comunidades

Ruido en el Trabajo: Riesgos, Niveles permitidos y Prevención

Ruido en el Trabajo: Riesgos, Niveles permitidos y Prevención
La exposición regular al ruido en el lugar de trabajo es una de las causas más habituales de pérdidas de audición en nuestro país y en todo el mundo, motivo por el cual los trabajadores que están expuestos habitualmente a mucho ruido si no utilizan los protectores auditivos adecuados con el tiempo tienen muchos números de acabar sordos.

Pero muchos trabajadores no conocen o no son conscientes de las consecuencias reales del ruido, de los niveles máximos permitidos en España y de las mejores formas de prevenirlo; y por eso hoy vamos a abordar toda la información que necesitas saber para mantener la salud de tu sistema auditivo durante la jornada de trabajo.

¿Qué es el ruido?

Aunque la definición de ruido no es fácil debido a que en función de la persona el concepto de ruido puede variar, consideramos ruido al conjunto de sonidos molestos, elevados y no deseados que pueden ser peligrosos para el sistema auditivo de la persona.

Muchas son las personas que están expuestas a ruido durante la jornada de trabajo, motivo por el cuál es un factor que se debe tener en cuenta y protegerse para evitar perjudicar la salud auditiva.

¿Cuáles son los riesgos derivados del ruido en el trabajo?

El principal riesgo y daño que produce el ruido constante es una sordera. Esta sordera inicialmente es temporal, pero con el tiempo se vuelve irreversible.

El segundo riesgo principal que provoca el ruido son un gran número de accidentes laborales vinculados al ruido. Esto se debe a la perturba de la comunicación, al enmascaramiento de las señales de alerta y a la desviación de la atención, entre otros.

Finalmente, debemos destacar que el ruido también perjudica la salud de las personas en otros aspectos, ya que por ejemplo puede provocar más fatiga, estrés, irritabilidad y nerviosismo; entre otros.

¿A nivel de productividad de trabajo también afecta?

Sí. Ha sido demostrado que el ruido también afecta a nivel de trabajo ya que provoca pérdidas de concentración y de productividad que perjudican tanto a las personas como a los empresarios.
Por no hablar de la pérdida de productividad que habrá si ocurre cualquier accidente.

¿Cómo sabemos si un ruido es peligroso para nuestros oídos?

La peligrosidad del ruido depende principalmente de dos factores: el nivel de ruido (decibelios) y la duración de la exposición.

¿Cuáles son los niveles de ruido permitidos en el trabajo España?

La exposición al ruido de los trabajadores está regulada por el Real Decreto 286/2006 de 10 de marzo, legislación que trata sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido.

La legislación española considera:

Los trabajadores estarán expuestos a ruido a partir de los 80 decibelios como nivel de ruido promedio. A partir de ese nivel de ruido se deben empezar a tomar medidas preventivas para garantizar la salud del sistema auditivo de los trabajadores.

Estas medidas preventivas se deberán incrementar aun más cuando el nivel promedio de ruido supere los 85 decibelios, donde el uso de equipos de protección individual será obligatorio.

Como nivel máximo permitido en España se considera un nivel de ruido promedio durante toda la jornada de 87 decibelios, nivel de ruido que no se permitirán nunca salvo escasas excepciones debidamente justificadas.

Por otro lado, cuando la exposición no dura toda la jornada de trabajo los niveles de ruido permitidos aumentarán en 3 decibelios por cada vez que el tiempo de exposición se reduzca a la mitad.

¿Tengo derechos cómo trabajador?

Por supuesto. Si hablamos de España, como trabajador la Ley de Prevención de Riesgos Laborales te da el derecho de garantizar tu salud; ya que la ley obliga al empresario a eliminar todos los riesgos laborales siempre que sea posible; y en caso que no sea posible debe evaluar los riesgos y adoptar las medidas preventivas necesarias para que el trabajo no afecte a la salud del trabajador.

¿Cómo medir si el ruido es peligroso en el puesto de trabajo?

Esto será trabajo de la evaluación de riesgos que toda empresa tiene la obligación de realizar, la cual será la responsable de analizar si los niveles de ruido del puesto de trabajo obligan a adoptar medidas preventivas y informarte de cuáles son las medidas que deberás tomar para garantizar tu salud.

¿Cómo se puede medir el ruido en el puesto de trabajo?

Existen distintas maneras de medir el nivel de ruido para poder garantizar si el puesto de trabajo es saludable para tu sistema auditivo:

Sonómetro: Una de las formas más habituales ya que es un instrumento que nos permite realizar una medición puntual y conocer el nivel de presión sonora en decibeles (dB).

Dosímetro: Instrumento muy preciso que nos permite medir el ruido al que están expuestos sus empleados mediante una medición continua durante toda la jornada de trabajo. El hecho de llevarlo el mismo usuario hace que sea ideal para mediciones en situaciones donde el trabajador se desplaza y la intensidad y duración de los ruidos varían.

Cartografía: Otro método que también se puede utilizar y que consta de una representación gráfica de los niveles sonoros en el espacio de trabajo. Es un método más complejo que permite conocer las fuentes, la intensidad y la naturaleza de todos los ruidos del entorno de trabajo.

¿Y si no dispongo de ningún aparato cómo puedo saberlo?

La forma de medirlo para analizarlo con seguridad es mediante algún aparato de los citados anteriormente.
No obstante, si no dispones de ningún aparato una manera fácil de analizarlo será valorar si tienes dificultad para hablar con un compañero de trabajo situado a un metro de distancia de usted.

Si para ello necesitas elevar la voz, probablemente el nivel de ruido será superior a lo permitido; y si esa situación es constante deberán adoptar medidas preventivas.

Ruidos habituales y su nivel de ruido en decibelios

A continuación te dejamos una imagen donde podrás ver los ruidos ocupacionales y domésticos más habituales para conocer su nivel de ruido en decibelios aproximado y saber si necesitas prevenirlo de algún método:

Ruidos habituales riesgo oídos


¿Cómo se puede prevenir el ruido?

Cómo seguramente ya sabrás hay distintas maneras de prevenir el ruido, las cuales vamos a indicar a continuación. Principalmente podemos clasificar la prevención del ruido en dos tipos:

Reducción del ruido donde se origina: Eliminar el ruido en su origen será la primera medida a considerar ya que es la opción preferible. Algunas de las vías utilizadas son:

Encerramiento del equipo ruidoso en el interior de una cabina diseñada específicamente para impedir que el ruido salga al exterior

Recubrir techos y paredes con materiales absorbentes

Uso de protectores auditivos individuales: Será la solución alternativa cuando la reducción en origen no es posible o viable.

Los protectores más habituales son los tapones antiruido y los cascos anti ruido.

Destacar que en este caso es muy importante la concienciación de los empleados, ya que un equipo de protección individual solo es eficaz cuando se usa.

Conclusión sobre el ruido en el trabajo

Aunque para muchas personas a veces parece una tontería, prevenir los riesgos frente a ruidos en el trabajo será muy importante para garantizar la salud del sistema auditivo y evitar problemas futuros de sordera y de otros problemas de salud que provoca el ruido en el trabajo.

¿Trabajas en un sitio de riesgo? ¿Utilizas protectores auditivos? Comenta tu experiencia en los comentarios...

Fuente: este post proviene de Herramientas profesionales ComercTurro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos