Vivienda Saludable Idea guardada 118 veces
La valoración media de 40 personas es: Excelente

Una zona chill-out hecha con palets

Es cierto que el verano está a punto de terminar y que parece que el día a día vuelve al interior de los hogares. Sin embargo, aún nos quedan unas semanas de buen tiempo, donde podemos disfrutar de relajados momentos en el jardín o la terraza, sobre todo en las horas centrales del día. Por eso, si se os ha pasado el verano entre vacaciones y planes y aún no habéis sacado partido a la terraza, aún estáis a tiempo. Vamos a elaborar un estupendo rincón chill-out con palets, que, además, también nos puede servir para interior, como decoración de una bodega, la buhardilla, terrazas cerradas...  



Lo primero de todo, ¿dónde conseguimos los palets? Si tenemos suerte, puede que conozcamos a algún familiar o amigo que trabaje en una empresa donde almacenen mercancías, y nos puedan proporcionar el material de forma gratuita. También cabe la posibilidad de encontrarlos por la calle, sobre todo en polígonos industriales o en grandes almacenes o supermercados. Sin embargo, puede que sea complicado encontrar el número que necesitamos y en buen estado, por lo que lo mejor será adquirirlos ya preparados, ya sea nuevos o de segunda mano, pues son realmente económicos. 

Una vez tenemos los palets en nuestras manos, debemos empezar lijando bien la madera, para evitar cualquier astilla y desperfecto que pueda dañarnos. Después, aplicaremos algún tipo de aceite que proteja a la madera de los bichos, de la humedad... para terminar aplicando barniz o aceite de teca, y conseguir así un precioso acabado natural, pero con más brillo. Por su parte, también tenemos la opción de pintarlos. 



Lo normal es que necesitemos poner dos filas de palets para conseguir altura, y para unirlos podemos usar unas pletinas o emplear cola de contacto. En el caso de los asientos, tendremos que atornillar el palet que hace de respaldo. En el caso de la mesa, entre los dos palets podemos poner tablones de madera para dar más altura y conseguir así espacio en medio donde almacenar cosas. Además, en todo el conjunto es recomendable poner unas pequeñas ruedas en las esquinas, ya que es un material muy pesado y así conseguiremos una mayor libertad de movimiento. 



Por último, tenemos que hacer los asientos más cómodos, y para ello necesitamos los cojines. Podemos comprarlos o, por el contrario, hacerlos nosotros mismos con gomaespuma y telas. Hay muchas tiendas que te venden los cojines a medida en diferentes acabados, colores y materiales... Eso sí, lo mejor es que tengan fundas que se cierren con cremalleras, pues así podremos lavarlos fácilmente. Además, podemos emplear tiras de velcro (cosiendo una parte al cojín y pegando la otra al palet) para conseguir que queden más fijados. 

Aquí podéis encontrar más ideas para vuestro hogar... 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos