Blog de MariaPintado Idea guardada 131 veces
La valoración media de 217 personas es: Muy buena

3 cocinas reformadas, antes y después

Imagen 9


Como ya sabéis, renovar el aspecto de nuestras cocinas sin meternos en grandes reformas es posible a través de pequeños cambios y tuneos. Una renovación low cost que vemos reflejada en estos tres ejemplos que os pueden servir de ayuda para tomar nota de algunas ideas.

1 En primer lugar tenemos el espectacular cambio que experimentó la cocina de la autora del blog HomePersonalShopper. La idea principal consistió en un cambio radical en los colores, con lo que se conseguía modernizar muchísimo el estilo. Para ello se emplearon paneles de vinilo negros.

Además, cambiaron la nevera de sitio y aprovecharon el hueco para encajar un mueble. Otra posibilidad que podéis emplear y que es mucho más sencilla es colocar baldas, para lo que solo necesitaréis unos tableros recortados a medida y unas escuadras.

Aquí tenéis el antes y el después.

Imagen 4
 
Imagen 5


2 En el caso de Decor & Me, la reforma también incluyó las paredes y el suelo. De este modo, lo primero que hicieron es eliminar la cenefa, que pintaron de blanco para igualar con el fondo, y después pintaron franjas con pintura de pizarra, para crear contraste. Para ello, lo primero que hicieron fue limpiar bien los azulejos con disolvente. Después, limitaron las zonas con cinta de carrocero, dieron una mano de imprimación y, por último, aplicaron dos capas de pintura de pizarra.

Por otro lado, siguieron un proceso similar para tunear los muebles: limpiar con disolvente, aplicar imprimación y pintar con esmalte satinado para cocinas y baños. 

Por último, para el suelo emplearon planchas vinílicas. 

Imagen 0


Imagen 3


3 Por último, en la reforma de Noika_zgz el principal papel se lo llevan las paredes, ya que con el nuevo diseño adquirieron todo el protagonismo. Para ello pintó la pared principal primero con pintura blanca para azulejos y después con color gris piedra para cocinas y baños. Por su parte, la pared entre los muebles la pintó con esmalte rojo, que combinó con cuadros sueltos en rojo en la principal.

Por último, la pared de la puerta fue cubierta con un papel especial para cocinas, muy resistente a la humedad.

El resto de la reforma consistió en cambiar el suelo y pintar los muebles.

Imagen 1


Imagen 8


Imagen 2


¿Qué os parece? 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos