Jimatic Puertas Automáticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Por qué no funciona la puerta de mi garaje?




Si llega a casa, pulsas el mando de la puerta de tu garaje y la puerta no se abre o no se cierra, esto puede ser extremadamente frustrante. Tu primer instinto puede ser llamar al profesional de la reparación de puertas de garaje, y es posible que tengas que hacerlo. Pero antes de hacer esa llamada, te dejamos algunas cosas que puedes probar:
 
Comprueba los sensores
Todas las puertas de garaje instaladas en los últimos 30 años suelen estar provistas de sensores de seguridad fotoeléctricos. Esto es lo que evita que la puerta se cierre contigo dentro o tu coche debajo de ella, causando un daño a las personas o bienes. La forma en que funciona es con dos ojos de foto, uno a cada lado de la puerta, que transmiten un rayo de luz a través de la parte inferior. Si algo como tu pie interrumpe esa conexión, la puerta no se cerrará. Si tu puerta no se está cerrando, puede ser que uno de esos sensores esté bloqueado, por tener mucho polvo no esté alineado con el otro.
 
Comprueba las pilas del mando a distancia de tu Garaje
Esto puede parecer obvio, pero muchos propietarios de garajes se han asombrado  después de horas de comiéndose la cabeza o de una visita del técnico cuando se dieron cuenta de que nunca  habían comprobado si la puerta o el mando a distancia no estaban funcionando. Si puede abrir o cerrar la puerta con el teclado de la pared o con una aplicación habilitada para smartphones, pruebe a cambiar las pilas del mando a distancia y compruebe si funciona después de eso.
 
 Mira si el Interruptor desconectador está activado
Si no puede abrir la puerta a distancia y ha cambiado las pilas, compruebe si puede abrir la puerta a mano. Si puede, es posible que haya disparado el interruptor de desconexión, que generalmente está conectado a una cuerda o cable que cuelga de la parte superior de su garaje. Está ahí en caso de que se corte la electricidad y sea necesario abrir la puerta manualmente, pero es posible que se dispare por accidente. Si lo hiciste, sólo tienes que volver a colocarlo.
 



 
Determina si los resortes de torsión están rotos o si la puerta está fuera de vía
Si has probado estas otras posibilidades y la puerta sigue sin abrirse o cerrarse correctamente, es posible que tengas un problema que requiera intervención profesional. Algunos problemas comunes que puedes encontrar de esta naturaleza son un resorte roto o una puerta cuyos rodillos se han salido de la pista. Tanto estos problemas como otros como ellos son peligrosos de reparar a tí mismo, por lo que siempre debes llamar a un profesional para que te ayude.
 
En Andalucía, ese profesional debe venir de Jimatic Puertas Automáticas que disponen de muchos años de experiencia tratando con este tipo de problemas y pueden tener su puerta arreglada en menos de lo que esperas. Llámalos si necesitas un servicio de reparación o mantenimiento de puertas de garaje de calidad hoy mismo.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos