Blog de felipe Idea guardada 100 veces
La valoración media de 85 personas es: Muy buena

Cómo colocar una bisagra

Posibilidades que nos ofrecen

Las puertas y las ventanas serían impensables sin las bisagras, esos aparentemente simples artefactos de ferretería que permiten la cotidiana acción de abrir y cerrar. Según el diccionario, una bisagra es un herraje de dos piezas unidas o combinadas que, con un eje común y sujetas una a un sostén fijo y otra a la puerta o tapa, permiten el giro de éstas. 

 

puerta


Conocer las posibilidades que nos ofrece este instrumento y saber cómo se instala puede resultar muy útil para los manitas de la casa, sobre todo en ciertos accidentes domésticos, como por ejemplo, cuando una puerta se descuelga de su sitio. Descubre en este reportaje cuáles son los tipos de bisagras que tienes a tu alcance y cómo se colocan.

 

Herramientas necesarias

* El gramil.

* La escuadra.

* El formón.

* La maza.

* El destornillador.

* El punzón.

* La barrena.

* El taladro/atornillador.

* La cinta métrica.

* Las brocas.

 

Tipos de bisagra

Las denominadas 'clásicas' podemos encontrarlas fabricadas en diferentes materiales: acero, acero galvanizado, cobre, revestido de bronce, latón o aluminio. Están formadas por dos hojas agujereadas para los tornillos de fijación y unidas entre sí por un gozne de acero.

tipos de bisagra

 

Las bisagras de piano las utilizaremos para las alas de las mesas plegables, las puertas abatibles y las tapas de piano. Se caracterizan por tener la misma largada que la pieza a abatir y estar atornilladas en numerosos puntos a lo largo.

 

Las bisagras invisibles son las más apropiadas para las puertas de muebles de cocina y cuartos de baño. La parte redonda la colocaremos en un agujero del mismo tamaño y profundidad que habremos hecho en el lateral de los muebles para que no se vea. Las de clavija, por su parte, se caracterizan por no tener hoja, tienen en su lugar dos vástagos o espigas y no tienen sentido de apertura.

 

Los goznes se utilizan para las puertas y se componen de una parte macho (la que incorpora el pasador) y una hembra (la que cubre el pasador). Este tipo de bisagras tiene la ventaja de que no necesitamos ninguna herramienta para desmontar la puerta. Simplemente levantándola, desencajaremos la parte macho de la hembra.

 

Por su parte, los pernos de los quicios los utilizaremos para las puertas pesadas como las de cobertizos, garajes, puertas de madera maciza y portones. Cuanto más pesada sea la puerta más largo será el perno para evitar que se descuelgue o se deforme.

 

El sentido de apertura de una puerta nos dirá hacia donde ha de girar la bisagra: si es diestra o zurda. Para averiguarlo, miraremos si la puerta abre en el mismo sentido de las agujas del reloj, entonces será diestra; y si abre hacia el lado contrario, será zurda. La colocación de más o menos bisagras dependerá del peso de la puerta. Para las puertas ligeras se suelen utilizar de 2 a 3. Para un peso a partir de 25 kilos colocaremos bisagras con anillos de rodamientos (pueden ser con bolas o de nylon).

 

Respecto a la posición de la puerta, ésta nos debe quedar con unos márgenes de distancia respecto al marco para evitar que roce debido a los cambios atmosféricos (temperatura, humedad). Respecto al suelo, también debemos dejar una separación (3 mm.): utilizaremos una cuña para aguantar la puerta mientras tomamos las medidas.

 

En el caso de que la puerta se abra hacia el exterior y esté hecha con goznes desmontables, cualquier extraño nos la podría levantar. Para evitarlo, instalaremos unos goznes de protección, que son dos placas, uno macho y otro hembra, que se acoplan cuando la puerta está cerrada.

 

Colocación de bisagras

Las primeras que tenemos que instalar han de ser la inferior y la superior. La parte más baja del gozne inferior debe quedarnos a +/- 20 cm. del límite inferior de la puerta y la parte más alta del gozne superior a +/- 15 cm. del límite superior. Esta diferencia de 5 cm. nos permitirá realizar correcciones ópticas. La intermedia la colocaremos a una distancia media entre ambas.

colocación de bisagra

 

Una vez tenemos tomadas las alturas donde colocarlas, determinaremos el lugar donde quedará fijada la bisagra con respecto al grosor de la puerta. Nos debe quedar insertada en el canto y totalmente recta y centrada.

 

Trazados y muescas

Para el trazado sobre el marco, copiaremos el ancho exacto de la puerta sobre el marco a partir de la moldura de la puerta. Trazaremos una línea vertical que pase por medio de la anchura y colocaremos cada gozne a la altura apropiada, de manera que el centro de los agujeros de los tornillos pase por la línea trazada. Luego dibujaremos su contorno en el marco.  

para el trazado


 

Por otro lado, con el gramil calcularemos la distancia que hay entre el borde del marco y el canto de la puerta. Por deformaciones que puede sufrir la madera, le restaremos 1 mm. Trazaremos la distancia obtenida sobre la puerta para indicarnos dónde colocar el gozne. Ubicaremos éste sobre la marca y repasaremos su contorno. Una vez marcado, realizaremos el rebaje de la madera con un formón. Primero reseguiremos las marcas del contorno con el formón en posición vertical. Luego lo inclinaremos 45º para vaciar su interior.

 

Colocación definitiva

Una vez hemos rebajado la madera de la puerta en el lugar donde van las bisagras, las colocaremos para marcar con la barrena o un punzón donde van los agujeros para los tornillos. Utilizaremos tornillos para madera de cabeza avellanada.

colocación definitiva

 

rectificación y colocación definitiva


 

Con las bisagras fijadas en la puerta, colocaremos ésta contra el marco un poco levantada con unas cuñas. Cogeremos la parte macho del gozne y la ubicaremos en lugar del marco que coincida con la parte hembra. Entonces, marcaremos el lugar para los tornillos y con una barrena perforaremos el inicio de los agujeros. De momento, sólo colocaremos un tornillo, para verificar el buen funcionamiento de la puerta al abrir o cerrar.

 

Si vemos que la puerta no gira con facilidad, roza con el marco y no cierra correctamente, desatornillaremos las bisagras. Profundizaremos alguna de las entalladuras o las que sean necesarias. Una vez hemos comprobado y hecho los reajustes necesarios para que la puerta funcione bien, procederemos a atornillar completamente las bisagras para fijarlas. Para que los tornillos entren con facilidad en los agujeros, frotaremos la rosca en una pastilla de cera. Las cabezas de los tornillos no deben asomar, han de quedar a nivel de la placa de la bisagra.

 

En el caso de usar bisagras de pernos, primero tendremos que marcar el lugar donde taladrar para colocar los pernos. Lo haremos con la plantilla de taladrar que normalmente viene con la bisagra. Una vez marcados los agujeros, los realizaremos con un taladro y una broca de un diámetro ligeramente inferior al de los pernos. Atornillaremos los pernos fileteados en la madera y encajaremos las dos partes de la bisagra.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

puerta puertas arreglar puerta ...

Trucos para reparar puertas

Soluciones rápidas y sencillas

Descubre es este reportaje algunos sencillos trucos para arreglar los posibles problemas que nos surjan con las puertas: dilataciones, arañazos, bisagras que chirrían..

herramientas y materiales accesorios bisagras ...

Cómo reparar las bisagras

Reformas en nuestro hogar

Es obvio que el ajetreo diario de cada casa es la causa de muchas de las reformas que nuestro hogar necesita. Sin embargo, existen elementos más susceptibles a las reparaciones que otros. Es el caso de las puertas, que no se libran de un continuo abrir y cerrar que obliga a revisarlas cada cierto tiempo, especialmente las bisagras, el material de ferretería que hace posible su función básica. En e ...

Blog de Cerrajería cerrajeros cerrajeros valencia

Tips para pintar las bisagras

Las bisagras son accesorios a los que apenas les prestamos atención al estar tan escondidos detrás de las puertas. Es por ello por lo que ahora vamos a hablar de ellos y a dar unos tips para pintar una bisagra. A veces pintamos la puerta y dejamos de lado las bisagras, o bien porque no sabemos como arreglarlas o porque no las hemos visto, ¿Qué hacemos con bisagras? Vamos a conocer de primera mano ...

Blog de Cerrajería Bisagras de cazoleta

Bisagras de cazoleta, ¿Cuantós tipos existen?

Bisagras de cazoleta, ¿Cuantós tipos existen? Conocer todos los tipos de herramientas y accesorios que existen en el mundo de la cerrajería es muy importante para poder realizar reparaciones correctas. Es por ello por lo que vamos a conocer los tipos de bisagras de cazoleta que existen en el mercado, que no son pocos, además de que también debemos aclarar que existe una gran multitud de tipos de ...

cerraduras herramientas ideas utiles ...

Hogar, pequeñas reparaciones en las puertas

Decoracion de interiores decoracion y diseño decoracion en vinilo. Pequeñas reparaciones en el hogar. Cuando algo falla. Las puertas son manipuladas a diario. Si al desgaste propio de su utilización le suma el paso del tiempo, el resultado más habitual será algún pequeño desperfecto que usted mismo podrá reparar. Existen varias anomalías que afectan a las puertas, siendo las más usuales las que es ...