Blog de felipe Idea guardada 119 veces
La valoración media de 256 personas es: Muy buena

Cómo hacer estanterías flotantes fáciles




Lo mejor cuando no tenemos mucho espacio y queremos colocar nuestras cosas bien ordenadas, es poner una estantería de pared pero, ¿cuál es la mejor opción? Pues estas estanterías flotantes quedan genial y no se ve ninguna sujeción que quede mal con con el entorno de la habitación. Si quieres saber cómo colocarlas, solo tienes que seguir leyendo.

Herramientas y materiales que vamos a necesitar:

-Melamina
-Madera 
-MDF
Cualquiera de ellas de un grosor de 18mm
-Pegamento de contacto
-Tornillos 
-Taladro
-Nivel
-Puntero de acero
-Martillo
-Broca de cemento (15mm)
-Tornillos de 120 mm
-Puntero estrella
-Martillo

Paso a paso:




1. Si quieres aumentar el grosor de tus baldas, solo tienes que coger otra del mismo tamaño, pegar y atornillar ambas juntas.

2. En el caso de la melamina, se cubren los cantos o tapacantea y se pega con pegamento de contacto el tipo de papel que vamos a usar para esto, pero antes dejar secar 5 minutos. Después se pega con un taco y se cortan los sobrantes, e incluso lijamos para que se quede suave.



3. Con el nivel medimos dónde irán las estanterías niveladas. Después marcamos los puntos donde vayamos a taladrar. Para la balda que está hecha de MDF y como es más pesada, tendremos que hacer 4 agujeros en lugar de 3.

4. Con un puntero de acero vamos dejando pequeños agujeros en las parcas que hemos puesto a lápiz para taladrar y después, con una broca de cemento, preparamos el taladro con un tope de hasta qué punto queremos que haga el agujero. El taladro lo ponemos en modo martillo para perforar.

5. Una vez hecho eso, medimos el taladro que hemos usado para cortar madera de ese mismo tamaño, y de esas tiras o taruguitos, lijamos sus extremos para que puedan entrar en los agujeros. Se corta hasta que queda relleno a nivel de la pared y después se corta, repitiendo el proceso de lijar, meter en el agujero y cortar.

6. En estos taruguitos vamos a ir taladrando tornillos de 120 mm pero no del todo ya que les cortaremos las cabezas para que encajen luego en la estantería, que tenemos que medir para saber por donde taladrar. 



7. El siguiente paso será hacerle los agujeros a las baldas de tal forma que tengan el mismo tamaño que los tornillos de la pared y colocamos presionando con un martillo.

8. Con la repisa de MDF a la que se había puesto doble grosor, se repiten los pasos de medir y marcar por dónde irán los agujeros y taladramos.

9. De nuevo, con la estantería de melamina repetimos los pasos.

Y ya está, así de fácil conseguimos unas estanterías flotantes resistentes y sin que se vea ninguna de las sujeciones. Si te apetece ver los pasos que siguió Luis Lovon, aquí tienes el vídeo-tutorial, para que no te pierdas nada de nada. 


¿Y a ti cómo te ha quedado? Puedes enseñarnos tus creaciones en nuestra página de Facebook, donde además encontrarás muchísimas ideas más.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos