ello, necesitaremos un cristal que quede un poco holgado y que no aplaste el relieve que se ha creado en el papel.

Una vez que estén los cuatro laterales cortados con la medida ajustada, se liman los lados interiores para que queden redondeados. Además, también se puede hacer una muesca con una gubia para que la madera no quede tan plana.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Muchos son los usuarios que llegan a nuestra tienda con la intención de comprar un cortacésped pero no tienen claro que modelo elegir o qué características fijarse a la hora de seleccionar el adecuado a su necesidad. Por eso hoy vamos a dejarte una guía con todos los consejos y claves que debes tener en cuenta para la elección del cortacésped ideal para ti. ¡Vamos a ello! Factores principales a te ...

otras tareas bobinero cruceta ...
Un accesorio de costura muy práctico

El bobinero es un accesorio muy apreciado por las aficionadas a la costura. Sirve para colocar las diferentes bobinas de hilo, de la manera más cómoda para coger en cada momento la que se necesite. Siguiendo las recomendaciones de las expertas del foro de Manualidades, hemos hecho un bobinero pequeño y portátil, para 40 bobinas. La dificultad principal a resolver consiste en la r ...

pintura azulejo epoxi ...
Alicatado nuevo sin apenas gasto

Son muchas las situaciones que pueden llevarnos a desear un cambio de azulejos: la compra de una casa nueva o de segunda mano, el descubrimiento de un modelo de baldosa que nos agrada especialmente, o sencillamente la evolución de las modas, muy vivaces en la diversa y multicolor industria de la cerámica ornamental. Bien, ya hemos decidido sustituir los antiguos azulejos por nuestro mo ...

construir una casa casa ecológica vivienda ecológica ...
Una vivienda en seis meses

En este reportaje os mostramos en imágenes el paso a paso que se sigue para construir una vivienda a partir de contenedores marítimos. Un hogar sostenible en menos de seis meses.

muebles

¿Tu sofá está hundido? Con el paso del tiempo todos los sofás terminan hundiéndose, ya sea porque su vida útil se ha agotado o porque no los hemos tratado demasiado bien. Lo habitual es sustituir el sofá deteriorado por otro, pero no la única. Descubre cómo arreglar un sofá hundido y ¡vuelve a disfrutar de el! Un sofá hundido no solo aporta un aspecto dejado al salón sino que resulta incómodo. No ...