comunidades

Tres tuneos de un espejo

Muchas veces, buscamos el mueble o el accesorio perfecto para nuestra casa y no nos damos cuenta de que, en ocasiones, las cosas más sencillas pueden convertirse en aquel adorno especial qué estábamos esperando, sólo necesitamos un poquito de imaginación y muchas ganas.

Hablando de cosas sencillas, me gustaría hablaros sobre un espejo que se ha convertido en uno de los grandes tuneos por excelencia, el espejo Malma de Ikea. Está muy de moda, se puede reutilizar para montones de cosas o simplemente decorar como más nos guste. Hoy os quiero proponer tres formas distintas de tunearlo, ¡espero que os gusten!   
                                                     
Imagen 0
  
Original cabecero: encontrar el cabecero perfecto para nuestra habitación a veces resulta complicado. Por eso, qué mejor idea que hacerlo nosotros mismos. Tenemos que coger una lámina finita de madera y pegar, con adhesivo de montaje los espejos uno al lado de otro. Según la decoración de nuestra habitación, podemos pintar el espejo o dejarlo tal cual está. ¡Mirad que bonito queda en blanco!   

                                        
Imagen 7


- Perchero: nuestro espejo puede servirnos también como un bonito perchero. Nada más que necesitamos alinear tres de ellos seguidos y decorarlo como más nos guste. Por último, añadimos tres pomos pequeños para poder las cosas y ya está, muy sencillo   

                                
Imagen 6


- Lámpara de pared: por último, podemos crear una bonita lámpara de pared, como ésta que podéis ver. Se coloca una pequeña escuadra, sobre ella un soporte de madera pequeño y ponemos una vela. Original, ¿verdad?

                              
Imagen 8


Como éstas ideas, hay muchísimas más. Podemos hacer casi todo lo que se nos ocurra con este espejo y lo mejor de todo es su precio, sólo cuesta 1,99. ¿Os animáis a tunearlo? 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos