comunidades

Esto es lo que puedes controlar en casa desde tu teléfono móvil

Nadie duda a estas alturas que es muy cómodo poner la calefacción a distancia desde el teléfono móvil, abrir las persianas motorizadas o encender el horno un tiempo antes de que entremos por la puerta de casa. Pero... ¿y si además te decimos que puedes detectar fugas de agua o gas para poder controlarlas lo antes posible y evitar que la situación se complique?

Como ves, ya no se trata solo de comodidad, sino también de seguridad. Como te habrás imaginado, te estamos hablando de las ventajas de robotizar tu casa para poder controlarla desde el móvil a cualquier hora y desde cualquier lugar.

¿Quieres conocer todos los beneficios de la domótica? Entonces, presta atención a las siguientes líneas. 

Tres razones de peso

Convertir tu casa en una vivienda inteligente y controlarla desde el teléfono móvil es, como decíamos, una idea en la que deberías pensar. Y es que sus ventajas son múltiples, si bien destacamos las tres siguientes:

- Comodidad. Tienes media hora para comer en casa porque llegas del trabajo y tienes que salir corriendo para recoger a tus hijos del colegio. Abres una aplicación del móvil desde la oficina y pones el horno a calentar para que cuando llegues, tengas la comida lista y calentita. Así de cómodo... y así con todo: puedes encender y apagar luces a distancia mientras estás bajo la manta en el sofá, bajar las persianas del dormitorio desde el salón o despreocuparte de regar tus plantas gracias a una hidrojardinera inteligente. La domótica es sinónimo de comodidad y ahorro de tiempo para que puedas disfrutar más y mejor de tu tiempo libre. 

- Ahorro. Sin controlas tu calefacción de manera inteligente podrás ahorrar un buen dinero en energía. Puedes aprovechar, por ejemplo, para abrir las persianas en las horas en las que los rayos de sol inciden con más fuerza. Igualmente, las puedes cerrar si hace frío. También es posible controlar la potencia de las luces para reducir su consumo, poner sensores de movimiento para que encienda y apague luces solo cuando hay alguien en la estancia, optimizar la calefacción y el aire acondicionado con un termostato domótico, o programar los electrodomésticos para que funcionen en los horarios en los que la energía es más económica. 

- Seguridad. Como decíamos al inicio, automatizar la casa nos aporta un plus de seguridad y tranquilidad. Y es que un sistema de alarmas domotizado puede avisarnos no solo de la presencia de personas extrañas en la vivienda, sino de fugas de agua, de gas o incluso de fuego. Estos imprevistos pueden quedarse en anécdotas si son detectados a tiempo, o suponer una auténtica desgracia. ¿No crees que merece la pena sopesarlo?  
 

¿Qué podemos domotizar?

Podemos robotizar prácticamente todo en una vivienda y, lo que es mejor, configurarlo para manejarlo desde un smartphone, un aparato que hoy en día nos acompaña a todas partes. Veamos algunos ejemplos. 

Electrodomésticos. No solo el horno, desde el teléfono también puedes poner en funcionamiento la lavadora, la secadora o el lavaplatos para que empiecen y terminen cuando tú desees.  

Alarmas y vídeocámaras. Tener la posibilidad de saber qué sucede en tu casa en cualquier momento a través de videocámaras aporta cierta tranquilidad, ¿verdad? También puedes programar el encendido y apagado automático de luces o de la televisión para simular la presencia de personas (esto es muy disuasorio de cara a los enemigos de lo ajeno).

Persianas, cortinas y toldos. En función de las radiaciones del sol, podemos programar las persianas, toldos y cortinas para se autorregulen.  

Bombillas inteligentes.  Aporta un gran confort a la casa el hecho de disponer de bombillas que cambian de potencia según la luz que entre del exterior.  

Cerraduras. Si tu pareja se ha dejado la llave dentro de casa y necesita entrar, no hay problema, sólo tienes que entrar en una app y pulsar un botón para que la puerta se abra de manera automática a distancia. También podrás hablar con el vídeo portero y ver qué está grabando su cámara. Comodísimo... y otro aporte en seguridad.

Grifos. Regular convenientemente el caudal también puede suponer un ahorro de agua y dinero.  

Termostatos. En este caso, se adapta la temperatura interior de la casa en función de los cambios de temperatura que se producen en el exterior de la misma. 

Riego automático. Gracias a un sensor inteligente, solo riega el césped o las plantas cuando detecta falta de humedad. 

¡Y mucho más! Como ves, la domótica aporta calidad de vida ;).  

Recuerda que podrás descubrir más trucos y consejos en nuestro próximo post de Vivienda Saludable.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos