comunidades

Construye tu propio baúl de madera

Práctico mueble para guardar los juguetes


Los baúles que vemos en el foro suelen ser piezas antiguas restauradas, sin embargo gracias a nuestra lectora Laurayfran hemos descubierto una opción de lo más interesante: hacer un baúl nuevo, a partir de las maderas compradas. La principal ventaja, como siempre en los muebles hechos por nosotros, es que tendremos un baúl con las medidas exactas que necesitemos.

TE gustará mucho el diseño de Laurayfran, tanto por el acertado trabajo de carpintería, fresadora incluida, como por el adorno de la tapa. El baúl de nuestra amiga servirá para guardar los juguetes de su hijo; por ello la artista lo hizo a juego con una silla infantil que previamente había restaurado. !Acompáñanos, veamos la tarea paso a paso!

 La tarea finalizada. ¡El rincón le ha quedado a nuestra amiga Laurayfran como el escenario para un cuento! La sillita que hace juego con el baúl había sido previamente restaurada por la artista.

He aquí la materia prima utilizada por Laurayfran: madera en tableros alistonados, que compró en un gran almacén de bricolaje. El primer paso fue cortar las tablas a la medida que quería para el baúl.

Laurayfran monta con cola de carpintero las paredes del baúl en la base, reforzando las uniones en ángulo con tubillones. Es un método muy sencillo, que confiere gran solidez a la estructura.

Vemos que la base sobresale, dando más empaque al baúl. Después de montar el mueble, Laurayfran rellenó con masilla las juntas, dado que presentaban holguras. Seguidamente, nuestra amiga pintó la madera en un atractivo color wengé.

El elemento más original del baúl es la rejilla de la tapa. Para montarla, nuestra resuelta forera decidió estrenarse con la fresadora. "Puse unas maderas como apoyo con sargentos y empecé a fresar, es más fácil de lo que pensaba y me quedó bien", nos cuenta la habilidosa carpintera Laurayfran.

A pesar de la bonita rejilla, a Laurayfran el baúl le seguía pareciendo "un poco soso". De modo que hizo un sol con vinilo, lo pegó en la tapa y después pintó la superficie.
Como vemos, el vinilo es autoadhesivo y se compra en rollos. Normalmente se utiliza para recortar figuras y componer diseños decorativos en los cuartos infantiles. ¡La original idea de nuestra amiga ofrece un sinfín de posibilidades!

Al retirar el vinilo después de pintar en color wengé, queda un sol luminoso y brillante, en el tono original de la madera.

Así queda la tapa, ya con la rejilla colocada en el surco de la fresadora. En teoría hay que ahuecar el rectángulo bajo la rejilla. Pero Laurayfran decidió no hacerlo, "porque el peque la rompería enseguida, sólo quería la rejilla como adorno y así es más resistente".
Nuestra amiga pone hacia el frente el borde redondeado que traía el tablero, dando más elegancia al baúl.

Para montar la tapa del baúl, nuestra amiga Laurayfran recurre a una bisagra de piano. Son muy sólidas y fiables, ya que permiten colocar tornillos a lo largo de toda la unión.

¡Final feliz para un excelente proyecto! A la vista del magnífico resultado sólo cabe felicitar a nuestra amiga Laurayfran. Tan bien concebido como ejecutado, el baúl ha sido un éxito, y la habitación de los niños gana un elemento muy decorativo a la vez que funcional.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos