Blog de chocoleta Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Mala

Pon a punto tu bici

Aprende a solucionar las averías más frecuentes

El aficionado a la bici debe tener unos conocimientos solventes de mecánica, y recurrir a los talleres sólo cuando es imprescindible. De esa manera, además de obtener un importante ahorro, será capaz de resolver por sí mismo y sobre la marcha percances que en otro caso chafarán la anhelada excursión, y a menudo todo el fin de semana.

 

Los problemas típicos son el pinchazo, la rotura de la cadena y el descentrado de la llanta. Todos pueden resolverse sin necesidad de taller y en pocos minutos, llevando sólo algunas herramientas, y una cámara de repuesto por si el pinchazo deviene en reventón. Acompáñanos a conocer en detalle la mecánica de las bicicletas.

Las tiendas especializadas venden maletines de herramientas para bicis muy bien surtidos, con todo lo necesario para efectuar ajustes y reglajes, así como para solucionar averías. Cuando salgamos de excursión, llevaremos las herramientas más imprescindibles en la mochila, igual que llevamos en el maletero del coche todo lo necesario para cambiar una rueda.

Si la bici es nuestra gran afición, seguramente le destinaremos un rincón especial del taller. El que vemos en la imagen corresponde a una tienda especializada, que ofrece mantenimiento y reparaciones, además de vender bicicletas y accesorios de la mejor calidad. Los operarios de taller en estos comercios suelen realizar un curso de mecánica muy completo, impartido por las marcas de bicis que distribuyen.

En esta concurrida imagen apreciamos la diversidad de quehaceres asociados a las bicicletas, sin entrar en averías: reglaje de sillines, ajuste de frenos, montaje de sillas infantiles y cestas, amortiguadores, limpieza de engranajes, tensión de la cadena… Un pequeño cambio respecto a las medidas apropiadas puede ocasionar molestias e incluso una lesión, por ello el reglaje de los diversos accionamientos es la primera tarea que el bricolega debe conocer en su bici.

Este accesorio telescópico es un fenomenal invento con el que podemos llevar de remolque al benjamín del grupo. Es una gran ayuda durante el aprendizaje, y también para los momentos fatigosos de la excursión. El pequeño ciclista puede colaborar pedaleando, o sencillamente dejarse llevar cómodamente. Robusta y ligera, la conexión se lleva plegada, afianzada en el chasis, y se instala en dos minutos.

Pasemos a los arreglos. Los expertos aconsejan un elemento muy práctico: los guantes. No por la protección mecánica, sino para mantener la piel a salvo de la grasa, inevitable cuando hacemos cualquier faena en una bicicleta. Los guantes específicos son de un material absorbente, y permiten la sensibilidad suficiente en los dedos para los ajustes y reparaciones.

Veamos la reparación de una rotura en la cadena. Este incidente parece desolador, sobre todo cuando nos ocurre lejos de casa. Pero es mucho mayor el ruido que las nueces, y el arreglo resulta bien sencillo: en realidad no se ha partido la cadena, sino un eslabón. Con ayuda del resolutivo tronchacadenas, llamado familiarmente ‘troncha’, lo cambiaremos por un eslabón nuevo, reanudando la marcha tranquilamente. Sin apenas esfuerzo, el giro de la manivela hace avanzar un pivote que presiona el remache del eslabón, hasta sacarlo.

Sólo queda sustituir el eslabón partido por uno nuevo. Los expertos aconsejan poner cadena nueva cuando se han cambiado cinco o seis eslabones.

Dado que sólo necesitaremos eslabones de repuesto para solucionar las roturas de la cadena, un truco habitual de los ciclistas es llevar siempre un segmento de cadena en el llavero.

Los amortiguadores son un elemento muy importante en las bicicletas modernas, especialmente las diseñadas para trayectos de montaña. Debemos conocer bien los que lleva nuestra bici, sean de aceite, de aire o de muelle, para ajustarlos según convenga al perfil del trazado.

Otra posible avería es el descentrado de la llanta, sobre todo en rutas de montaña con saltos y desniveles. Ajustaremos fácilmente los radios afectados, devolviendo a la llanta su geometría, con la pequeña y valiosa herramienta denominada ‘galleta’. Aparece siempre en los maletines de herramientas para bici, como se aprecia en la foto inicial.

Hoy día se organizan cursos de mecánica de bicicleta que en pocas horas enseñan a resolver las averías principales, sin olvidar el importante capítulo de limpieza y mantenimiento, para que nuestra bici nos sirva lealmente durante muchos años. Y un aprendizaje también excelente será unirte a un grupo que salga a rodar los fines de semana, gozando del ejercicio al aire libre en compañía de otros aficionados.



Agradecimientos: Carlos Amarillo, de www.biciactiva.es

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

herramientas y materiales arreglar bicicletas herramientas para bicis

Kit de herramientas Bosch para la bici

¡Buenas noticias para los amantes de las bicis, que cada día somos más! Bosch lanza Ixo Bike, un kit de herramientas diseñado para los ajustes y reparaciones en la bicicleta. Si visitamos una ciudad europea de Alemania, de Inglaterra, de Austria, de tantos países, notaremos al momento que la bicicleta es sobre todo un eficaz medio de transporte. Sus efectos beneficiosos en la salud vienen acom ...

bañera limpieza manchas ...

Quitar las manchas de la bañera

Una solución para cada tipo

No creas que porque tu bañera recibe agua y jabón todos los días se limpia como tú. Por el contrario, se cubre de manchas. Aprende cómo tratar cada tipo de suciedad de acuerdo al material de tu bañera. Para ello, sólo tienes que seguir estos consejos. Una solución para cada tipo de mancha Los expertos de las compañías de desinfectantes para baño recomiendan: * Usa bicarbonato para q ...

otras tareas cianocrilato bobina ...

Un día de aeromodelismo

Equipamiento para cuidados y arreglos en el campo de vuelo

Los aviones teledirigidos entran en la categoría llamada deporte-ciencia, y representan para muchos aficionados la cima en el apasionante universo de las maquetas. Las enormes exigencias que soporta un avión en vuelo requieren planos de toda garantía, materiales muy escogidos, y una construcción extremadamente minuciosa. Una vez en el campo, los aeromodelistas despliegan su habilidad de bricol ...